www.economiadehoy.es

A pesar de la mejoría, el 80% de las administraciones públicas en España sigue incumpliendo la Ley de Morosidad

A pesar de la mejoría, el 80% de las administraciones públicas en España sigue incumpliendo la Ley de Morosidad
Ampliar
Cumpliendo la Ley de Morosidad, o prácticamente, se sitúan en 2016 las comunidades de País Vasco (30 días de media) y Navarra (31 días de media). Murcia (99 días de media), Comunidad Valenciana (95 días) y Baleares (84 días), las comunidades que más tardan en pagar. Sólo Canarias y Murcia, han elevado sus tiempos de demora.
La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA ha realizado un nuevo informe sobre los plazos de morosidad de las administraciones públicas con los autónomos. La conclusión es que todas incumplen la Ley de Morosidad, tanto la local, como la autonómica y la estatal, a pesar de la leve mejoría en los plazos. De hecho, el 80% de las administraciones públicas en España sigue incumpliendo la Ley de Morosidad.

Los plazos medios de pago con los autónomos de las administraciones públicas en 2016 son de 72 días. La administración central con 43 días de media es la que paga en un plazo menor, pero sin cumplir lo que establece la ley (30 días). También hay que tener en cuenta que es a la administración que menos servicios prestan los autónomos. Las administraciones locales pagan de media sus facturas a los autónomos en 80 días y las autonómicas en 64 días.

Para la realización de este informe la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, utiliza para el cálculo del periodo medio de pago la fecha de emisión de facturas o entrega de mercadería hasta su pago efectivo, metodología diferente a la utilizada por el ministerio de Hacienda y AA.PP. que utiliza desde la convalidación de la factura por parte de la administración competente hasta el pago efectivo. Esto da un margen de entre 28 y 32 días que es lo que se tarda de convalidar las facturas por parte de las Administraciones.

Si comparamos los plazos de pago con el tiempo que tenían que esperar los autónomos en 2015 de media vemos una ligera mejoría. De media, las administraciones públicas pagan a los autónomos en 72 días (aquí no tenemos en cuenta a la Administración Central por el reducido número de autónomos que trabajan directamente con ella). Supone 11 menos que el año pasado.

Son las administraciones locales las que peor pagan a sus proveedores y son las únicas que han ampliado los plazos medios, concretamente en 13 días (+19,4%), pasando de 67 días de media en 2015 a 80 en 2016. Tanto la media de la administración central como las autonómicas se ha reducido, fruto del esfuerzo de algunas de las administraciones por cumplir con sus compromisos de pago y con la Ley. En el caso de la administración central lo hace en un único día, de 44 a 43 días de demora. En el de las autonómicas en 34 días. Esta reducción de más de un mes no consigue reducir lo suficiente la media de retraso en pagas las facturas de las administraciones autonómicas que de media tardan en pagar algo más de dos meses.

Las comunidades tardan en pagar, de media, 2 meses.

La media de tiempo de espera para cobrar sus facturas de los autónomos que trabajan con las administraciones regionales en de 64 días, más de dos meses. Sin dejar de tener en cuenta que hablamos de los periodos medios de pago en 2016, la administración autonómica que más tarda en pagar es las de la Región de Murcia (99 días de media), un mes más que la media española, seguida de la de Comunidad Valenciana (95 días de media) y Baleares (84 días de media). Podemos decir que cumpliendo la Ley de Morosidad se sitúan a la administración regional de País Vasco (30 días de media) y la foral de Navarra (31 días de media). Es de destacar que ambas comunidades además han reducido en el último año 19 y 20 días respectivamente la espera para cobrar las facturas por un trabajo realizado, una reducción de más del 38%.

Sin embargo, es la administración regional de Extremadura (-75 días de media, pasando de 132 días en 2015 a 57 en 2016), la que mayor esfuerzo ha realizado a la hora de reducir sus plazos de pago, bajando el tiempo de espera a la mitad (-56,8%). Andalucía es la segunda región española cuya administración autonómica ha reducido más la espera hasta los 47 días, 17 por debajo de la media nacional, y 50 días menos que la espera de 2015 (-51,5%). Aragón, ha reducido en 58 días el periodo medio de pago (-46%), pero sigue estando por encima de la media nacional y claramente fuera de los plazos que marca la Ley.

Sólo las comunidades de Canarias y Murcia, han elevado sus tiempos de demora. La administración regional en las Islas Canarias ha incrementado en 5 días la espera de los autónomos en cobrar sus facturas, aunque el total de tiempo de espera, de unos 66 días de media, está al nivel de los plazos medios en el resto del país (63 días). Murcia ha incrementado sólo tres días sus tiempos de demora, pero como decimos, suficiente para pasar a ser las administraciones que más tarde pagan a sus proveedores.

De las diputaciones provinciales, la de Huesca y Pontevedra son las que antes pagan a sus proveedores (19 días), la de Lugo la que más tarda (74 días)

El informe sobre la Morosidad pública de ATA se fija también en los tiempos de demora de las diputaciones con los autónomos. En 2016, en Aragón, la diputación de Huesca, junto con la de Pontevedra en Galicia, fueron las dos que menos tiempo hacen esperar a sus proveedores, cumpliendo la Ley de Morosidad con holgura al pagar en menos de tres semanas (19 días de media).

Si nos quedamos en Aragón, las otras dos diputaciones provinciales rozan el cumplimiento de la Ley, pagando en 32 días de media la de Teruel y en 36 la de Zaragoza. Sin embargo en Galicia, y a pesar del buen comportamiento de la diputación de Pontevedra que ya hemos señalado, la de Lugo es la diputación que más tarda en pagar de todas las diputaciones españolas, con una media de 74 días de demora. El resto de diputaciones gallegas mantienen este comportamiento dispar: la de A Coruña paga en 26 días de media, cumpliendo la Ley que marca 30 días, y la de Ourense no pagando a 51 días de media.

Por su parte cumplen con la Ley de Morosidad las diputaciones de: Córdoba (20 días de media) en Andalucía; el cabildo insular de la Gomera (25 días de media) en Canarias, las diputaciones de Palencia (21 días), Zamora (22 días), Valladolid y Segovia (24 días de media), y León (27 días) en Castilla y León; Cuenca (27 días de media) y Ciudad Real (30 días de media) en C-LM; la diputación de Barcelona (29 días de media) en Cataluña; y en País Vasco las diputaciones forales de Bizkaia (29 días de media) y Gipuzkoa (23 días).

La segunda diputación con un periodo de espera más largo es la de Ibiza con una media de 72 días, mes y medio más tarde de lo que marca la Ley.

Alcorcón (449 días) el municipio más moroso de España. Fuengirola, el mejor pagador (12 días).

Queremos destacar aquellas localidades que mejor y peor pagan a sus proveedores. De media, la morosidad pública en Alcorcón asciende a los 449 días, es decir, que un autónomo que realiza un trabajo para su ayuntamiento no cobra, de media, hasta casi quince meses después de presentar la factura. 404 días de media esperan los proveedores en Algeciras, y casi un año en Gandía (345 días) y Parla (342 días).

No sólo cumplen la Ley de Morosidad sino que pagan antes de un mes a sus proveedores las administraciones locales de Fuengirola (12 días), Segovia (15 días de media), Albacete (18 días), L’Hospitalet de Llobregat y Vigo (21 días) o Málaga (24 días de media).

Los autónomos cumplen con la Ley de Morosidad y pagan antes de dos meses

La morosidad entre empresas privadas (B2B), de media, se establece en 74 días. Las empresas afincadas en la comunidad foral de Navarra son las que antes pagan a sus proveedores con 65 días de demora (menos de una semana más tarde de lo que establece la Ley de Morosidad). 66 días tardan en pagar las empresas de País Vasco a otras empresas; 68 las de Galicia, Cantabria e Islas Baleares.

Las empresas privadas de Extremadura son las que más tiempo medio de pago tienen con otras empresas, retrasando los pagos hasta los tres meses (82 días) y las Canarias hasta los 80 días.

Los autónomos cumplen con la Ley de Morosidad y pagan antes de dos meses

La morosidad entre empresas privadas (B2B), de media, se establece en 74 días. Las empresas afincadas en la comunidad foral de Navarra son las que antes pagan a sus proveedores con 65 días de demora (menos de una semana más tarde de lo que establece la Ley de Morosidad). 66 días tardan en pagar las empresas de País Vasco a otras empresas; 68 las de Galicia, Cantabria e Islas Baleares.

Las empresas privadas de Extremadura son las que más tiempo medio de pago tienen con otras empresas, retrasando los pagos hasta los tres meses (82 días) y las Canarias hasta los 80 días.

Si tenemos en cuenta el tamaño de la empresa podemos afirmar que son los autónomos sin trabajadores y aquellas pequeñas empresas (que tienen hasta 9 trabajadores o de 9 a 50 trabajadores) las que cumplen con un amplio margen con los plazos de pago que establece la Ley de Morosidad.

Los autónomos en 2016 han pagado sus deudas con otros autónomos en una media de 43 días de plazo, cumpliendo ampliamente lo que dictamina la Ley de Morosidad (60 días). Las empresas de menos de 9 trabajadores pagan sus facturas en 47 días, conscientes del daño que produce la Morosidad en el resto de pequeñas empresas y autónomos. Por primera vez desde que ATA realiza estos informes, las empresas de entre 9 y 50 trabajadores también pagan en tiempo y forma sus facturas con otras pequeñas empresas o autónomos, de media en 54 días.

De 50 a 250 empleados tienen las empresas que de media tardan unos 68 días en pagar las facturas a otras empresas.

Las empresas de entre 250 y 1.000 trabajadores y las de más de 1.000, no satisfacen sus deudas con sus proveedores hasta los cuatro meses (114 días de media de espera y 119, respectivamente).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.