www.economiadehoy.es
Alta tecnología idiomática, lo último en servicios de traducción
Ampliar

Alta tecnología idiomática, lo último en servicios de traducción

domingo 29 de abril de 2018, 12:05h
Un estudio publicado por Crédito y Caución en enero de este año sobre el sector de la traducción en España dice que “el 86% del sector está compuesto por microempresas (facturación media de 274.000 €) y un 11% adicional por pequeñas empresas (facturación media de 1,4 millones). Apenas un 3% ha alcanzado la dimensión de mediana empresa (5,1 millones) y el porcentaje de gran empresa ronda el 1%. Vamos a presentar a continuación un caso de éxito en este mercado, marcado por la adopción de las nuevas tecnologías.

AADIMATIQ es una empresa española de servicios de traducción, traducción jurada, interpretación, redacción de contenidos y edición, auditoría lingüística y transcripción, entre otros. Con 35 años de experiencia, está formada por 85 profesionales certificados entre los que se encuentran traductores, revisores, intérpretes, redactores y editores. Además cuenta con una red de 2.500 profesionales repartidos por el mundo, lo que les permite acometer prácticamente cualquier trabajo de traducción. En España, AADIMATIQ tiene oficinas en Madrid y Barcelona y está presente en París, Londres, Bruselas, Berlín y Nueva York.

Para convertirse en una agencia de traducción puntera, AADIMATIQ hace un uso intensivo de las nuevas tecnologías, que, actualmente, es el único camino para triunfar en un sector donde los clientes demandan mucha calidad y rapidez en la ejecución de sus encargos. Los clientes tienen a su disposición una plataforma en la que depositar sus pedidos, ver el estado de la ejecución y recibir los trabajos terminados según sus requerimientos y en los plazos establecidos

De todas formas, por mucho que haya avanzado la tecnología en este sector, la traducción no ha podido desprenderse, y seguramente nunca lo hará, de la importantísima intervención humana. Cualquiera que haya intentado, simplemente, leer una página web escrita en otro idioma, usando un traductor automático, lo ha podido comprobar. Por eso la cantidad de personas que forman el equipo de esta empresa ya que no es lo mismo traducir un libro técnico que una novela, ni lo mismo una hoja de descripción de producto que un contrato internacional. Se necesita un equipo formado por especialistas en diversas ramas que, además del conocimiento perfecto de los idiomas, posean conocimientos de alto nivel en muy variadas especialidades.

La confidencialidad, la clave de la confianza de los clientes

AADIMATIQ realiza traducciones juradas en todos los idiomas habilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio y por la Dirección General de Política Lingüística de la Generalitat de Cataluña.

La documentación mercantil, notarial o judicial; las citaciones y demandas; la referente a patentes y marcas o a la legalización de contratos, y la gran mayoría de los documentos personales o empresariales importantes en general, contienen información sensible. Antes de acometer un trabajo de estas características los clientes firman con la empresas un pacto de confidencialidad que garantiza la seguridad de todo el proceso de traducción y de que toda la información manejada está protegida.

La confidencialidad también puede ser muy importante en los servicios de interpretación, cuando estos se prestan en reuniones de alto nivel entre ejecutivos de distintas grandes empresas -y en las que no todos manejan bien el inglés- donde también se suelen tratar asuntos delicados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.