www.economiadehoy.es

Encontrar trabajo, o trabajadores, rápidamente gracias a las nuevas tecnologías

Encontrar trabajo, o trabajadores, rápidamente gracias a las nuevas tecnologías
lunes 18 de junio de 2018, 10:46h
Los portales de trabajo que saben aprovechar las ventajas de la transformación digital están revolucionando la manera en que las empresas seleccionan y contratan trabajadores.

Si bien es cierto que encontrar un trabajo no es una tarea fácil, no lo es menos que las empresas también encuentran bastantes dificultades a la hora de conseguir cubrir sus puestos de trabajo vacantes. Ahora que parece que la crisis va quedando atrás y la actividad económica se reactiva, tanto las empresas que necesitan nuevos empleados como las personas en búsqueda de trabajo pueden encontrarse en un portal de trabajo, en el que coincidir para ver ofertas y demandas. Esto está significando una verdadera revolución.

Un portal de empleo de este tipo viene a solucionar uno de los principales problemas de nuestro mercado laboral: la proverbial ineficacia de la Administración. Pretender encontrar trabajadores utilizando los servicios públicos de empleo, simplemente, no es eficaz, por el tiempo que se pierde en cuestiones meramente burocráticas. Pretender encontrar trabajo usando estos servicios es igualmente lento e ineficaz.

No es lo mismo necesitar un trabajo de forma urgente que querer cambiar de trabajo para mejorar las condiciones laborales actuales. Tampoco es lo mismo para una empresa necesitar cubrir de forma urgente puestos intermedios que poder tomarse un tiempo en buscar a un nuevo directivo. A muchísimas empresas les surgen circunstancias que hacen imprescindible la contratación urgente de personal -bajas de trabajadores, picos de producción, aperturas de nuevos locales, etc.- y muchas personas necesitan conseguir un empleo con urgencia, ya mismo. Si los dos, empresas y desempleados coinciden en la misma plataforma tecnológica, y en cuestión de minutos pueden ponerse en contacto, es bastante probable que ambos encuentren la solución a sus respectivos problemas.

Por ejemplo, una empresa puede acceder a una plataforma de este tipo y poner un anuncio indicando se necesita administrativa. Y esperar a recibir contestaciones de los demandantes de empleo inscritos en la plataforma. Al poner esa oferta de trabajo a la vista de miles de personas en Internet con acceso desde el ordenador o desde el teléfono móvil, se ha prescindido de todo el papeleo y de la burocracia. La empresa puede ver los distintos perfiles personales y profesionales de los solicitantes de empleo y ponerse en contacto con ellos de forma inmediata.

Este tipo de plataformas de empleo son cada vez más usadas por todo tipo de empresas, desde muy pequeñas hasta multinacionales, incluyendo empresas de trabajo temporal y agencias de recursos humanos, ya que acortan enormemente los plazos de contratación. Por medios convencionales una empresa tarda de media 35 días en cubrir una vacante. Utilizando estos nuevos servicios, que hacen un uso inteligente de la transformación digital para solucionar problemas de la gente -y el paro es uno de los más graves-, el plazo se reduce a menos de 24 horas en el 70% de los casos.

Para aquellos que buscan trabajo las ventajas también son evidentes. Pueden subir a la plataforma sus datos, explicar cuáles son sus habilidades profesionales, hablar sobre sus capacidades, experiencia, formación y sobre qué creen que pueden aportar en su deseado nuevo puesto de trabajo. Y así pueden llegar a tener un primer contacto por chat con la empresa, momento en que podrán ampliar toda la información necesaria para convencer al empleador de que son el candidato ideal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.