www.economiadehoy.es

Estrategias de inversión en el sector inmobiliario

Estrategias de inversión en el sector inmobiliario
Ampliar
domingo 01 de julio de 2018, 00:16h
A pesar de lo dura que ha sido -y sigue siendo para algunos- la crisis, hay mucha gente que ha sido capaz de capearla con bastante soltura. Seguramente aquellos más prudentes o los que nunca pidieron una hipoteca para comprarse una segunda vivienda, amueblarla y, además, cambiar de coche han podido salir de ella relativamente bien.

Aunque la mejora de la situación económica es evidente, ésta todavía no llega a todo el mundo. Pero la tan temida desaparición de la clase media no ha tenido lugar. Para muchos ha llegado ya la hora de plantearse su modelo de inversión. Dejar los ahorros en el banco no nos va a dar rentabilidad alguna. Quizá intentarlo con la bolsa sea incompatible con nuestro perfil de riesgo. Pero hay un camino intermedio entre perder dinero seguro, ya que la inflación es mayor de lo que nos da el banco o, a lo mejor, ganar dinero, pero perdiendo la tranquilidad que nos proporciona saber que nuestro dinero está invertido con seguridad.

Para iniciarse en el mundo de las inversiones inmobiliarias no hace falta ser rico, ni tan siquiera millonario. Para realizar una buena inversión ahora en España en inmuebles lo mejor no es tener prisa. De acuerdo, ya hemos decidido invertir en este mercado, pero tampoco hay que comprar lo primero que veamos. Si acudimos a agencias especializadas en el asesoramiento y la gestión de activos residenciales para inversores, podremos obtener consejos muy importantes sobre cómo plantear nuestras estrategias de inversión. Hay, lógicamente, muchos datos que los profesionales conocen mejor que un inversor novato.

Aspectos a tener en cuenta antes de invertir

Lo primero a considerar es la ubicación. Los expertos aconsejan invertir en zonas modernas, con buenos servicios de transporte, bien comunicadas y con comercios, jardines o parques y colegios. Las zonas cercanas a las universidades también suelen ser una buena opción, ya que aunque es posible que no tengamos la vivienda en la que hemos invertido alquilada nada más que nueve meses al año -lo que dura un curso académico- la renta mensual puede ser algo más alta de lo habitual.

Pero debemos descartar invertir en aquellas zonas exclusivas, ya casi al límite razonable de su posible revalorización. Solo en algunas zonas muy concretas de Madrid o Barcelona se están alcanzando precios de venta de inmuebles similares a los previos a la crisis. Si invertimos en una zona buena que personalmente conozcamos, incluso en el mismo barrio en el que vivimos, siempre podremos resolver los inconvenientes que surjan con el alquiler por nosotros mismos. Pero recuerde que la seguridad de la inversión será mayor contando con la asesoría de un agente inmobiliario que intervenga para solucionar cualquier problema que pudiera surgir con el inquilino. Afortunadamente, ahora existen agencias que aseguran el cobro del alquiler mensual, aunque el inquilino pase por alguna dificultad económica, lo que permite aumentar la seguridad de nuestra inversión.

Hasta ahora, sólo nos hemos referido a inversiones inmobiliarias para alquilar. Hay más posibilidades. Como, por ejemplo, comprar, reformar y vender ganando algo. Esto suena muy bien, es posible hacerlo pero hay que saber cómo. El precio de compra deberá de ser lo suficientemente bajo como para poder realizar una buena reforma, siempre asequible, para poder obtener posteriormente una buena rentabilidad de la vivienda. De nada sirve invertir una gran suma de dinero en una vivienda que luego no dará sus frutos. De nuevo, contar con asesores profesionales es imprescindible.

No nos queda espacio para comentar otras opciones de inversiones inmobiliarias muy interesantes, como las naves industriales, los locales o las plazas de garaje. Pero antes de terminar, sí queremos hacer una recomendación. Todos los consumidores, sea cual sea su poder adquisitivo, están ahora mucho más informados y son más exigentes que hace solo unos pocos años. Si usted quiere invertir en un inmueble para, posteriormente, alquilarlo o venderlo, piense antes si usted mismo lo alquilaría o lo compararía en las condiciones en que lo está ofreciendo. Si la respuesta es positiva, adelante. Si es negativa, algo está mal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.