www.economiadehoy.es

La imagen corporativa y las cartas personalizadas

La imagen corporativa y las cartas personalizadas
Ampliar
lunes 09 de julio de 2018, 11:12h
Hasta el negocio más pequeño debe fijar en la mente de sus clientes, actuales o potenciales, su marca. La imagen corporativa debe transmitir los valores y las virtudes que la marca quiere destacar.

La inmediatez y el ahorro de costes que, indudablemente, están aportando las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación hacen que dar a conocer, de forma masiva, un nuevo producto o servicio se pueda conseguir en muy poco tiempo. Además, los resultados de la campaña se pueden medir muy rápido y podremos saber en muy poco tiempo si la misma ha sido rentable o no.

Pero no todas las comunicaciones de una empresa con sus clientes obedecen a un simple afán publicitario. Hay ocasiones especiales en que se desea poner en conocimiento del público algo especial, como la apertura de una nueva sede o la celebración de un aniversario, por ejemplo.

El correo electrónico, muy barato, rápido y eficaz, nunca podrá igualar a la sensación que sentimos cuando nos entregan en mano o nos envían por correo postal un sobre llamativo, de esos que abrimos antes que el resto de las cartas recibidas. Cada vez se extiende más el uso de sobres de color, ya que consiguen crear esa sensación de que en su interior encontraremos algo diferente, quizá novedoso o atractivo.

El uso de este tipo de sobre siempre ha sido bastante habitual entre los particulares, para enviar en su interior invitaciones de boda o bautizo o para anunciar otros eventos importantes. Ahora las empresas han descubierto su utilidad cuando de lo que se trata es de resaltar sobre los demás. Y no solo enviándolos por correo. Por ejemplo, entregar un CD en una feria dentro de un sobre con un color apropiado, será mucho más llamativo que hacerlo en el típico sobrecito blanco.

Buscando en Internet hasta dónde llega la variedad de sobres de colores a nuestra disposición, en Sobres.es hemos encontrado mucha más de la que esperábamos. En cuanto a colores disponemos de casi 20, rojos, amarillos, marrones, negros, oro, púrpura, etc. Incluso sobres transparentes.

Estos sobres también se fabrican en distintos tipos de papel, desde el normal de toda la vida, pasando por el papel reciclado, muy usado por aquellos que quieren destacar su conciencia ecológica; el papel translúcido, que deja entrever el contenido interior; el papel kraft, fabricado con pulpa de madera y que es más rígido que los anteriores; y los de cartón, sin duda los más resistentes.

Al igual que los sobres blancos, los de colores también están disponibles con distintos tipos de cierre, en diversos tamaños y con o sin ventanilla. Muchas empresas realizan los envíos postales con sus colores corporativos o con los de su campaña de publicidad y, en ese caso, necesitan modelos con ventanilla que agilizan el proceso de envío.

Las compañías cada vez son más conscientes de las ventajas que tiene contar con un buen enfoque de las relaciones con sus clientes, centrado en humanizar el marketing, para lograr que éstos sientan la marca como algo propio. Integrar, en nuestras campañas, el uso de sobres de colores bien diseñados e impresos adecuadamente ayudará, en muchas ocasiones, a lograr ese efecto de pertenencia. Incluso, muchos receptores los conservarán para darles algún uso posterior.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.