www.economiadehoy.es

Aluminio, elemento clave para cambiar el modelo lineal en la producción de residuos

Aluminio, elemento clave para cambiar el modelo lineal en la producción de residuos
Ampliar
martes 15 de enero de 2019, 10:33h
Grupo Almansa resalta que el 75% del aluminio producido se encuentra en uso. id:40683
El aluminio es un material ideal para un futuro respetuoso con el medio ambiente. Los productos de este metal proporcionan un claro beneficio para la sociedad, así como para la reducción de emisiones. Desde el transporte, la construcción hasta el envasado de alimentos y medicamentos o la fabricación de muebles, el aluminio desempeña un papel fundamental tanto en aplicaciones de corta como de larga duración.

“Es por ello que, como un metal infinitamente reciclable, el aluminio es un elemento básico para cambiar de un modelo lineal en la producción de residuos a un modelo circular en el que todo, al final de su vida útil, se convierte en otra cosa”, explica Juan Almansa, director general de Grupo Almansa.

Tres cuartas partes de las mil millones de toneladas de aluminio que se han producido hasta ahora se encuentran en uso productivo, según el Instituto Internacional del Aluminio. Una historia positiva de reciclaje que muestra la demanda de productos ligeros, fuertes, conductores y protectores, y la durabilidad de muchas de las aplicaciones de aluminio.

Gran parte del aluminio en aplicaciones de larga duración aún no ha llegado al final de su primera vida, y aun así cuando finalice seguirán estando disponible para su futuro reciclaje. Lo que convierte a este metal en un producto de larga duración, es decir, aquellos que tienden a tener altas tasas de reciclaje, más del 90%”, señalan desde la carpintería especializada en la elaboración de elementos de aluminio.

El aluminio es el metal más común en la tierra y se extrae del mineral de bauxita, por lo que no será rápidamente escaso en comparación con otros materiales. Si bien es cierto que, la producción primaria de aluminio es un proceso que consume mucha energía: el 3,5% del consumo mundial de energía se utiliza en este tipo de producción. Sin embargo, el consumo de energía para el aluminio se ha reducido en un 70% desde 1900. Además, cada vez se utilizan más fuentes de energía limpia, como la energía hidroeléctrica.

Por otro lado, desde Grupo Almansa resaltan que el aluminio es especialmente duradero en el uso final. “De esta manera, el aluminio dura décadas y el valor de corte de la vida útil del aluminio en el sector de la construcción es de 60 años. La energía requerida en combinación con la larga vida útil es lo que hace que el aluminio sea duradero. Además de esto, el material también es de bajo mantenimiento”, puntualizan.

Profundizando en el área de la construcción, el uso del aluminio se ha convertido en la opción de referencia para los arquitectos que diseñan ventanas o puertas en nuevas casas. “Las puertas y ventanas de aluminio han recorrido un largo camino desde la década de los 80. Hoy en día, son la elección preferida de un arquitecto cuando se trata de desarrollos modernos de nueva construcción, donde sus finas y elegantes líneas ayudan a crear fachadas exteriores con estilo”, apunta Juan Almansa.

Debido a la resistencia de este elemento metálico, se necesita menos cantidad en el marco para sujetar el vidrio y los accesorios. El aluminio es inherentemente fuerte, lo que significa que puede instalarse en ventanas y puertas realmente grandes sin la necesidad de un soporte de marco voluminoso. Esto maximiza el área de vidrio, lo que le da el mejor aspecto posible.

“Esto confiere un aspecto mucho más moderno porque las líneas de visión son mucho más delgadas, lo que implica que la mayor parte de una ventana será de vidrio y, por lo tanto, térmicamente más eficiente”, indican desde Grupo Almansa. Además, los desarrollos en tecnología térmica hacen que las ventanas y puertas de aluminio se encuentren entre las mejores aisladas del mercado, debido a las interrupciones térmicas.

Prácticamente libres de mantenimiento, las puertas y ventanas de aluminio son resistentes, duraderas y altamente resistentes a la corrosión. A diferencia de la madera, no necesitan pintar ni teñir para mantenerlos a prueba de la intemperie, y no se oxidan ni corroen. También nunca se pudrirán, pelarán o formarán escamas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.