www.economiadehoy.es
Así es Lovesharing, la empresa que alquila bicicletas y motos eléctricas en Canarias
Ampliar

Así es Lovesharing, la empresa que alquila bicicletas y motos eléctricas en Canarias

jueves 28 de enero de 2021, 07:45h
Generalmente los isleños acostumbran a estar bastante concienciados sobre la importancia que adquiere el hecho de cuidar el medio ambiente. Un claro ejemplo son los habitantes de las Canarias, los cuales llevan tiempo apostando de lleno por las alternativas sostenibles en el ámbito de la movilidad. id:67580
Así lo demuestra el auge de Lovesharing, una empresa que opera en dichas islas. Concretamente lo hace alquilando a corto plazo no solo bicicletas, sino también motos, siendo todos los modelos cien por cien eléctricos.

Económicamente es una opción muy a tener en cuenta por los usuarios, tal como veremos en próximas líneas. Aunque lo que más llama la atención es la gran mejora que puede llegar a suponer de cara al bienestar del ecosistema.

De hecho, solo en el año 2020 la cifra de desplazamientos sostenibles llegó a los 100.000 en total. Presumiblemente dicho número irá a más, ya que a lo largo de 2021 se prevé un aumento de los usuarios registrados y, por ende, de los trayectos llevados a cabo en vehículos que no contaminan.

Se paga solo por el tiempo utilizado

Aunque el transporte público es una mejor alternativa en comparación con el de tipo privado sobre todo en términos de contaminación, es innegable que también presenta una serie de desventajas. Todas ellas pasan a ser historia al decantarse por Lovesharing.

Por ejemplo, los horarios desaparecen por completo. Y es que los usuarios tienen a su disposición una app a través de la que pueden tramitar la reserva de la moto o bicicleta, siempre que lo necesiten.

Hablando de la aplicación, es reseñable lo intuitiva que llega a resultar. Los desarrolladores que se encargaron del proyecto sabían que, más allá de la gente joven que está muy puesta en el uso de las nuevas tecnologías, también habría personas de avanzada edad que querrían aprovechar este sistema de alquiler. Algunas de ellas no tendrían demasiadas nociones de navegación con el móvil.

Así pues, no dudaron en dar forma a un entorno gráfico que fuese fácil de utilizar. El resultado es el de que una reserva puede tramitarse en menos de un minuto, disponiendo al instante del vehículo que se selecciona.

Es innegable que en los tiempos que corren de dificultades económicas, lo monetario prima por encima de todo. En este sentido los usuarios de Lovesharing agradecen enormemente un aspecto que les lleva a poder ahorrar: solo pagan por la utilización que hacen del vehículo alquilado.

No importa si se trata de una moto eléctrica o finalmente acaban decantándose por una bicicleta, la cual por supuesto también funciona con un motor que ayuda al pedaleo con una asistencia impagable. En los dos casos, el precio final hace referencia al tiempo de uso. Existiendo, además, planes de precio por suscripción mensual o de bonos donde compras una cantidad de minutos que vas gastando según tu uso, sin caducidad.

Este factor se suma a otro que también está relacionado con el terreno monetario: al ser vehículos compartidos, un sector en pleno auge dentro de la economía colaborativa, los consumidores se despiden por completo de tener que afrontar costosas facturas en relación con sus coches privados u otros métodos de desplazamientos urbanos e interurbanos.

Nos referimos a seguros, impuestos y otros desembolsos que dejan de existir. A través de la propia aplicación se gestiona el vehículo del que se dispone a corto plazo, el cual no solo favorece al usuario económicamente. No puede pasarse por alto el gran beneficio que le otorga a él y al resto de personas que habitan en las Islas Canarias.

Menor contaminación, tanto acústica como atmosférica

Debido a la proliferación de este servicio, tal como hemos mencionado en anteriores párrafos cien mil desplazamientos a lo largo del año pasado no acarrearon ningún tipo de contaminación. La gasolina y el gasoil fueron sustituidos por la electricidad de las motos y las bicicletas eléctricas de Lovesharing.

En lo referente a esta energía, conviene destacar que las motos eléctricas de Gran Canaria aprovechan la gran inversión que en su momento efectuó Domingo Alonso Group, dando forma a una planta fotovoltaica que promete convertirse en referente a nivel nacional. ¿De qué manera lo hacen? Concretamente recargándose con su energía, la cual es cien por cien renovable.

Por ende, las recargas de las baterías son vistas con muy buenos ojos por parte de quienes más concienciados están sobre lo trascendental que es darle al ecosistema los cuidados que tanto merece y necesita.

Las emisiones de CO2, gracias a proyectos como el de Lovesharing, poco a poco van reduciéndose en una isla en la que tan importante es la naturaleza. Aunque no es el único tipo de contaminación que está disminuyendo de forma considerable.

A la misma hay que añadir la de tipo acústico. Ello se evidencia sobre todo en los grandes núcleos urbanos. Las motos y las bicicletas eléctricas generan muy poco ruido, dando pie a que los vecinos puedan vivir más cómodamente en sus domicilios e incluso concilien mejor el sueño sin alteraciones nocturnas ocasionadas por los vehículos con motor de gasolina o diésel.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios