www.economiadehoy.es
Stepehen Freedman, Pictet AM.
Ampliar
Stepehen Freedman, Pictet AM.

Biden devuelve EE.UU. al Acuerdo de París

OPINIÓN: Por Stephen Freedman, especialista de inversión temática de Pictet AM

jueves 21 de enero de 2021, 20:24h
Más allá del cambio climático, la nueva administración abordará otros temas ambientales apremiantes, como contaminación del aire, agua y plásticos, a pesar de que los demócratas se enfrentan a una estrecha mayoría en el Congreso. id:67362
ORDENES VERDES

Biden ya ha firmado la orden ejecutiva para volver al Acuerdo de Paris sobre cambio climático. Desplegará órdenes ejecutivas los primeros cien días para impulsar su ambiciosa agenda climática, agregará energía limpia al paquete de estímulo económico pandémico y promulgará leyes que requieren que las empresas públicas divulguen riesgos financieros relacionados con el cambio climático y emisiones de gases de efecto invernadero. Más allá del cambio climático, la nueva administración abordará otros temas ambientales apremiantes, como contaminación del aire, agua y plásticos, a pesar de que los demócratas se enfrentan a una estrecha mayoría en el Congreso.

De hecho la elección de Biden como presidente de EEUU se produce en un momento en que muchas tecnologías de energía renovable están logrando economías de escala, siendo competitivas en costes con los combustibles fósiles. La eólica y solar ya son más baratas en países que representan 73 % del PIB mundial. Además los vehículos eléctricos de pasajeros pueden alcanzar la paridad de precios con sus comparables de combustión interna en menos de cinco años.

Dos billones en inversiones verdes

Biden puede colocar a la economía más grande del mundo en el centro de los esfuerzos internacionales por limitar el calentamiento global, con dos billones de dólares en inversiones verdes, pilares de una estrategia para hacer la economía estadounidense neutral en emisiones de carbono para 2050. Es un cambio de dirección en un momento crítico para la diplomacia climática mundial. Efectivamente, la alineación de EEUU, impulsado por su conocimiento y peso financiero, con la política de cambio climático de otras economías, proporcionará un empujón masivo, catalizador de miles de millones en inversiones privadas y públicas en infraestructura verde, tecnología ambiental y energías limpias, en lo que seguramente sea una nueva carrera global que podría convertirse en pilar clave de la economía del siglo XXI.

500 millones de unidades solares

Hay que tener en cuenta que bajo Trump se desmantelaron casi cien leyes ambientales sobre aire limpio, calidad del agua y uso de la tierra y se relajó la regulación sobre combustibles fósiles, con menores fondos para investigación climática. Pero los planes de Biden pueden restaurar las credenciales ambientales de EEUU. Se ha comprometido a descarbonizar la generación de electricidad para 2035 mediante la transición a energías renovables, duplicar paneles solares para alcanzar 500 millones de unidades los próximos cinco años, medidas para eliminar gradualmente vehículos basados en combustible en favor de los eléctricos y mejora de la eficiencia energética en seis millones de edificios -la Agencia Internacional de la Energía estima que el sector representa más de un tercio del consumo final de energía y emisiones de carbono mundial-. La industria de energías limpias ya emplea a tres millones de estadounidenses y los planes de Biden prevén añadir diez millones, muy necesario en una economía postpandémica. Además, los Estados más progresistas como California seguirán con su agresiva agenda ambiental, poniendo fin a cuatro años de batallas legales con el gobierno federal y por la contaminación.

El caso es que los estadounidenses no son tan hostiles a la acción climática como algunos podrían pensar. En una encuesta reciente 85% de votantes republicanos de 18 a 54 años eran propensos a apoyar a un candidato republicano que adoptase la innovación respecto al clima.

Repercusión global

Las repercusiones globales serán igualmente transformadoras. La Agencia Internacional de Energías Renovables estima que las inversiones anuales en energías renovables deben triplicarse hasta 800.000 millones de dólares para 2050 para cumplir los objetivos de descarbonización y clima. En los últimos meses China, Japón y Corea han anunciado objetivos ambiciosos de cero emisiones netas de carbono y la UE reservado siete billones de euros para descarbonizar su economía, lo que atestigua el éxito del Acuerdo de París, que obliga a los signatarios a compromisos de reducción a lo largo del tiempo. Por su parte EEUU es el mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo y la promesa de Biden puede reducirlos en 75 giga toneladas los próximos treinta años, suficiente para limitar la temperatura media del mundo en 0,1ºC, según Climate Action Tracker.

Superar a China en vehículos eléctricos

Además los vehículos eléctricos parecen cruciales para la economía libre de carbono en muchos países.

China, apenas un mes después de anunciar objetivos netos cero, ha dado a conocer una hoja de ruta para eliminar gradualmente los vehículos convencionales que queman hidrocarburos en 2035. Ya es líder mundial en vehículos eléctricos y tiene intención de invertir en su propia cadena de suministro, reduciendo dependencia del exterior. Biden, por su parte, ambiciona superar a China en vehículos eléctricos mediante aumento de gasto federal en 400.000 millones de dólares para componentes clave como baterías. En cuanto a Europa, acaba de superar a China en inversiones para vehículos eléctricos y desarrollo de baterías, 60.000 millones de euros en fondos privados y públicos en 2020, 20 veces más que lo previsto hace dos años.

Infraestructura de próxima generación

También es probable que la infraestructura de próxima generación apoye la transmisión de energía limpia. China ya cuenta con la mayor y más potente línea del mundo de corriente directa de ultra alta tensión (UHVDC), que supera a la distancia entre Londres y Moscú , ara distribuir energía solar y eólica a 50 millones de personas. Efectivamente, una macro red basada en UHVDC aprovecha las diferentes fuentes de energía limpia a cientos o miles de kilómetros de distancia y permite cambiar eficazmente entre fuentes dependiendo de la demanda y el clima.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios