www.economiadehoy.es
Gandía.
Ampliar
Gandía.

¿Cómo afectará la crisis del Covid19 al sector inmobiliario en Gandía?

miércoles 22 de abril de 2020, 09:23h
El sector inmobiliario vive un día de la marmota tras otro desde que se decretó el estado de alarma a mediados de marzo. Hasta que finalice esta situación anómala, como mínimo hasta el 10 de mayo, la industria inmobiliaria está en parálisis total. id:57711
A pesar de que la construcción ha podido volver a la actividad tras el parón en Semana Santa y la semana previa, el sector inmobiliario necesita el contacto social pues buena parte de su negocio consiste en realizar visitas a viviendas y locales comerciales.

En la actualidad, las inmobiliarias están todas cerradas al público y el no poder mantener reuniones con propietarios ni compradores ni salir a las promociones a valorar las viviendas está dejando completamente en barbecho esta importante actividad económica.

Muchas empresas mantienen activas sus vías de contacto telemáticas con los clientes, pero las consultas a través de internet o mediante llamadas telefónicas son muy escasas, pues prácticamente nadie compra una casa sin verla previamente. A esto se suma que la actividad de gestorías, asesorías y notarías también se ha limitado casi exclusivamente a trabajos de urgencia y operaciones pendientes ya firmadas.

Hablamos con Pablo, economista y gerente de VEP Inmobiliaria, una de las inmobiliarias que lidera el sector en Gandía, quien nos dará su opinión acerca de la evolución del sector, una vez hayamos superado la actual crisis sanitaria.

Qué consecuencias está teniendo este parón de la actividad para el sector inmobiliario

Las situaciones descritas no son las únicas consecuencias que está dejando la crisis sanitaria del Covid19. El parón del sector ya se está traduciendo en cierre de empresas y agencias. Muchas empresas han optado por el ERTE como solución transitoria para mantener las plantillas. Por otra parte, algunas agencias han echado mano de los créditos ICO que ha puesto en marcha el Gobierno como medida de apoyo. Con estos créditos, el Gobierno actúa como avalista.

Antes de la crisis sanitaria, el sector inmobiliaria tampoco vivía una situación muy alegre. Las ventas comenzaban a ralentizarse, el ritmo de obra nueva ya no era tan creciente y los propietarios mantenían unas expectativas de precio que no se correspondían con la situación del mercado. A esto se suma la baja capacidad de compra de muchos consumidores con salarios ajustados.

Cómo será el comportamiento del sector una vez se recupere el sector

La gran pregunta que surge ahora es qué ocurrirá cuando la actividad vuelva a la normalidad. La ministra de Trabajo Yolanda Díaz ha hecho unas declaraciones en las que afirma que el Gobierno está trabajando para que la vuelta a la normalidad de la economía se produzca en dos fases, una durante el verano y otra antes de final de año.

El sector inmobiliario prevé no volver a la actividad hasta el mes de junio. Muchos analistas opinan que el inicio del verano, y siempre que la crisis sanitaria se haya superado, puede ser el momento de reabrir oficinas y comenzar un tiempo de normalidad, pero solo incorporando en el trabajo todas las medidas y las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Esto implicará una importante inversión en materia de acondicionamiento y equipamiento en material de mascarillas, geles desinfectantes y por supuesto equipos de protección individual para los trabajadores.

Está por ver cómo se solucionarán cuestiones como las visitas a viviendas donde viva gente, qué protocolos de limpieza y actuación se ejecutarán y cuándo será el momento de volver a la normalidad. Si algo ha quedado claro con esta crisis sanitaria es que las viviendas bien iluminadas con terraza y jardín volverán a ser muy demandadas.

Diferentes escenarios en diferentes territorios

La crisis sanitaria del Covid19 no tiene comparación con anteriores crisis viviendas en las últimas décadas. Incluso las consecuencias económicas que ya se están viviendo tampoco son similares a las de la crisis de 2008, pues en esta ocasión no se ceba únicamente con la construcción y el sector inmobiliario.

España trabaja en la actualidad en tres aspectos económicos: las ayudas financieras del Gobierno, los paquetes de ayudas europeos y la evolución de los otros países que operan económicamente con España. Los dos primeros escenarios ya están en funcionamiento, el tercero va a depender de la capacidad de cada país para resolver su situación económica.

El FMI ya advertía de que la caída en el PIB de la economía española va a ser durísima en 2020, pero en 2021 alerta de que la recuperación puede ser en torno a la mitad de la caída de este año, lo que supondría un escenario de recuperación en V, algo sin duda esperanzador en tiempos de desolación tras tantas noticias negativas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios