www.economiadehoy.es

¿Cómo ir hasta la oficina de forma más sostenible?

¿Cómo ir hasta la oficina de forma más sostenible?
Ampliar
sábado 17 de abril de 2021, 13:01h
El transporte no motorizado incluye los desplazamientos a pie, en patinete y las variaciones de los modos de transporte de ruedas pequeñas con tracción humana. A excepción de la marcha, estos modos utilizan vehículos no motorizados como patinetes, bicicletas, monopatines o sillas de ruedas. Este artículo se centra en los dos principales modos no motorizados o activos: caminar y usar patinetes sin motor para el transporte. id:70633
El transporte a pie y en patinete se define como el desplazamiento a pie en patinete no motorizado, de los que hay infinidad de modelos para adultos, hacia y desde lugares que proporcionan beneficios sustanciales para la salud de los usuarios, por el aumento de la actividad física.

Los lugares o destinos para ir a pie o en patinete incluyen el trabajo, el hogar, las tiendas, los entornos recreativos y otros lugares de la vida cotidiana. Caminar y montar en patinete son formas de ejercicio, pero moverse de esta manera puramente para hacer ejercicio no está incluido en esta definición.

Los patinetes eléctricos no son tan ecológicos como parecen

Los materiales utilizados en la fabricación y los esfuerzos de las empresas para recoger y cargar los patinetes generan importantes emisiones de gases de efecto invernadero.

A primera vista, la afirmación de que los patinetes eléctricos son más ecológicos que otros medios de transporte parece acertada. No emiten gases de efecto invernadero. No aumentan la congestión de vehículos. "Pasan por delante del tráfico y reducen las emisiones de CO2. Pero Investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte descubrieron que viajar en patinete motorizado produce más emisiones de gases de efecto invernadero por kilómetro que hacerlo en autobús, bicicleta, ciclomotor o a pie.

El equipo descubrió que, aunque los patinetes en sí mismos no eran especialmente perjudiciales para el medio ambiente, los materiales necesarios para fabricar el chasis, las ruedas y la batería, así como los esfuerzos de las empresas al final de cada día para recoger los patinetes, cargarlos y devolverlos a las calles, tenían un impacto significativo en lo que respecta a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los investigadores desmontaron el mismo modelo de patinete utilizado en la primera generación de Birds -una marca muy conocida en Estados Unidos- y calcularon las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a su montaje. Determinaron que los materiales y la fabricación representaban aproximadamente la mitad del impacto del patinete en el calentamiento global, algo que se agrava cuando los patinetes motorizados son objeto de vandalismo o se destruyen.

El transporte no motorizado es vital para la vida sostenible. Las emisiones de carbono a la atmósfera contribuyen a la contaminación ambiental en términos de deficiencias de calidad que afectan a la movilidad de la vida en general. Es necesario diseñar un transporte sostenible en términos de vehículos no motorizados en una ciudad que promete un mundo mejor para las generaciones futuras. Y, también, proporcionar estrategias para cambiar la elección de los modos de transporte de los usuarios de los vehículos de motor hacia los vehículos no motorizados, a través de la integración del uso del suelo y la planificación del transporte.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios