www.economiadehoy.es

La transición energética es una oportunidad para la creación de empleo

¿Cuáles serán los perfiles más demandados?
Ampliar

¿Cuáles serán los perfiles más demandados?

lunes 23 de mayo de 2022, 12:31h
La transición energética generará entre 250.000 y 350.000 empleos hasta 2030, lo que supone una adaptación de los planes formativos y adecuación de la oferta y demanda de perfiles profesionales. id:84201
El aumento de los precios de la energía es un problema que afecta a España desde hace meses y que, a raíz del conflicto entre Rusia y Ucrania, ha empeorado. España, igual que los países de nuestro entorno, busca soluciones para disminuir su dependencia energética. Según los últimos datos de Eurostat, el grado de dependencia energética exterior en España es de prácticamente el 70%.

Una de las soluciones que más fuerza está cobrando es la de potenciar las energías renovables, mejorar la gestión de residuos y la eficiencia energética. Así, España invertirá más de 91 mil millones de euros en energías renovables y 59 mil millones en redes y electrificación hasta el año 2030. “Se espera que la energía fotovoltaica, la eólica y el hidrógeno verde obtengan crecimientos superiores al 20%. Esto es fundamental si queremos cumplir con el compromiso de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 23% respecto a 1990 antes de 2030”, asegura Guillermo Amann, portavoz del Foro para la Electrificación.

Como consecuencia, en las próximas décadas nos vamos a encontrar un contexto que favorecerá la creación de empleo vinculado al sector energético. En la actualidad, España lidera, junto a otros países como Italia, Alemania o Francia, el ranking de países de la Unión Europea que más oferta de trabajo tiene en la industria de las energías renovables. Según datos de IRENA, en el mundo, hay más de 12 millones de empleos destinados a las energías renovables.

El sector emplea ya en España a más de 81.000 personas. Y el reto que se espera cumplir en este proceso de transición energética es la creación de entre 250.000 y 350.000 nuevos empleos hasta 2030 en nuestro país relacionados directa o indirectamente con las energéticas, y más concretamente con las energías renovables.

“Las inversiones en clave verde, como eficiencia energética, movilidad eléctrica, energías renovables o almacenamiento de baterías impulsan la generación de empleo. Por cada millón invertido se crearán entre 17 y 19 nuevos puestos de trabajo asociados a las energías renovables. En total, más de 23 millones de empleo a nivel global en 2030 según la Agencia Internacional de Energía. Un sector que, además, gracias a esta transformación, incide en la equidad y en la igualdad de género.

Perfiles profesionales que se necesitarán en el futuro

Pero ¿cuáles son los perfiles profesionales que se necesitarán? “En los próximos años los perfiles más demandados dentro del sector de las renovables serán desarrolladores de proyectos que valoren la viabilidad técnica, financiera y legal de los proyectos ecológicos, comerciales de venta de productos energéticos y perfiles técnicos enfocados a la investigación y desarrollo de soluciones para el almacenamiento de las renovables y diseño de redes eléctricas inteligentes”, afirma Guillermo Amann, portavoz del Foro para la Electrificación.

Así, los más reclamados serán los llamados perfiles STEM (Sciences, Technology, Engieneering & Maths), ya sean científicos (Física, Química, Biología) como ingenieriles e informáticos. Pero también serán necesarios perfiles menos técnicos como Administración y Dirección de Empresas (ADE) o marketing, según la consultora Hays.

Algunos ejemplos concretos son: técnico de proyectos de energías renovables, especialista en redes eléctricas en parques eólicos, experto en sistemas fotovoltaicos, desarrollador de proyectos de hidrógeno verde, responsable de diseño de redes eléctricas inteligentes, especialista en integración de tecnologías de almacenamiento, especialista en eficiencia de edificios y auditores energéticos.

Por otro lado, también es importante que los candidatos a estos puestos de trabajo cuenten con otro tipo de habilidades, como las comunicativas, creatividad, inteligencia emocional, capacidad de resiliencia, motivación, curiosidad, empatía, tolerancia al estrés y flexibilidad.

¿Y dónde se pueden formar?

“Sin duda, vamos por un buen camino. En España contamos con una oferta académica que puede responder a estos nuevos puestos. Y es que el éxito de las políticas de energía y clima dependerá de la adecuada formación de los nuevos profesionales del sector”, declara Guillermo Amann, portavoz del Foro para la Electrificación. “No obstante, las universidades españolas deben actualizar y aumentar su oferta, al igual que los centros de Formación Profesional. También es básico que se estrechen lazos entre el sector público y privado”, añade Amann.

Un buen ejemplo es el impulsado por la Asociación de Universidades Europeas a través de la Plataforma de la Energía y el Medio Ambiente, que conecta a las universidades de toda Europa para abordar el desafío de la energía a través de la investigación, la educación y la innovación. Así, la EUA apoya a las instituciones de educación superior en el desarrollo de sus estrategias institucionales y enfoques de educación, investigación y formación. Como red, la Plataforma de Energía y Medio Ambiente de la EUA se esfuerza activamente por conseguirlo y, por ello, ha desarrollado un ‘Atlas Europeo de Universidades en Investigación y Educación sobre Energía’.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios