www.economiadehoy.es
Drones al servicio de la logística y software para facilitar las compras de los gobiernos
Ampliar

Drones al servicio de la logística y software para facilitar las compras de los gobiernos

miércoles 19 de mayo de 2021, 09:06h
Paola Santana, TOP Professionals Under 35 de LinkedIn y una de las 50 mujeres más poderosas de República Dominicana según Forbes, explica la importancia de las ideas disruptivas para solucionar problemas actuales. id:71842
En el marco del Bootcamp ‘Impulso: Estrategia, Innovación y Liderazgo’ organizado por la Universidad Internacional de Valencia – VIU, Paola Santana, experta en políticas públicas y emprendedora tecnológica en Silicon Valley, profundiza en cómo proyectos que plantean ideas radicales y a veces futuristas son la solución a problemas a los que nos enfrentamos en el día a día.

Santana, elegida TOP Professionals Under 35 de LinkedIn y reconocida por Forbes como una de las 50 mujeres más poderosas de República Dominicana, aborda sus iniciativas a partir del concepto de moonshoots, “ideas innovadoras y difíciles que no sabemos cómo implementar ni si tienen posibilidad de éxito”, también conocidas como las ideas que cambiarán el mundo.

Matternet, drones para transportar mercancías

Esta emprendedora es co-fundadora de Matternet, una empresa que nació con el objetivo de “saltarse etapas de desarrollo tradicional de infraestructuras”. Sobre sus inicios relata que “comenzó como un producto mínimo viable a partir de la idea de que 1 billón de personas en el mundo están desconectadas de sus centros físicos y sus centros de salud. Esa población no son solo personas de escasos recursos, también son un billón de consumidores que no están explotados hoy, pero que necesitan los mismo productos y servicios que nosotros”. Continúa diciendo que “inicialmente vimos ese problema para ese nicho, esas personas que necesitaban conectarse a la primera y última milla”.

Sobre su primer encargo con Matternet cuenta que fue un dron que sirvió para conectar a los centros de salud de Bután y que permitió demostrar su visión: “podemos mover cosas, aunque no tengamos calles y carreteras”. Su segundo proyecto, en colaboración con UNICEF, fue llevar antirretrovirales a poblaciones rurales de Malawi, el país del continente africano con mayor incidencia de VIH. “Esto suponía mucho, puesto que se ha demostrado que, si un niño nace con VIH por transmisión materna y recibe el tratamiento en las primeras ocho semanas de manera continua, ese niño no va a desarrollar el virus”, explica.

A partir de aquí se le fue dando mayor impulso a su modelo de negocio y empezaron a trabajar con las aerolíneas y el servicio postal suizo utilizando los drones para saltar el tráfico y las calles congestionadas de las grandes ciudades. “Nos dimos cuenta de que el problema que tenían aquellas personas sin calles ni carreteras en este ámbito era muy similar al que teníamos en ciudades ricas que estaban atascadas en tráfico. Esto nos daba la posibilidad de cobrar el precio completo a clientes que podían pagarlo y subvencionar a aquellos que no podían hacerlo. Así creábamos impacto y beneficios al mismo tiempo”, argumenta.

Social Glass, software para saltarse la burocracia gubernamental

Tras su primera experiencia Paola Santana señala que aprendió que también podía utilizar la tecnología para saltar a los sistemas de gobierno. “Si el gobierno está en el medio de todo y se convierte en un obstáculo deberíamos saltar la mala toma de decisiones en el sector público, la infraestructura pública. Los gobiernos son los mayores tomadores de decisiones del mundo, así como los mayores consumidores y los inversores con los bolsillos más amplios”, destaca.

Con esta premisa decidió enfocarse en las compras públicas a través de Social Glass. “Son una de las maneras más contundentes con la que los gobiernos hablan porque son el mecanismo a través del que gastan el dinero público. Como el dinero es poder, dime donde pusiste dinero y yo te diré lo que va a cambiar”, explica.

“Descubrimos que las compras públicas es un elemento que nos permite transformar al gobierno no a nivel filosófico, sino a nivel práctico. Nos dimos cuenta de que los gobiernos tienen software muy arcaico y procesos muy lentos. Por eso quisimos crear una herramienta que lo simplificara y en el que pudieran ver si los productos que buscan son fiables o las empresas que los ofrecen han tenido problemas de corrupción. Una herramienta con todos los elementos de un contrato gubernamental, pero con la experiencia de usuario de un ecommerce”, añade.

A través de este segundo proyecto Santana ha querido crear una infraestructura digital para gobiernos con la que maximizar presupuesto público empoderando a los funcionarios públicos y “haciendo que hacer lo correcto sea lo fácil”.

“Con estos experimentos no quería crear algo nuevo sino resolver un problema, aunque acabamos creando dos nuevas industrias, la industria de drones para transportes y la industria de software para gobiernos”, concluye la empresaria.

La ponencia de Paola Santana ha sido el pistoletazo de salida del Bootcamp de VIU en el que un claustro de destacados profesionales referentes del sector empresarial guiará, formará y motivará a los estudiantes, ofreciéndoles una visión experta y un insight único.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios