www.economiadehoy.es
El delito de alcoholemia
Ampliar

El delito de alcoholemia

domingo 24 de enero de 2021, 09:20h
Conducir un coche sobrepasando los límites de alcohol permitidos por la ley nos puede salir muy caro, por no hablar de los riesgos físicos en que nos ponemos a nosotros mismos y a los demás. id:67429
Sólo es posible estimar con precisión la prevalencia de conductores que superan el límite legal en un país determinado, cuando se realizan pruebas de alcoholemia aleatorias en carretera de forma sistemática. Las pruebas de alcoholemia en carretera realizadas por la policía no son adecuadas para evaluar la prevalencia, ya que la mayoría de estas pruebas no son aleatorias, sino que se realizan a propósito en momentos concretos (noches de fin de semana) y en lugares determinados (en las proximidades de bares y discotecas).

Salvo en el caso de los Países Bajos, no se ha podido encontrar ninguna muestra aleatoria real reciente de pruebas de alcoholemia que permita estimar la prevalencia de la conducción por encima del límite legal. En los Países Bajos, sobre la base de estas muestras de pruebas de alcoholemia reales y aleatorias en carretera (a todas las horas del día, todos los días de la semana), se estima que de todos los kilómetros recorridos en coche anualmente, algo menos del 1% es conducido por conductores con 0,5 g/l (el límite legal en los Países Bajos) o más de alcohol en sangre. Esto puede indicar que los conductores con una tasa de alcoholemia de 0,5 g/l o más conducen aproximadamente el 1% del total anual de kilómetros conducidos en Europa.

Para obtener estimaciones precisas sobre la prevalencia de la conducción bajo los efectos del alcohol en Europa, y para controlar la prevalencia de la conducción bajo los efectos del alcohol, debería ser obligatorio que todos los estados miembros de la UE realizaran las mismas pruebas aleatorias de alcoholemia estandarizadas con fines de investigación.

En España, la inmensa mayoría de los controles tienen lugar los fines de semana, cerca de zonas de diversión y en opinión de muchos de conductores se realizan con un ánimo básicamente recaudatorio.

Si tienen la mala suerte de caer en un control de alcoholemia y han sido lo suficientemente irresponsables para conducir habiendo bebido en demasía, ya pueden ir buscándose un buen abogado experto en delitos de alcoholemia, que les ayude a evitar la multa, la retirada de puntos, la del carné de conducir o, incluso, la cárcel.

Utilizando una metodología basada en un modelo de función de transferencia dinámica, un estudio ha analizado la influencia conjunta de los cambios legislativos, la aplicación y el cumplimiento de las normas de conducción en cuanto a las muertes en carretera en España durante el periodo 2005-2015.

Tres modelos econométricos robustos demuestran que dos de las reformas legislativas en materia de seguridad vial aplicadas recientemente en España, el carné de conducir por puntos y el endurecimiento del Código Penal, han tenido efectos positivos, aunque con distinta duración. También se considera que sus efectos se han visto reforzados por la aplicación de una serie de instrumentos de vigilancia para controlar su cumplimiento. Entre los más eficaces se encuentran los dispositivos de medición de velocidad por radar, cuya mera presencia tiene el efecto disuasorio deseado, independientemente de las pruebas positivas que puedan detectar. Sin embargo, el incumplimiento de los límites máximos de alcoholemia parece aumentar las muertes en carretera, lo que sugiere la necesidad de desarrollar una estrategia preventiva más compleja mediante una combinación de acciones programadas.

Por último, destaca el insustituible papel disuasorio de la policía de tráfico que vela por el cumplimiento de las leyes de conducción, siendo decisivo el número de agentes desplegados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios