www.economiadehoy.es

El fútbol de la "nueva normalidad"

El fútbol de la 'nueva normalidad'
Ampliar
martes 19 de mayo de 2020, 08:14h
El fútbol regresa tras dos meses de parón de una manera especial. id:58690
Aficionados, clubes, páginas de apuestas deportivas y en general todos los protagonistas de este deporte esperan una vuelta al césped que será bien diferente a lo que se ha conocido durante sus más de cien años de historia.

La Covid-19 obliga a un escenario atípico de partidos sin público y estrictas medidas de seguridad e higiene que condicionan de forma extraordinaria el rendimiento de los jugadores y la actitud de los mismos hacia cada acción del juego. La obligatoriedad de cerrar las puertas de los estadios a los aficionados es la principal medida y la que más se apreciará por televisión. En un deporte con tanta afluencia de espectadores, que se cuentan por decenas de miles en cada partido, resulta imposible cumplir las condiciones impuestas por los Gobiernos. De esta manera, la única salida ha sido retomar la competición a puerta cerrada. Es una condición indispensable y que se produce por unanimidad en todas las competiciones europeas. Las Ligas que se plantean volver como la Bundesliga, Premier y LaLiga así como la UEFA, con la Champions y la Europa League, entienden que el regreso del fútbol solo puede producirse sin aficionados. Esto generará un gran impacto para las televisiones y las casas de apuestas, pues se convierten en los principales canales para seguir los partidos.

¿Cómo puede afectar un partido sin público a los jugadores? Es la gran cuestión y uno de los factores que serán determinantes en el devenir final de la competición. Hay equipos que están acostumbrados a jugar con una cantidad reducida de público, pero otros suelen estar arropados por estadios abarrotados. La condición de local se pierde y esto puede dar pie a resultados inesperados. Este factor puede ser condicionante, además, en el sector de las apuestas deportivas, donde la estadística siempre se tiene en cuenta a la hora de fijar las cuotas. Esta extraña sensación será mayor cuando se trate de partidos que pueden decidir una Liga o en las eliminatorias de la Copa de Europa. ¿Cómo sería una final de Champions sin público?

La seguridad e higiene son otros de los puntos que condicionarán el final de la temporada. Aunque estas medidas apenas se visualizarán desde la televisión, sí que condicionará las posibilidades de los entrenadores a la hora de dirigir a sus equipos. Se evitará, además, el contacto entre los cuerpos técnicos de cada equipo o las relaciones con los colegiados. Quizá esto sirva para reducir las protestas a los árbitros o las tanganas. Otra anomalía del regreso del fútbol tras el parón por la Covid-19 va ligada al calendario, y en concreto a las fechas programadas para jugar. Los jugadores han tenido que readaptar su preparación física y deportiva a unos nuevos tiempos de trabajo, pues nunca se ha acabado la liga doméstica en julio o las competiciones europeas en agosto. Además, se programarán dos jornadas cada siete días en la mayoría de semanas y esto también supone un importante condicionante a la hora de preparar cada partido. Lo que está claro es que todas estas medidas son iguales para todos y tienen como objetivo recuperar un deporte que significa un gran impulso económico y social para los países más importantes de Europa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios