www.economiadehoy.es

El minimalismo como modelo de ahorro

El minimalismo como modelo de ahorro
Ampliar
jueves 09 de diciembre de 2021, 11:02h
El minimalismo no requiere de un consumo excesivo y constante, de ahí que pueda ser implementado como un modelo de ahorro. El individuo que sigue una filosofía minimalista solamente compra bienes materiales que necesita y prescinde de todo lo demás. id:78654

Actualmente, el minimalismo es considerado como un estilo de vida caracterizado por consumir lo menos posible. La filosofía basada en el minimalismo consiste en descartar todos los bienes materiales que no impliquen el abastecimiento de una necesidad específica.

Se trata de un concepto que está resignificando el estado de felicidad, el cual se asegura por medio de un equilibrio netamente emocional que nada tiene que ver con lo material. Todos los bienes que se conserven deben cumplir una función específica y necesaria. De lo contrario, deben ser desechados; aunque lo ideal es no adquirirlos en primera instancia.

El minimalismo en el diseño

Una de las mejores maneras de ahorrar en el diseño del hogar es establecer parámetros minimalistas. Colocar solamente los muebles que son necesarios en cada ambiente sin sobrecargarlo es un modo de simplificar el diseño y abaratar costes.

El secreto del minimalismo es invertir una sola vez en mobiliario de calidad, para que dure años y además pueda destacarse naturalmente dentro del ambiente. Un sillón, por ejemplo, puede ser el centro de atención en el diseño de un living y convertirse en una de las mejores inversiones que se realicen. Al estar desprovisto de elementos accesorios, se puede ahorrar significativamente en el presupuesto que se dispone para invertir en el estilo minimalista de la casa.

¿Cómo convertir un ambiente en minimalista?

Convertir un ambiente en minimalista requiere de un esfuerzo mayor en comparación con diseñarlo con esta filosofía desde un primer momento. Sin embargo, se puede empezar a despejar el ambiente de manera fácil y rápida. Lo ideal es eliminar todo lo que sobra y se abarrota en cada una de las habitaciones.

Si se está completamente decidido a establecer un diseño minimalista, pero no se desea desechar el mobiliario y demás elementos, lo ideal es guardarlo en un desván o espacio específico. No obstante, otra de las opciones vigentes es efectuar un alquiler de trasteros para conservar los objetos resguardados y utilizarlos cuando se crea conveniente.

El alquiler supone disponer de espacio de almacenamiento a precios sumamente accesibles. Es uno de los servicios más utilizados a la hora de realizar una mudanza, obra o simplemente para guardar mobiliario. Los trasteros poseen diversos tamaños que van desde los 2 metros cuadrados hasta los 50 metros cuadrados, garantizando cubrir cada una de las necesidades que del usuario.

En definitiva, esta filosofía siempre es un modelo de ahorro debido a que requiere minimizar al extremo el consumo. Solamente se consumen los objetos necesarios y se eliminan o guardan los demás para evitar la acumulación material, que tan poco tiene que ver con el minimalismo. La filosofía plantea que cuanto menos necesite una persona para vivir, más feliz será, porque no dependerá de nada material.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios