www.economiadehoy.es

Hyundai Kona EV 204 CV

Hyundai Kona EV 204 CV
Ampliar

Una de las mejores opciones eléctricas a un precio “razonable”

lunes 20 de enero de 2020, 23:21h
Junto a su “primo” el Kia Soul, que equipa el mismo motor y configuración eléctrica, el Kona de Hyundai es una de las ofertas eléctricas más interesante, por su potencia de 204 CV totales, aunque existe otra versión inferior de 136 CV, su autonomía de 450 km. y sus formas de SUV que auguran ciertas posibilidades aventureras. id:54345
Efectivamente el Kona EV, esta basado lógicamente en el mismo modelo dotado de un motor de combustión. Un diseño de lo más acertado, tanto que son numerosas las distinciones que el Kona esta teniendo desde su lanzamiento inicial, como el mejor coche del año 2019 o como vencedor del ALD Ecomotion Tour para vehículos 100% eléctricos. De todas formas esta versión EV luce algunas características que le diferencia de su hermano de combustión. Las mayores están situadas en la parte frontal, ya que al no necesitar entra de aire para el radiador del motor, la parrilla ha sido sustituida por una zona sin huecos y solo adornada por pequeños grafismos decorativos, que contienen en su parte izquierda la portezuela que da acceso al enchufe de carga. También es distinta la zona baja de esta parte central, que contiene tres labios paralelos, en cuya parte central se sitúa el radar de aproximación y que medio ocultan una entrada de aire para el sistema climatizador.

El resto de esta zona es similar al resto de la gama, situando en la parte más alta, en el inicio del capó motor, la luz de día de led y el indicador de dirección muy estrechos y unidos por una franja cromada mate en cuya parte central se encuentra el logo de la marca, mientras que los faros principales bastante más bajos de lo habitual, están ya casi en el paragolpes. Con sus poco mas de cuatro metros (4.180 mm.), el Kona es un coche bastante compacto que parece incluso más corto de lo que es en realidad. Lateralmente lo más destacable es la forma sinuosa que recorre la carrocería desde el abultado y protegido por plástico, paso de rueda delantera, hasta el grupo óptico trasero. El paso trasero también muestra un abultamiento y ambos están unidos en su parte más baja por una zona de plástico gris oscuro haciendo juego con las protecciones de los mencionados pasos de rueda y la parte baja de los paragolpes delanteros y traseros. Los grupos ópticos traseros, al igual que los delanteros, están también divididos en dos zonas, la estrecha superior de led para situación y freno y la parte baja, ya en el paragolpes, para indicadores de dirección y marcha atrás. Este paragolpes igualmente luce unas laminas en relieve en forma de labios. En resumidas cuentas, un diseño conseguido y a la vez atractivo.

Antes de entrar en el interior del Kona EV, veamos su auténtica novedad que es en realidad su planta motriz. El motor eléctrico, situado en el vano delantero, al abrir el capó curiosamente parece un motor de combustión, pues esta semioculto por una tapa similar a las empleadas para protegerles. Como hemos mencionado al principio una de sus características más importante es su considerable autonomía, de 450 Km., sin olvidar su elevada potencia de 204 CV, su par de nada menos que 395 Nm y un consumo de electricidad muy contenido de 15 kW/h a los 100 km, en una conducción mixta carretera y ciudad, mientras que, si la utilización es exclusivamente urbana y más bien relajada, el consumo puede bajar hasta los 13 kW/h a los 100 km. Lógicamente si por carretera conducimos en plan deportivo con largas y fulgurantes aceleraciones, el consumo se puede llegar a situar en los 19 kW/h a los 100 km. Y todo ello con un precio que hoy en día, aunque alto, se puede considerar razonable para un coche totalmente eléctrico con un equipamiento de lo más completo, como más adelante veremos 43.000€. La nueva generación de baterías que porta el Kona EV, de polímero de litio ofrece más capacidad de energía que la mayoría de vehículos eléctricos (64 kW/h), gracias a que la densidad de energía en las celdas de la batería es de 25 kWh/kg, lograda mediante un nuevo proceso químico, que permite una mayor compacidad y ligereza de la propia batería que esta situada bajo el piso del coche y una mayor eficiencia, tanto que es mejor en un 24% que el modelo eléctrico de mayor venta en Europa.

Con respecto a la carga, uno de los mayores problemas de los vehículos eléctricos, el Kona EV también da un paso adelante. Con un cargador rápido de corriente continúa de 100 kW, todavía escasos, estando la batería en un 20% de su capacidad y hasta un 80%, la duración de la recarga es de 50 minutos, en uno de 50 kW, el más corriente en los cargadores que podemos encontrar en ciudad, el tiempo sería de unos 75 minutos y en un enchufe domestico de 2,3 kW de corriente alterna, como hemos podido comprobar, ha cargado más de 150 kilómetros de autonomía en una noche, menos tiempo y más kilómetros que otros modelos eléctricos probados. Hay que tener también en cuenta que la recarga se puede activar de inmediato o programar para que comience a una hora concreta. También es posible ajustarla teniendo en cuenta la ubicación, pues mediante el GPS se puede identificar un punto de carga y configurar específicamente la recarga en él, así se pueden tener ajustes distintos si se recarga en casa, en un poste público junto al trabajo o en un centro comercial al que se va el fin de semana.

Además, el Kona EV está equipado con un buen número de sistemas de recuperación de energía. Uno de esos sistemas puede eliminar la calefacción o la ventilación para todos los ocupantes del coche excepto para el conductor. Otra forma de recuperar energía, mucho más utilizable, pues demás reduce la velocidad sin pisar el freno, es mediante el innovador sistema de frenada regenerativa, que se controla desde las levas situadas tras el volante. Gracias a ellas el conductor tiene la capacidad de ralentizar la velocidad del coche para recuperar energía cinética, con objeto de maximizar la autonomía y la eficiencia. Según el nivel de recuperación de energía que desee, el conductor puede escoger entre tres niveles de frenada regenerativa, uno de ello es el denominado modo "un solo pedal". Este modo de conducción "un solo pedal" sirve para que el coche recupere la mayor cantidad de energía al desacelerar y hace posible detener al coche suavemente sin tener que pisar el pedal del freno necesariamente. El sistema de frenada regenerativa también puede ajustar automáticamente el nivel de retención si detecta que el coche que circula por delante pierde velocidad, lo que crea un efecto de suave avance por inercia especialmente en cuestas abajo. Muestra en la instrumentación una guía inteligente del pedal (Smart Eco Pedal Guide) que informa al conductor del uso de la batería en tiempo real, basándose en la posición del acelerador.

El conductor tiene la posibilidad de cambiar el modo de conducción con el denominado Drive Mode Select, que ofrece cuatro posibilidades distintas, Normal, Eco, Eco+ y Sport. La primera de ellas, la posiblemente más utilizada ya que proporciona un equilibrio entre la conducción tranquila y económica para alargar la autonomía, las aceleraciones fulgurantes en caso de necesidad y el mantenimiento de una alta velocidad de crucero. La Eco como su nombre indica esta concebida para maximizar la autonomía y el ahorro de energía. La Sport, por su parte, incrementa la respuesta de la dirección y del propio motor eléctrico, para proporcionar una conducción más dinámica. El cuarto modo, el Eco+ está concebido para aumentar la autonomía todavía más, cuando el nivel de la batería es muy bajo. Para activar este modo, es necesario dejar pulsado el botón selector de los modos de conducción durante unos segundos. Este modo limita la velocidad máxima a 90 km/h y restringe el funcionamiento del sistema de climatización.

El Kona EV es un coche que, además de ser muy dócil y fácil de conducir, pues incluso el selector del cambio son unos simples botones (4) , situados en la consola horizontal, marcha atrás, neutral, directa y aparcamiento, es también un coche que se sujeta muy bien tanto en línea recta a altas velocidades, como en curvas, gracias a su equilibrada y elaborada suspensión, con McPherson delante y rueda tirada atrás, si bien en zonas muy viradas el centro de gravedad tan bajo y el peso de la batería se deja notar. Cierto es que a pesar de su potencia no es un coche para hacer un uso deportivo, pues su velocidad máxima se queda en los 170 km/h, mientras que la aceleración, sí se muestra más brillante, 7,6 segundos de 0 a 100 km/h. y lo que si reconforta gratamente, además del silencio de conducción solo interrumpido por el rumor de la rodadura, es las fulminantes arrancadas y las cortas aceleraciones en las que el coche sale literalmente disparado durante unos segundos y claro en función del nivel de carga de la batería.

El interior del EV esta bien terminado, es amplio para las dimensiones exteriores y ofrece un excelente nivel de comodidad para los ocupantes, sobre todo si son cuatro, pues el posible quinto situado en el centro del asiento trasero, por configuración del propio asiento viajaría algo más incómodo. El salpicadero es sencillo sin grandes estridencias pero ciertamente bien estudiado y con los mandos muy al alcance de la mano. La instrumentación es una pantalla de siete pulgadas, que se puede configurar o se configura en función del modo de conducción seleccionado, así, en el modo ECO se muestra la velocidad en el centro del circulo central y en su contorno aparece un indicador que muestra la eficiencia con la que se conduce, en el modo Normal la velocidad se indica en el contorno del círculo central mediante una aguja y en el centro se refleja la autonomía disponible. En el modo Sport se indica la velocidad en el centro y en el contorno se muestra el porcentaje de potencia que se esta utilizando en cada momento. Si esta zona central varia, en sus laterales aparece siempre la misma información. En el lado izquierdo un diagrama que muestra la cantidad de energía que se gasta o se recarga en cada instante y los habituales indicadores del estado del vehículo, mientras que en el lado derecho se muestra el nivel de la batería y la información de las ayudas electrónicas, ordenador de viaje, navegador, etc. Para complementar la información que recibe el conductor, una lámina transparente se despliega sobre el cuadro ante el parabrisas, ofreciendo diversos datos útiles. En el centro del salpicadero de forma superpuesta la pantalla multimedia ofrece entre otros sistemas la compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay.

Los asientos delanteros sujetan suficientemente el cuerpo y el trasero se puede abatir para incrementar el volumen del maletero hasta los 1.144 litros, mientras que en su posición normal la capacidad es de 332 litros. El equipamiento es muy completo y ofrece diversos dispositivos de seguridad y de ayuda a la conducción como el cambio automático de luces, sistema de frenado de emergencia con detección de peatones, alerta de vehículos en el ángulo muerto del retrovisor exterior, alerta de tráfico cruzado al dar marcha atrás, cámara trasera, cargador inalámbrico de móviles, asientos delanteros y volante con calefacción, etc.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios