www.economiadehoy.es

Inflación, Fed y renta variable

Inflación, Fed y renta variable
Ampliar

OPINIÓN: Por Equipo de Portocolom AV

miércoles 03 de noviembre de 2021, 12:24h
A pesar de que la inflación a nivel global va a ser más duradera en el tiempo de lo esperado inicialmente, del posible endurecimiento de las políticas monetarias de los principales bancos centrales y la escasez de suministros que están afectando prácticamente a todos los sectores, los principales índices estadounidenses marcaron este lunes nuevos máximos históricos. id:77481
En EE. UU., el Índice S&P500 cerró por encima de los 4.600, y en el año lleva acumulado un +22,8% mientras que el índice Nasdaq que incluye las principales empresas del sector tecnológico cerró cerca de los 15.600 puntos, y acumula en el año un 23,4%. A pesar de estos precios tan altos y de la incertidumbre actual los inversores siguen prefiriendo la renta variable ante la falta de alternativas en otras clases de activos como por ejemplo la renta fija, donde en muchos casos la rentabilidad por riesgo asumido es limitada. Y hoy, miércoles 3 de noviembre está marcado en rojo en el calendario de la mayoría de los analistas ya que se reúne la Fed y se espera que concrete cuándo empezará a reducir el programa de compras. Con una inflación en EE UU en 5,4% (nivel más alto en 13 años) y el bono a 10 años en torno al 1,6%, estiman que está reducción de estímulos comience este mismo mes de noviembre. Concretamente, el consenso de mercado espera que se anuncie una rebaja de 15.000 millones de dólares mensuales: pasaría de comprar 120.000 millones de dólares al mes a 105.000 millones. De esta manera, a mitad de 2022 se habrían eliminado las compras de activos por parte de la Fed.

La renta variable norteamericana sigue pulverizando récords al calor de la sesión de beneficios empresariales del tercer trimestre. Los inversores parecen tener interiorizados los mensajes que comienzan a llegar desde los bancos centrales relativos a potenciales endurecimientos en las políticas monetarias en el caso de una inflación más persistente en el tiempo. Los malos datos macro, como el de las ventas minoristas en Alemania de este lunes, pasan desapercibidos. Los fundamentales macroeconómicos han pasado a un tercer plano. Y dado la estacionalidad que presentan los mercados financieros en las fechas en las que nos adentramos, son muchos los estrategas alzando la voz con mensajes cada vez más positivos para la renta variable en los próximos meses. En nuestra opinión, los bancos centrales y su generación de liquidez siguen siendo la clave. Esta semana tendremos reunión de la Reserva Federal que probablemente será decisiva para el devenir de la renta variable de aquí a final de año. También se reúne el Banco de Inglaterra, el primero de los grandes bancos que tras el verano lanzaba mensajes sobre la posibilidad de adoptar medidas ante los elevados niveles de inflación. La volatilidad de la renta variable sigue en niveles muy bajos… pero no así la de la renta fija, factor a vigilar junto a la fortaleza del dólar. Aunque la situación podría invitar a un mayor optimismo en la renta variable, no conviene bajar la guardia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios