www.economiadehoy.es
Instalaciones y licencias necesarias para abrir un bar o restaurante
Ampliar

Instalaciones y licencias necesarias para abrir un bar o restaurante

miércoles 25 de septiembre de 2019, 13:06h
Bares, cafeterías y restaurantes han de superar trámites administrativos complejos y cumplir estrictas normas antes de que se autorice su apertura. id:50097

Solemos no apreciar los conocimientos que hay que tener para llevar a cabo una actividad profesional, excepto la nuestra, que siempre nos parece la más interesante y la más difícil de desarrollar. De ahí el grave error que cometieron algunos en la pasada crisis al pensar que montar un bar era una tarea sencilla. Al fin y al cabo “una caña la sirve cualquiera”. Pues no, ni la sirve cualquiera y, además, hay que saber atender, servir una ración, prepararla y cuidar bien a los clientes.

Si usted posee todos esos conocimientos profesionales o, sin tenerlos, quiere invertir en un bar o un restaurante, encomendando la gestión diaria a uno o varios profesionales cualificados, antes de abrir el nuevo local o de poder continuar con uno que ya estaba en funcionamiento, alquilándolo o traspasando el negocio, se tiene que enfrentar a toda una serie de trámites burocráticos no siempre fáciles de entender.

Es verdad que las administraciones están haciendo todo lo posible por facilitar las gestiones y acortar los plazos para dar una licencia de apertura a un bar o a un restaurante en un tiempo razonable. Pero la complejidad de la regulación, la necesidad de cumplimiento de las normas urbanísticas -de hecho, en algunas grandes ciudades ya no se pueden abrir más negocios de restauración en determinadas zonas- y de las de seguridad e higiene alimentaria pueden convertir todo el proceso de apertura en algo desesperante y costoso.

Licencia de bar

Los bares pueden ser de dos tipos: bares y bares con restauración menor.

Los primeros disponen de barra y algunas mesas para servir bebidas, tapas o bocadillos. En ellos no se puede cocinar por lo que no pueden servir comidas o cenas, a no ser que estas estén compuestas solo por tapas traídas de una empresa de catering o de cocinas industriales clasificadas. Lo que si pueden tener son microondas y cafeteras.

En los bares con restauración menor sí está permitido el uso de utensilios para cocinar. Según cuáles sean estos utensilios los bares con restauración menor se dividen en dos categorías:



      • Bar con restauración mixta menor: Un único dispositivo de preparación de alimentos, una plancha eléctrica para la elaboración de bocadillos calientes.

      • Bar con restauración de comida rápida: Bar con disponibilidad de utensilios para cocinar tapas, bocadillos calientes y bocadillos fríos pero, sin la posibilidad de servir cenas y comidas.


A pesar de la aparente sencillez de este tipo de negocios, los bares descritos anteriormente se consideran como actividades clasificadas y, por lo tanto, necesitan su específica licencia de actividad de bares en la que para su consecución debe intervenir un especialista. Resumiendo mucho, estos trámites incluyen la recopilación de la documentación necesaria para la apertura del local, presentación de la documentación al ayuntamiento, seguimiento del estado de la documentación y obtención de las correspondientes licencias.

Licencia de restaurante

La licencia de actividad de restaurante puede ser de dos tipos. Una está destinada a restaurantes y la otra a restaurantes-bares.

Los restaurantes son aquellos locales que disponen de un comedor donde se ofrece a los clientes comidas y cenas, siendo estas elaboradas en la propia cocina o por una empresa de catering.

Los restaurantes-bares son establecimientos que ofrecen los servicios de bar y restaurante simultáneamente. La comida puede ser elaborada en la propia cocina por una empresa de catering. También son consideradas como restaurantes-bares las heladerías y horchaterías con degustación.


Lógicamente, conseguir este tipo de licencias es más complejo pero no imposible. Simplemente hay que tener en cuenta mucho más factores y, de nuevo, es imprescindible acudir a un servicio profesional que nos asesore y reduzca los costos y plazos para conseguir la licencia, y podamos abrir nuestro negocio cuanto antes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios