www.economiadehoy.es

Inversión en un mundo impulsado por la nube

Inversión en un mundo impulsado por la nube
Ampliar

OPINIÓN: Por Equipo de Capital Group

martes 16 de noviembre de 2021, 10:52h
La nube impulsa la cuarta revolución industrial. id:77886
Inversión en un mundo impulsado por la nube
Ampliar
Todas las revoluciones industriales han tenido un factor catalizador que ha sido seguido de un cambio transformacional. El vapor permitió la mecanización en la primera revolución industrial, la electricidad condujo a la producción en masa en la segunda y la tecnología impulsó la automatización en la tercera.

El poder transformador de la nube le ofrece la posibilidad de reconfigurar la economía mundial y ser el catalizador de la cuarta revolución industrial.

El futuro de los datos

En un solo día se envían y reciben más de 300.000 millones de mensajes de correo electrónico en todo el mundo[1] . Por otro lado, un vehículo autónomo produce en torno a cinco terabytes de datos por hora[2].

Nuestros datos digitales continúan creciendo con rapidez, por lo que la gestión del almacenamiento de dichos datos será cada vez más importante. Aunque la nube ofrece una gran solución para el almacenamiento de datos, su verdadero potencial reside en la forma en que se analizan y utilizan las enormes cantidades de datos de forma colaborativa para proporcionar información e impulsar la innovación.

Ya podemos ver la aplicación tangible de movilización de datos en aplicaciones como Google Maps. Las coordenadas de los mapas, las imágenes por satélite, las fotos y los datos se almacenan en la nube, pero el verdadero potencial surge cuando un motor de inteligencia artificial integra, analiza y sintetiza las capas de datos e imágenes en un resultado utilizable.

«Con grandes conjuntos de datos y capacidad informática, las máquinas pueden aprender a predefinir algoritmos mejor que los humanos... Y la nube lo permite», señala el analista de inversión en renta variable Julien Gaertner.

Cómo invertir en la nube

Las implicaciones de la democratización de los datos y la habilitación de la tecnología en la nube son enormes, lo que nos lleva a preguntarnos cómo estructurar la exposición desde el punto de vista de la inversión.

Hemos identificado distintas oportunidades en toda la cadena de valor de la nube, que divide en tres capas la tecnología de la nube.

  1. Facilitadores

Ya estamos inmersos en la transición a la nube. A medida que vaya avanzando la migración y la adopción, habrá una mayor demanda de los componentes que impulsan estos procesos. Y a medida que la nube vaya admitiendo cálculos y análisis más complejos, habrá una mayor demanda de componentes de mayor rendimiento.

Semiconductores: una estructura atractiva

Es difícil exagerar la importancia que han adquirido los semiconductores en la economía mundial. Se necesitan para todo, desde los centros de datos y los smartphones a los automóviles y las lavadoras.
Aunque la base de clientes del sector de los semiconductores se ha ampliado, el número de participantes se ha consolidado. En la actualidad, en el sector de los semiconductores encontramos solo unas cuantas compañías dominantes. Básicamente un oligopolio, se trata de un sector que ha demostrado un crecimiento estable, márgenes elevados y una menor ciclicidad, lo que favorece la existencia de unos sólidos fundamentales subyacentes para las oportunidades de inversión a largo plazo.

Componentes

A medida que la nube vaya ampliando su funcionalidad, los distintos sectores y mercados generalizarán el uso de un mayor número de dispositivos conectados a la nube, lo que, a su vez, aumentará la demanda de componentes, sensores, conectividad y capacidad de almacenamiento.

El subsector de los componentes presenta ciertas áreas que nuestros analistas encuentran particularmente interesantes. En cada una de ellas, el conocimiento técnico especializado nos ayuda a entender cada submercado y la dinámica concreta de crecimiento.

  1. Soluciones

Tras analizar los componentes de hardware a partir de los cuales se construye la plataforma de la nube, la siguiente etapa examina las compañías que ofrecen la tecnología de la nube como solución a los usuarios.

Dividimos las soluciones en dos categorías: i) proveedores de infraestructura y ii) proveedores de software.

Proveedores de infraestructura

La infraestructura de la nube nos resulta bastante familiar. Incluye compañías conocidas, como los servicios en la nube AWS de Amazon, con un 33% del mercado, Microsoft Azure, con una cuota de mercado del 20%, y Google Cloud Platform, con el 9%[3]. Estas compañías han logrado una presencia dominante en el mercado ampliando su oferta de productos y llegando a más clientes. Y esta presencia dominante podría ofrecer oportunidades de inversión atractivas: aunque la pandemia de COVID ha acelerado el cambio a la nube, las compañías dominantes aún tienen un amplio margen potencial de crecimiento a largo plazo.

También vemos oportunidades de crecimiento regional. En China, Alibaba y Tencent cuentan actualmente con una cuota de mercado global solo del 6% y el 2% respectivamente[4]. Sin embargo, la adopción de servicios en la nube en el país va por detrás de otras regiones, lo que hace que su trayectoria de crecimiento sea mucho más pronunciada, ya que la intención del gobierno es ir ampliando dicha adopción hasta alcanzar al resto de mercados. La iniciativa del gobierno chino se centra en el coste de la transición, y llega a asumir hasta el 100% de los costes que supone la migración a la nube para las pequeñas y medianas empresas.

«China va algo atrasada en la adopción de la computación en la nube, pero la pandemia de COVID ha acelerado esta tendencia. El proceso de adopción podría ser diferente al que ha seguido Estados Unidos, donde el uso relacionado con los dispositivos móviles ha constituido un área clave de crecimiento», señala Winnie Kwan, gestora de renta variable.

Proveedores de software

Si las infraestructuras se caracterizan por su naturaleza oligopolística, el software difícilmente podría ofrecer un mayor contraste. Hay más de 20.000 compañías de software como servicio4 en todo el mundo, pero menos del 1% presentan una valoración superior a 1.000 millones de dólares[5].

La propia naturaleza de la nube, como plataforma de análisis y difusión, es la piedra angular del modelo de negocio del software como servicio y sustenta su alta rentabilidad. La falta de infraestructura física y el bajo coste marginal de los suscriptores adicionales son la clave de los elevados márgenes del sector.

El potencial de mejora de los rendimientos en esta área hace que, sin embargo, estemos ante un mercado muy concurrido. Las compañías, tanto las ya consolidadas como las nuevas e innovadoras, tienen la capacidad de registrar muy buenos resultados si su producto consigue ganar adeptos entre los usuarios. Esto hace que estemos ante un sector dinámico e interesante, pero también pone de manifiesto la necesidad de llevar a cabo un exhaustivo análisis fundamental destinado a identificar las mejores oportunidades.

Hay dos formas fundamentales de captar una cuota de mercado significativa en el sector del software. Una de ellas es la especialización en un sector concreto y el servicio integral en todo el mercado. La otra es ofrecer un paquete de productos que sirvan a los clientes en una amplia variedad de sectores.

Una mirada al futuro

El poder de la nube abarca el almacenamiento de datos, las plataformas de distribución, el análisis de los macrodatos, el aprendizaje automático y la inteligencia artificial. La identificación de las distintas áreas de inversión en los diferentes niveles de la cadena de valor de la nube puede ayudar a detectar de forma más eficaz las oportunidades y los riesgos a los que se enfrentan aquellas compañías que están bien posicionadas para aprovechar el poder de la nube.

  1. Los facilitadores, que proporcionan los mecanismos que permiten la existencia de la nube.
  2. Los proveedores de soluciones, que permiten a los usuarios acceder a los análisis y las plataformas de datos.
  3. Los beneficiarios, que aprovechan la nube para revolucionar el sector y crear un fuerte potencial de crecimiento.

La gran variedad de aplicaciones de la tecnología de la nube es lo que va a permitir que esta tecnología se convierta en el elemento fundamental de la futura economía mundial.

[1]Información de febrero 2021. Fuente: Statista

[2]Información de enero 2020. Fuente: Dell Technologies (coche conectado: se mide como un coche «bajo tarea por hora»)

[3]Información a julio 2021. Fuente: SynergyResearchGroup

[4]Información a 31 marzo 2021. Fuente: Crunchbase

[5]El número total de compañías de software como servicio valoradas en más de 1.000 millones de dólares asciende a 140. Información a 31 marzo 2021. Fuente: Capital IQ

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios