www.economiadehoy.es

Jornadas sobre acceso a nuevas fuentes de datos

Jornadas sobre acceso a nuevas fuentes de datos
Ampliar
viernes 15 de octubre de 2021, 11:25h
El INE insta a la colaboración entre el sector público y privado para mejorar la estadística oficial en beneficio de toda la sociedad. id:76850
El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha celebrado su tercera jornada sobre el acceso a nuevas fuentes de datos con fines estadísticos. Bajo el título “Nuevas fuentes de datos y estadísticas oficiales: B2G4S”, diferentes expertos en la administración de datos han debatido sobre la importancia de las nuevas fuentes de información en la elaboración de estadísticas oficiales. En esta ocasión, se ha puesto especial énfasis al acceso a fuentes detentadas por entidades privadas y en el intercambio de datos entre empresas y el sector público (B2G, del inglés business to government) para fines estadísticos (4S, del inglés for statistics).

En la sesión han participado Juan Manuel Rodríguez Póo, presidente del INE; Alberto Palomo, director de la Oficina del Dato; Richard Benjamins, del Observatorio Español BIDA; y Luis Hernández, presidente de la comisión de fuentes de información de ASEDIE.

Todos los participantes han destacado la importancia de la información y los datos en una sociedad tan digitalizada, en la que proliferan las fuentes de información en manos privadas. Y han coincidido en que estas nuevas fuentes suponen una gran oportunidad, tanto para las empresas como para los productores de estadísticas oficiales, en su misión de facilitar a la sociedad la información que necesita, con la suficiente puntualidad y nivel de detalle.

Colaboración entre fuentes públicas y privadas

El eje principal del encuentro ha sido el beneficio que puede aportar la incorporación de fuentes privadas a las estadísticas oficiales que, con sus metodologías sólidas y transparentes, permitirán obtener resultados de mayor calidad para el conjunto de la sociedad, así como con mayor valor añadido de las que puede lograr cada proveedor de datos de manera individual.

“La estadística oficial es un bien público de gran relevancia para la sociedad, puesto que proporciona datos de calidad sobre ámbitos muy diversos y capaces de orientar la toma de decisiones tanto de los poderes públicos como de las entidades privadas y de la sociedad en general”, ha recordado Juan Manuel Rodríguez Póo, presidente del INE, como introducción al debate.

Para la estadística oficial el uso de datos privados implica una mejora considerable de la información, lo que también tiene repercusión en el ejercicio de las políticas públicas, puesto que, con mejores datos, “se pueden tomar mejores decisiones”. Para Rodríguez Póo, “si la información es poder, la estadística oficial es su democratización, puesto que devuelve a la sociedad la información elaborada con los datos de los ciudadanos por medio de sus estadísticas oficiales”.

En este sentido, Alberto Palomo, director de la Oficina del Dato, recordó que “la Comisión Europea quiere promover, a través de la legislación, el acceso y el uso justo, fiable, transparente y sostenible a las fuentes de datos. Una vez aprobada la ley, “el INE deberá tener un papel protagonista en la estrategia del dato, tanto a nivel nacional como europeo y será el actor clave para su implantación en España”, ha añadido.

Para Richard Benjamins, del Observatorio Español BIDA, “es necesario situar la gestión de los datos al nivel jerárquico más alto posible dentro de las Administraciones Públicas para trasladar a la sociedad toda su importancia y concentrar su gestión en el menor número de entidades posible para agilizar los procesos”.

Colaboración sostenible: garantías e incentivos

“Igual que las empresas tienen que adaptarse a las nuevas realidades sociales, las instituciones públicas también deben de hacerlo, y para ello se hace necesario el acceso a nuevas fuentes de información”, ha comentado Luis Hernández, presidente de la Comisión de Fuentes de Información de ASEDIE.

Desde el punto de vista de la estadística oficial, los beneficios de la colaboración públicoprivada están más que comprobados, como se ha asegurado durante la jornada celebrada por el INE. Así, permite una mejor cobertura y precisión de las estadísticas, ofrece la posibilidad de medir nuevos fenómenos y situaciones, así como elaborar estadísticas más oportunas, inmediatas y detalladas. Pero hay otros efectos directos que suponen un beneficio, tanto para las empresas como para las autoridades estadísticas, como la reducción de la carga de respuesta para los encuestados, o la potenciación de la innovación tanto en el sector privado como en el público.

Esta colaboración también permite enriquecer la responsabilidad social corporativa de las organizaciones privadas que detentan los datos y generar nuevas oportunidades de negocio para ellas. Y, en una sociedad que cuestiona cada vez más la concentración de los datos personales en unas pocas empresas, esta cooperación ayudará a reducir este riesgo y sus posibles consecuencias administrativas.

Durante la jornada se ha destacado la importancia de buscar incentivos para ambas partes en esta colaboración entre empresas privadas y organismo públicos productores de estadísticas. Entre ellos, la dotación de fondos públicos para el desarrollo privado de herramientas técnicas para compartir datos o la compensación de los costes de procesamiento de la información.

“Queremos establecer colaboraciones a medio y largo plazo para desarrollar conjuntamente nuevos procesos y herramientas”, ha afirmado Rodríguez Póo, que ha añadido que el INE ya trabaja en este sentido junto a empresas de comercio minorista, portales de empleo o webs de turismo con un objetivo claro: “maximizar el beneficio para la sociedad”.

Valor y seguridad, aspectos clave

Las oficinas de estadística tienen larga experiencia y sistemas bien establecidos para producir información estadística fiable, independiente y de alta calidad. Son el socio natural del sector privado y del sector público cuando se trata de integrar nuevas fuentes de datos y nuevas estadísticas. Como ha afirmado Richard Benjamins, “los datos son necesarios, pero por sí solos no son suficientes para crear valor. Su valor reside en las conclusiones que podamos extraer de ellos y su utilización para mejorar la toma de decisiones”.

Para Luis Hernández, “los datos públicos, como los que ofrece el INE, son la base sobre la que generar valor y un verdadero impacto en la sociedad. Por ejemplo, gracias a los estudios sobre movilidad, nuestros asociados calculan que se han evitado más de 500 millones de horas en atascos gracias la navegación con información de tráfico en tiempo real”.

Para cerrar el encuentro, Rodríguez Póo ha recordado que “los INEs están sujetos a reglas específicas y rigurosos principios y códigos de conducta en la elaboración de estadísticas oficiales para garantizar así la independencia profesional en la recogida, procesamiento, difusión y confidencialidad de los datos”.

Esta jornada forma parte del ciclo de conferencias sobre acceso a nuevas fuentes de datos con fines estadísticos que organiza el INE. El 12 de mayo se celebró la primera, con carácter institucional; la siguiente, dirigida al conjunto de la sociedad, tuvo lugar el 16 de junio; y la de hoy ha puesto el foco en el ámbito empresarial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios