www.economiadehoy.es

Kia Ceed 1.4 T-GDi Launch Edition

Kia Ceed 1.4 T-GDi Launch Edition
Ampliar

Un compacto amplio, atractivo, eficaz, rápido y…con 7 años de garantía

miércoles 15 de mayo de 2019, 22:51h
Aunque es la tercera generación del modelo de Kia del segmento C, realmente al cambiar de nombre, de Cee’d pasa ahora a llamarse Ceed, por este motivo y por su salto cualitativo, casi podríamos decir que estamos tratando de un nuevo modelo, a pesar que ya sean fabricado 1,28 millones de vehículos de las dos generaciones anteriores. id:45351
El nuevo Ceed como sus versiones anteriores son modelos eminentemente europeos, ya que se fabrican en nuestro continente e incluso sus iniciales lo remarcan aún más, Comunidad Europea y Europeo de Diseño = CEED. Construido a partir de la nueva plataforma "K2", el nuevo Ceed es 20 mm más ancho y 23 mm más bajo que el modelo anterior, mientras que la distancia entre ejes permanece igual. Por su parte el voladizo delantero ha sido acortado en 20 mm y el trasero alargado en otros 20 mm. Con todos esos ligeros aumentos de las dimensiones, el Ceed ha ganado en habitabilidad, como luego veremos.

Con el nuevo diseño el coche ha ganado en atractivo y en deportividad, pues sobre todo en la visión trasera el modelo parece otro, no una evolución del anterior. El frontal, como no, luce la parrilla “tiger-nose” que identifica a todos los modelos de la marca, pero que en esta ocasión se ensancha algo más, mientras que la gran entrada de aire situada en la parte baja del paragolpes aumenta de tamaño. Los faros son alargados y se prolonga hacia arriba en sus extremos siguiendo la línea del inclinado capó, que ahora luce unas abultadas formas aerodinámicas. Como en las líneas generales del coche, que ahora son más rectilíneas que la generación anterior, en los bordes del parachoques una forma así, “protege” el habitáculo del antiniebla. Como signo de identificación personal la luz de día, integrada en el faro, es de Led tipo “cubito de hielo”, es decir con un haz lumínico cuadrado y tridimensional. En la visión lateral quizás lo que más le define es la línea cromada en forma de arco, que recorre la parte superior de las ventanillas, mientras que en la inferior es completamente recta. Los pasos de rueda se muestran algo abultados, sobre todo el trasero y unas sinuosas y suaves formas recorren las puertas a media altura. En la trasera lo más llamativo es la sensación de anchura del coche, determinada por ese abultamiento de las aletas traseras, la no muy grande luneta, con su correspondiente alerón y los horizontales grupos ópticos con tecnología led. Una salida de escape ovalada en la parte derecha y unos catadiópticos en los extremos del paragolpes rematan una de las visiones más atractivas del nuevo Ceed. Las bonitas llantas de aleación son de 17 pulgadas y realzan la “figura” del coche.

Como ya insinuábamos líneas arriba, el habitáculo del Ceed es más amplio que el de sus antecesores e incluso da una sensación de más calidad en los materiales empleados y resultando incluso más agradables al tacto. En líneas generales también se aprecia que se ha buscado la funcionalidad de todos sus elementos. Así encontramos un salpicadero con un diseño muy agradable y muy bien resuelto. El cuadro dispone de una gran visera que acoge, los dos indicadores analógicos del cuentavueltas y velocímetro, con sus correspondientes viseras individuales que le dan un toque realmente deportivo. Separando ambos indicadores encontramos una pantalla en la que se reflejan los distintos estados del coche, así como un buen número de avisadores, etc. La pantalla multifunción y táctil, situada en el centro del salpicadero de forma superpuesta, es de 8 pulgadas y en ella se integran un buen número de funciones, siendo además compatible con los sistemas Android Auto de Google y Apple CarPlay. Bajo la pantalla se ofrece una línea de interruptores auxiliares que además del equipo de sonido selecciona el modo que queremos que ofrezca la pantalla, audio, mapa, navegación, media, ajustes….. Más abajo comienza la verdadera consola central que forma una continuación del propio salpicadero a través de una suave curva. Esta consola esta ligeramente orientada hacia el conductor y en su parte superior se distribuyen los mandos del climatizador con las dos ruedas selectoras de la temperatura para cada zona del habitáculo. Ya más abajo se ofrecen dos generosos huecos uno sin tapa todavía en la zona vertical de la consola y otros con ella, para los distintos tipos de enchufes auxiliares, en la zona horizontal, delante de la palanca de cambios, tras la cual nos encontramos otro hueco con persiana para dos botes o botellas, que se complementan con otros más bajo el más bien pequeño reposabrazos central.

Los asientos, con piel en las zonas laterales y tejido en la parte central, resultan bastante cómodos, aunque pecan un poco de falta de sujeción lateral. El del conductor, cuya postura ante el volante esta muy acertada, dispone de regulaciones eléctricas, no así el del acompañante que las tiene manual. El trasero por espacio puede acoger perfectamente a tres personas de anatomía más o menos normal, pero es apoyabrazos central puede hacer que la persona que viaja en el centro vaya algo más incómoda. Estos pasajeros disponen de salidas del climatizador. El respaldo se puede abatir en 2/3 o completamente, ofreciendo la posibilidad de ampliar hasta los 1.291 litros la capacidad del maletero, que en la posición desplegada del asiento se queda en los 395 litros, 15 litros más que la generación anterior, que tampoco esta nada mal dada las dimensiones del coche, además la altura interior puede variar en función de las necesidades y es de destacar que al esta equipada esta versión con un excelente equipo de sonido JBL, en el lado derecho de maletero se pueden observar dos altavoces de graves (Subwoofer).

Para terminar en este repaso al aspecto y el habitáculo y antes de entrar en el apartado motriz, digamos que el nuevo Ceed es un coche muy bien conseguido y con una muy buena habitabilidad, capaz de competir con los más afamados modelos de este segmento de los compactos. Y para no desmerecerlo en absoluto, la versión probada montaba un motor de gasolina de 1.353 c.c., que ofrece un rendimiento de 140 CV a 6.000 r.p.m. y un par de 242 Nm entre 1.500 y 3.200 r.p.m. y cuyas prestaciones de fijan en los 210 km/h como velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h de 8,9 segundos. Cifras más que respetables y que dan ya una idea del comportamiento de motor, Pero es que sus virtudes no se quedan ahí, una vez que se le maneja, primero se tiene la sensación de que disponemos de una mayor potencia, dada la rápida respuesta del motor y su facilidad para subir de vueltas sin descanso. Además, las recuperaciones están en la misma línea: rapidez y contundencia. Si temor a equivocarnos se puede afirmar que desde hace tiempo que no probamos un motor de estas características, que proporcione un tan alto grado de satisfacción, tanto en la circulación por ciudad o por carreteras congestionadas, como por las despejadas a alta velocidad y con adelantamientos sucesivos. El consumo se queda en los 6 litros a los 100 como media, que se puede considerar normal para la potencia y en una conducción más bien relajada o con frecuentes paradas del sistema Star&Stop. El cambio es en esta ocasión manual de seis velocidades. Un cambio que esta en la misma línea que el excelente motor, ya que es suave y con un tacto preciso, con cortos recorridos y con las relaciones muy bien estudiadas, siendo las primeras más bien cortas, para dar ese envidiable dinamismo y larga la sexta para reducir consumo, aunque como hemos podido comprobar en más de una ocasión, incluso en esta marcha, el motor se recupera en cuestión de segundos. Vamos, que si no circulamos en plan rallye, nos olvidamos de manejar el cambio dada esas buenas recuperaciones.

Después de señalar esas excelencias motrices, bien merecidas por supuesto, el Ceed también puede presumir de ofrecer un buen comportamiento, con un compromiso muy acertado entre el confort, aunque las suspensiones son más bien duras y la seguridad y el agarre. Delante se monta un sistema McPherson con su correspondiente barra estabilizadora y atrás también con su barra, un paralelogramo deformable. Con ello, un chasis robusto, un control electrónico de estabilidad y un sistema de gestión de la estabilidad, que detecta cualquier pérdida de adherencia, se asegura un comportamiento ágil y eficaz y sobre todo seguro, incluso en permite conducir sacando el máximo (que es difícil) de lo que ofrece el Ceed. Esta sofisticada suspensión, también trabaja eficazmente en lo que se refiere a frenadas bruscas o a gran velocidad, en las que el Kia no pierde en absoluto su sólida trayectoria.

Tanto para el conductor como para los pasajeros, el Ceed ofrece una amplísima gama de tecnologías en beneficio del confort, la funcionalidad y la seguridad. Además de los ya mencionados sistemas que permiten la integración del smartphone en el sistema de infoentretenimiento del coche, esta también diseñado para trabajar con Android 5.0 Lollipop o superior. Por otra parte, el Ceed ofrece el sistema Drive Mode Select, que permite al conductor adaptar su modo de conducción eligiendo la posición Normal o Sport, para variar el grado de dureza de la dirección o el carácter de motor. El modo Normal maximiza el potencial del motor para una mayor economía de consumo y ofrece un tacto de dirección más suave. El modo Sport actúa sobre la respuesta del acelerador, hace posible una mayor aceleración -desde parado o en marcha- y adapta la dirección para añadirle dureza y una mejor respuesta a los movimientos del volante.

Entre los sistemas de seguridad y ayuda a la conducción podemos destacar, el sistema dinámico de luces de carretera, el sistema de detección de fatiga del conductor, el sistema de asistencia para mantenimiento del carril, el avisador de vehículo en el ángulo muerto, la alerta de tráfico cruzado trasero, la asistencia al estacionamiento, el sistema de aviso de posible colisión frontal y el sistema de asistencia para el seguimiento del carril, que detecta las líneas en la carretera para que el Ceed permanezca en su carril en la autopista. Controla la aceleración, la frenada y la dirección, en función de los vehículos que circulan por delante. Este sistema emplea sensores para mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente y funciona entre 0 y 130 km/h.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.