www.economiadehoy.es

La cabeza de una momia del Imperio Nuevo de Egipto será una de las piezas protagonistas en FERIARTE 2019

Nefer.
Ampliar
Nefer.
domingo 03 de noviembre de 2019, 09:56h
Nefer fue embalsamada hace más de 3.000 años y se encuentra en perfecto estado de conservación. id:51609
FERIARTE acogerá este año una pieza de gran valor histórico que acaparará gran parte del protagonismo del salón: una cabeza femenina de una momia egipcia de la Dinastía XVIII (1550 y 1295 a. C.), considerado el periodo de máximo esplendor de la civilización faraónica, así como un momento de gran expansión territorial. Se trata del comienzo del Imperio Nuevo de Egipto, momento histórico que se caracteriza también por el destacado papel de la mujer, como demuestran los reinados de Hatsheput y Nefertiti.

La cabeza de momia presentada en el espacio de Ifergan, galería malagueña especializada en arqueología que se estrena este año en FERIARTE, fue adquirida en una subasta en Nueva York tras una dura puja y se encuentra en perfecto estado de conservación. Con un precio aproximado de 550.000 euros, todavía conserva alrededor del rostro trozos de las vendas de lino con las que fue momificada, además de todas las superficies de la piel, los párpados, los dientes, los cabellos de color rubio y lo más importante: mantiene la vértebra cervical lo que acredita que la separación del cuerpo fue realizada con sumo cuidado. Aunque se desconoce la verdadera identidad de Nefer, se cree que probablemente fue una noble que murió joven.

La historia de esta pieza se remonta a finales del siglo XIX cuando el médico danés Christian Fenger trabajó en Alejandría y El Cairo curando a niños de infecciones oculares. Tras contraer una afección pulmonar debido al clima tropical africano, decidió mudarse a Estados Unidos. A su marcha, un oficial egipcio le regaló dos momias en agradecimiento a sus servicios. Sin embargo, por cuestiones logísticas a la hora de viajar el doctor solo se llevó las cabezas. Al morir Fenger, las cabezas fueron heredadas por su hijo Frederich y, más tarde, por su nieto Christian, quien decidió venderlas.

Después de adquirir esta pieza, su actual propietario, el coleccionista Vicente Jiménez Ifergan, viajó a Luxor (Egipto) para entrevistarse con conocedores y estudiosos del Libro de los Muertos y someterse a un ritual de protección, respeto y conciliación para ahuyentar la maldición de las momias, un misterioso mito que existe en torno al mundo funerario egipcio desde que Howard Carter descubriera la tumba de Tutankamón en 1922.

En FERIARTE, que celebra en esta ocasión su 43ª edición, también se podrán ver otros objetos arqueológicos que atraerán la atención de los visitantes y coleccionistas interesados en las civilizaciones antiguas. Entre otros, un busto de mármol blanco del emperador romano Antonino Pío del siglo II d.C. (Ifergan), un torso del héroe Diomedes del siglo I d.C. (J. Bagot Arqueología), una escultura de una diosa con peplos sobre chitón del siglo II-I a.C. (Jesús Vico) y “Representación de príncipe con orbe”, una escultura de arte romano en mármol blanco del siglo II d.C. (Galería F. Cervera Arqueología).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios