www.economiadehoy.es
La experiencia de uso satisfactoria, principal objetivo de los productos digitales
Ampliar

La experiencia de uso satisfactoria, principal objetivo de los productos digitales

viernes 03 de abril de 2020, 11:29h
La experiencia de uso, más conocida como UX, del inglés User eXperience, es un concepto global bajo el que están otros aspectos como el diseño amigable, la usabilidad de una página, la accesibilidad para todas las personas (colores, audio, subtítulos en caso de vídeos para personas sordas, etc.). Y no se refiere solo a páginas web sino a todo tipo de desarrollos de productos digitales (software, herramientas, aplicaciones, entre otros). id:57074
Como indican en la web de mpt.es: “contar con un buen producto digital ya no es una ventaja competitiva, sino una necesidad. Hoy en día los usuarios demandan experiencias memorables, y uno de los mayores retos para las organizaciones es ser capaces de ofrecérselas”.

MTP es una compañía de capital privado que tiene su sede central en Madrid y oficinas propias en México D.F., São Paulo y EEUU, con más de 20 años de trayectoria en el sector de Digital Business Asssurance. Gracias a su colaboración hemos podido redactar este reportaje. Uno de sus departamentos es el de UX, en el que ofrece consultoría para el diseño, desarrollo, pruebas y auditorías.

La UX es vital a la hora de que un producto digital tenga éxito. Que el usuario se sienta cómodo con la interacción de una página web o aplicación y que, además, de atractiva, le resulte ágil y, sobre todo, útil debe ser objetivo prioritario de todo desarrollador.

Cómo lograr una buena experiencia de usuario

  • Combatir las noticias falsas. El aumento de videos falsos y la información malintencionada que se utiliza, sobre todo, en el terreno político, hace cuestionarnos, como sociedad, cuál es la realidad. La actual crisis sanitaria ha llevado a las noticias falsas a niveles impensables hace dos meses. Los diseñadores de productos digitales deben centrar sus esfuerzos en diseñar para lograr transparencia, alentar el pensamiento crítico de sus usuarios y detener la propagación de desinformación.
  • El diseño es una tarea de equipo. El diseñador estrella está desapareciendo. Los equipos digitales van creciendo y los proyectos se vuelven más complejos. Y los diseñadores son valorados por la colaboración y el trabajo en equipo, en lugar de centrarse en tareas aisladas y específicas. La verdadera cooperación requiere un conjunto de reglas, no un conjunto de roles.
  • Los buenos productos hacen menos, pero son mejores. Agregar nuevas características a un producto es relativamente fácil. Asegurarnos de que estamos resolviendo los problemas correctos no lo es. Los productos comienzan pequeños y simples. Hacen una cosa realmente bien, y esa es la razón principal por la que tienen éxito. Pero pronto, el equipo detrás del producto llega a la conclusión de que debe hacer más. Se añaden características, se cubren nuevos casos de uso y las funcionalidades se vuelven más sofisticadas con el tiempo. A menudo, después de agregar varias funciones, es demasiado tarde para que el equipo vuelva atrás. La propuesta de valor original del producto, que es lo que atrajo a los usuarios en primer lugar, ahora se diluye. La experiencia de usuario va mermando a medida que el producto se vuelve más complejo y menos importante para los que lo usan.
  • La colaboración. A medida que las empresas se orientan al diseño, las herramientas SaaS (Software as a Service) abren nuevos niveles de colaboración. Al principio, muchos diseñadores tenían dudas sobre si permitir o no que otras personas vean y sigan su trabajo en tiempo real. Poco a poco se están dando cuenta de que los beneficios de esta manera de colaborar superan en gran medida las desventajas. La labor de los diseñadores de productos no es solo crear prototipos y maquetas. Han de enfocarse en herramientas que aumenten su capacidad de colaboración y los ayuden a llegar a nuevos límites en el diseño y en el trabajo con otros departamentos.

En estos tiempos, más que nunca, el optimismo es el único camino a seguir. Un optimismo pragmático, enfocado en la acción tangible y que sepa cómo convertir la frustración en motivación para crear mejores cosas en el mundo. Los diseñadores de productos digitales tienen un papel fundamental para que todo vuelva a la normalidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios