www.economiadehoy.es
La falta de talento, una de las principales barreras para la transformación digital de las empresas
Ampliar

La falta de talento, una de las principales barreras para la transformación digital de las empresas

miércoles 23 de octubre de 2019, 17:47h
Las tecnologías que más han adoptado las compañías son Cloud -85%-, metodologías ágiles -80%- y las interfaces de programación (APIs) -76%-, según el estudio Global Digital Risk Survey, de Deloitte. id:51202

La transformación digital es una de las prioridades para la gran mayoría de las organizaciones, que buscan los beneficios de la digitalización y de la implementación de las nuevas tecnologías. Este proceso requiere gestionar un conjunto de riesgos y superar algunas barreras por parte de las empresas.

Entre ellas, la encuesta Global Digital Risk Survey 2019, de Deloitte, señala tres limitaciones que están frenando la adopción de nuevas tecnologías por parte de las empresas: la dificultad para articular la tecnología en el desarrollo del negocio, según indica un 20% de los encuestados; la falta de madurez de la propia tecnología a implantar, un 13%; y la falta de talento, un 12%.

El estudio de Deloitte, que aborda los riesgos emergentes derivados de la transformación digital de las compañías y cómo estas utilizan la tecnología para su gestión, también destaca que, para un 56% de las compañías, esta falta de talento es la causante del retraso en llevar las nuevas ideas al mercado. Se trata de un factor que se sitúa únicamente por detrás del carácter cultural de la compañía, indicada por un 65% de las organizaciones, y de los procesos y la tecnología que viene heredada, por un 58%.

Asimismo, para aquellas compañías que consiguen llevar sus ideas al mercado en un plazo inferior a seis meses, la falta de talento es la principal causa de retraso, señalada por un 64% de los encuestados.

Para Manel Carpio, socio de Risk Advisory de Deloitte, “uno de los retos a los que se enfrentan las organizaciones para una rápida adopción de la transformación digital es la falta de equipos humanos cualificados. A ello se suma que, cada vez más, son necesarios perfiles de profesionales que aúnen el conocimiento de las nuevas tecnologías con el entendimiento de cómo hacer evolucionar el negocio. Esto supone un desafío para todo el sector”.

La implantación de la tecnología en las compañías

Las tecnologías que han alcanzado mayores niveles de adopción en las compañías son Cloud, con un 85%; metodologías ágiles, con un 80%; y las interfaces de programación (APIs), con un 76%.

La adopción a gran escala de otras tecnologías emergentes, como Internet of Things (IoT), robótica, Blockchain o Machine Learning, todavía tiene un largo recorrido de crecimiento, con un porcentaje inferior al 10% que ha desarrollado esta capacidad de manera amplia y con un 20% de media que lo ha efectuado experimentando.

Riesgos de la transformación digital

La integración de la tecnología en el ámbito del negocio ha incrementado los riesgos a todos los niveles. En este sentido, el estudio señala que las tres principales áreas de riesgo de las compañías son: ciberseguridad, en un 21%; privacidad de datos, en un 17%; y cumplimiento regulatorio, en un 12%.

La transformación digital de las empresas ha generado nuevos riesgos digitales, que se suman a los ya tradicionales. Manel Carpio, socio de Risk Advisory de Deloitte, añade que los más destacados son: “la privacidad, que se ve directamente impactada por muchas de las nuevas tecnologías, en especial por Big Data, Inteligencia Artificial e Internet of Things; el sesgo que introducen los algoritmos de Inteligencia Artificial, y los riesgos de ciberseguridad en dispositivos IoT, que crecen exponencialmente y cuya conexión se multiplicará con la llegada del 5G”.

Gestión de riesgos

Únicamente el 13% de las organizaciones ha determinado su apetito de riesgo en el contexto de la transformación digital, lo que pone de manifiesto que existe un amplio camino por recorrer en este ámbito.

Asimismo, el riesgo derivado de la transformación digital no está bien definido en muchas organizaciones, debido a la falta de una figura responsable de la gestión de los riesgos digitales. En este sentido, en el 33% de las empresas el riesgo digital depende del Chief Information Oficer (CIO); en el 41%, esta gestión la llevan a cabo varios profesionales con distintos roles; y en un 26% de empresas no hay un responsable definido.

La encuesta

La encuesta Global Digital Risk Survey 2019, “Beyond the hype”, de Deloitte, recoge las respuestas de 166 organizaciones de todo el mundo (EMEA, América y Asia Pacífico), entre ellas empresas españolas, durante el periodo de diciembre de 2018 a marzo de 2019.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios