www.economiadehoy.es
Curro Espinós y José Antonio González-Cuevas, de Ideas Agitadas, junto con Marcos Isamat, director científico del proyecto.
Ampliar
Curro Espinós y José Antonio González-Cuevas, de Ideas Agitadas, junto con Marcos Isamat, director científico del proyecto.

La incubadora creativa Ideas Agitadas empieza a fabricar el primer chicle contra la COVID-19

viernes 14 de enero de 2022, 09:51h
Se trata de un nuevo chicle que inactiva entre el 75% y el 99% de los virus de capa lipídica, entre los que se encuentran el SARS-CoV-2 y la gripe estacional. id:79705
Ideas Agitadas es una incubadora creativa de Barcelona que ha conseguido formular y escalar industrialmente un nuevo chicle que inactiva entre el 75% y el 99% de los virus de capa lipídica, entre los que se encuentran la COVID-19 y la gripe estacional.

La incubadora cuenta con un equipo liderado por Marcos Isamat, doctor en Inmunología Molecular por la Universidad de Cambridge, que ha trabajado en el desarrollo y ejecución del proyecto durante 18 meses. Con tal de certificar la capacidad de inactivación del virus y la inocuidad para el organismo humano, se han estado realizando diversas pruebas técnicas en laboratorios españoles, alemanes y británicos.

José Antonio González-Cuevas, uno de los fundadores de Ideas Agitadas, indica que “es un chicle que incorpora en su formulación un cóctel de 3 ácidos capaces de desactivar el coronavirus en la boca, principal espacio de replicación”.

La idea nació a principios de 2020, en el estallido de la pandemia, a raíz de una idea del equipo de González-Cuevas y su socio, Curro Espinós, que consistía en valerse de algún ingrediente que hiciera del territorio bucal un lugar hostil para el SARS-CoV-2. Tras conseguir el soporte científico del doctor Isamat, que avaló todos los pasos del proceso, llegaron a la conclusión de que, efectivamente, podía ser eficaz. “Un laboratorio de Berlín probó la virucidad in vitro de nuestro compuesto. También lo hizo la Universidad Autónoma de Barcelona en repetidas ocasiones, y luego realizamos una prueba para garantizar la inocuidad del compuesto tanto en las mucosas humanas como en términos de erosión dental”, explica el fundador de la incubadora creativa.

La firma ha decidido no comercializar el producto como medicamento por los plazos de aprobación, según cuenta González-Cuevas, pero “está avalado por los distintos laboratorios internacionales que han comprobado su efectividad y se venderá en los supermercados a precios razonables”. El primer millón y medio de unidades del nuevo chicle, cuya variedad de menta ya está fabricándose, empezará a comercializarse el próximo mes de febrero en las Islas Canarias bajo la marca CHEWING MASK y se espera su próxima distribución en el resto del país.

De la misma manera que el gel hidroalcohólico, la mascarilla y la distancia interpersonal, se trata de una protección más frente al coronavirus que puede limitar las posibilidades de transmisión, por lo que la compañía subraya que no sustituye a ninguna de las medidas de seguridad que proponen las autoridades en la actualidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios