www.economiadehoy.es

La sociedad civil tiende la mano a la clase política para buscar consensos ante los problemas de España

La sociedad civil tiende la mano a la clase política para buscar consensos ante los problemas de España
Ampliar

II Congreso de la Sociedad Civil

miércoles 29 de septiembre de 2021, 19:09h
El presidente de Sociedad Civil Ahora, Aldo Olcese, ofrece diálogo y lealtad institucional para aportar soluciones y contribuir a la mejora del país. id:76309
“Intentar contribuir a los debates sobre los principales problemas y desafíos que afronta España, para aportar soluciones y colaborar con la clase política desde la lealtad institucional y la mejor de las intenciones”. Con estas palabras ha resumido el presidente de Sociedad Civil Ahora, Aldo Olcese, el objetivo del II Congreso Nacional que, bajo el lema “Relanzar España”, reúne en el Ateneo de Valencia a más de 80 ponentes nacionales e internacionales en “un proyecto de suma positiva, de acercamiento leal, franco y transparente para construir ladrillo a ladrillo una mejor sociedad y un mejor país”.

El acto de inauguración ha contado con la participación de Romano Prodi, ex presidente de la Comisión Europea y ex primer ministro italiano, quien ha coincidido en la importancia y la necesidad de una sociedad civil fuerte, de “revitalizar la sociedad civil no en oposición a la política sino como un refuerzo”, a pesar de las dificultades que ello supone.

Romano Prodi ha sido el exponente de una notable representación de políticos italianos en esta cita, que Aldo Olcese ha justificado en el hecho de que Italia ha pasado de ser un país dividido y enfrentado a convertirse en “ejemplo de unidad, de sacrificio de los políticos, de una nueva democracia y una nueva posición en Europa muy prometedora”.

También ha participado en esta apertura la presidenta del Ateneo Mercantil de Valencia, Carmen de Rosa, quien ha recordado que "el Ateneo siempre ha sido un termómetro de la sociedad, una institución que desde su fundación en 1879 ha actuado con vocación de servicio”, al tiempo que ha defendido que "una sociedad avanza más cuando todos los estamentos que la componen están unidos, lo que supone una buena fórmula para relanzar España".

A su vez, el secretario general de Sociedad Civil Ahora y director del congreso, Vicente Garrido, ha asegurado que “el ciudadano exige una democracia de mayor calidad, y eso pasa por un reforzamiento de la sociedad civil. Una sociedad civil que no pretende suplantar a los políticos, que son quienes tienen las responsabilidades por encargo de pueblo, sino para colaborar con ellos y participar en la conformación de la voluntad general, que se tiene que hacer no solo desede instancias políticas sino también desee instancias sociales”.

Una sociedad unida

“La España que nos une” ha sido el lema de la primera sesión plenaria, en la que el presidente del Real Instituto Elcano, Emilio Lamo de Espinosa, ha repasado algunos de los problemas más “superficiales” (crisis sanitaria y económica) y otros más profundos, relacionados con la crisis política, la difícil gobernanza y el “enfrentamiento tosco entre fuerzas políticas” de los últimos años, así como con una crisis institucional que ha derivado en “un desbordamiento del marco constitucional”. De hecho, Lamo de Espinosa se ha referido a los intentos de recuperar el discurso de bloques de la Guerra Civil, así como a “una radical resignificación de la democracia, más deslegitimadora que legitimadora”, a un Gobierno dividido con dobles políticas o a la “sedición catalana con fuerza para activar un estado de rebelión permanente”.

En esta situación, el presidente del Real Instituto Elcano ha citado tres evidencias interrelacionadas, que ha resumido en “la moderación de los ciudadanos, la gran pérdida de confianza de esos moderados en una política radicalizada y polarizada, y la pérdida de la confianza en la política”.

“El bi-bloquismo es una impostación de políticos que no existe entre los representados”, ha argumentado Lamo de Espinosa, afirmación tras la que ha expuesto datos reveladores como que 9 de cada 10 ciudadanos creen que hay crispación y la atribuyen a políticos; que uno de cada dos españoles considera que el principal problema de España son los políticos; que el 70% muestra poca o ninguna confianza en el presidente del gobierno (85% en el caso del líder de oposición) o que casi la mitad de los españoles muestre ninguna simpatía por algún partido político. “El 90% de los españoles desconfía de los partidos. El no nos representan se ha generalizado”, ha advertido, para luego añadir que “la ciudadanía pide una política que sea solución y no problema”.

Pese a todo, Lamo de Espinosa ha querido poner en valor la calidad de la Democracia española, que “todos los estudios colocan entre las 20 primeras del mundo y resiste a pesar de las tensiones a las que la somete la clase política”. Y destacar el activo de “la Monarquía parlamentaria como el mejor instrumento para garantizar la unidad, razón por la que es objeto de ataque”.

Por su parte, el presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, ha destacado lo que, a su juicio, debe ser una televisión pública. “Un espacio en el que todas las voces tengan cabida, y en el que se fomente una conversación inteligente, moderada y avanzada. Una entidad en el que las premisas fundamentales sean no insultar, no manipular y el respeto a los hechos”. Pérez Tornero ha finalizado su intervención recordando que “vertebrar el país no es hacer un discurso para todos, sino permitir que todos participen en el discurso”. Pérez Tornero también ha reivindicado un discurso público más amigable y constructivo en el que la agresividad y el insulto no tengan cabida”.

Para finalizar, Carlos Mazón Guixot, presidente de la Diputación de Alicante, ha destacado la importancia de “practicar el sano ejercicio de revisarnos a nosotros mismos para mejorar”. Pero eso sí, ha puntualizado en referencia a lo que él considera una peligrosa tendencia revisionista de la Constitución Española, “sin replantearnos los sólidos pilares que nos han permitido llegar a hasta aquí”. El dirigente popular ha denunciado una “reducción del peso del Estado y de la asfixia que produce sobre los ciudadanos”. También ha reivindicado la función política, pero de unos políticos “serios, honrados y preparados”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios