www.economiadehoy.es
Limpieza de tuberías sin productos químicos

Limpieza de tuberías sin productos químicos

miércoles 24 de noviembre de 2021, 08:38h
El agua es un fluido importante que enfría los equipos industriales. La corrosión y las incrustaciones tienen lugar en muchos tipos de equipos industriales que están en contacto con el agua. En estas condiciones, la eficiencia de los sistemas disminuye y el coste de producción aumenta. id: 78160
El método químico o físico y la limpieza química se utilizan para reducir la corrosión y la cal en muchos tipos de equipos industriales. Todas las tecnologías convencionales del mercado, ya sean químicas o físicas, producen resultados sólo en el punto de instalación. Una vez que el agua ha pasado este punto, estos métodos convencionales de tratamiento ya no pueden controlar el agua.

En el caso de los dispositivos físicos, los cambios sufridos por la cal no son estables, sino que vuelven al estado anterior al cabo de un tiempo. Los métodos físicos sólo tienen, si acaso, un efecto indirecto sobre la corrosión o la microbiología. Si se utilizan productos químicos, los añadidos se degradan rápidamente. Técnicamente, es imposible que la concentración necesaria de los productos químicos se extienda uniformemente en todo el sistema.

Los factores y circunstancias descritos anteriormente, junto con los largos periodos de tiempo que el agua permanece en las partes menos utilizadas del sistema, pueden conducir con frecuencia a resultados no óptimos o incluso al fracaso o mal funcionamiento de los métodos convencionales.

El coste de los productos químicos para controlar la corrosión puede ahorrarse utilizando la tecnología de oscilación molecular. Las empresas utilizan productos químicos por valor de miles de dólares. Este uso periódico puede resultar muy caro. La sustitución de piezas costosas, como bombas y tuberías, puede suponer un gasto adicional en el presupuesto, por no hablar del tiempo de inactividad, los elevados costes de mano de obra y la pérdida de rentabilidad. Vamos a ver cómo la tecnología de oscilación molecular se usa para prevenir y eliminar la corrosión, y la acumulación de incrustaciones sin necesidad de utilizar productos químicos o en menor medida.

Merus ha logrado medir y almacenar oscilaciones moleculares tales como las del óxido y el sarro (incrustaciones). A partir de estas oscilaciones naturales Merus desarrolla nuevas oscilaciones activas. Las oscilaciones activas son guardadas en un material portador, el cual es capaz de emitir estas oscilaciones de manera constante hacia el agua. Esto ocurre sin necesidad de suministrar ningún tipo de energía externa, únicamente la energía suministrada por el calor ambiental es utilizada. El agua acepta y absorbe estas oscilaciones y las distribuye en la dirección de su flujo. A partir de este punto las oscilaciones viajan por toda la columna de agua a mayor velocidad que la del propio flujo de agua. Ese es el motivo por el cual este método funciona igualmente en líneas y tuberías de poco o ningún uso. Dentro del agua las oscilaciones activas interfieren con las oscilaciones naturales y alteran las características de las substancias.
El resultado: Las propiedades físicas de las substancias contenidas en el agua (u otros líquidos) son modificadas. Por ejemplo, en el caso del óxido, el oxígeno ya no reconoce al hierro trivalente como tal y por tanto no se forma nuevo óxido.

Según podemos leer en researchgate, “El anillo Merus es un nuevo dispositivo que puede instalarse en una tubería de alimentación para reducir la obstrucción de los emisores en el riego por goteo. La tecnología Merus funciona mediante oscilaciones moleculares específicamente moduladas u oscilaciones de red y no se basa en el uso de campos creados por bobinas eléctricas o imanes”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios