www.economiadehoy.es

Los sistemas de tráfico aéreo de Indra gestionarán el cielo del nuevo megahub aéreo chino

Los sistemas de tráfico aéreo de Indra gestionarán el cielo del nuevo megahub aéreo chino
Ampliar
miércoles 06 de abril de 2022, 12:43h
Indra equipa con tecnologías de vanguardia las torres de control de los dos aeropuertos internacionales y el centro de control de área de Chengdu, además de actualizar su centro de control aéreo en ruta. id:82738
Indra, una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría, ha completado la implantación y está poniendo en servicio los sistemas que gestionarán el tráfico aéreo en Chengdu, una de las pocas ciudades del mundo y la tercera en China, junto a Shanghái y Beijing, que cuenta en sus inmediaciones con dos grandes aeropuertos internacionales.

El nuevo aeropuerto de la ciudad, el de Chengdú-Tianfu, dispone en este momento de tres pistas de aterrizaje y capacidad para recibir 60 millones de pasajeros, pero está previsto que doble su capacidad en 2035 con la puesta en servicio de otras tres pistas más. La actividad de este gran aeropuerto se suma a la del aeropuerto internacional de Chengdu-Shuangliu, que es ya el cuarto del país por número de operaciones.

La complejidad que implica gestionar un cielo de estas características, en el que confluye el tráfico a varios aeropuertos internacionales, llevó a la Oficina de Gestión del Tráfico Aéreo del Suroeste de China (SWATMB, por sus siglas en inglés) a confiar nuevamente en la tecnología de Indra, proveedor líder de este tipo de sistemas en todo el mundo.

La compañía está preparando el espacio aéreo de la ciudad para absorber el incremento de tráfico que se registrará en los próximos años. Sus ingenieros han equipado para ello con sistemas de última generación las torres de control de ambos aeropuertos y el nuevo centro de control de área terminal, que ordena los vuelos en 200 millas a la redonda de la ciudad.

El centro de área terminal dispone ahora de un novedoso sistema de procesamiento de planes de vuelo completamente integrado con el del centro de control aéreo en ruta de Chengdú. “Ambos centros podrán operar de forma conjunta, utilizando el mismo sistema de procesamiento, o emplear el suyo propio si es necesario. Conseguirán así una coordinación prácticamente perfecta”, explican desde Indra.

Las torres de control de los dos aeropuertos están a su vez integradas entre sí y con el centro de control de área. “Operarán como un único sistema, gestionando cada vuelo de forma completamente fluida en todas sus fases”, apuntan.

Indra ha cuidado todos los detalles para que los controladores trabajen de forma cómoda y precisa con las herramientas más sofisticadas. A través de un único interfaz accederán a todos los datos que proveen los diferentes sistemas de gestión del tráfico aéreo, vigilancia de movimientos en pistas, fichas electrónicas digitalizadas, etc. “Todo estará optimizado y automatizado al máximo para reducir la carga de trabajo y que puedan gestionar más vuelos con la máxima seguridad”, explican.

El sistema presenta al controlador alertas en pantalla en caso de que una aeronave invada una pista sin autorización. Le muestra la senda de planeo que sigue la aeronave para tomar tierra y la información radar asociada. Todas las funcionalidades están dirigidas a apoyar la toma de decisiones y a reforzar la seguridad. “En el caso de aeropuertos con tanto tráfico como son los de Shuangliu y Tianfu estas capacidades resultan imprescindible”, señalan en Indra.

En total, el nuevo centro de área terminal dispone de más de 55 posiciones de trabajo de controladores aéreos, que se suman a las más de 34 posiciones de trabajo de las torres de control. La tecnología de Indra ha logrado que todos ellos operen como un único centro, de forma mucho más ágil, mejorando con ello la puntualidad de los vuelos y la comodidad de los viajeros. “La precisión con la que se gestiona cada operación reduce además al mínimo las emisiones innecesarias de CO2 y allana el camino para cumplir con el desafío que la industria de la aviación tiene por delante en materia de sostenibilidad”, subrayan.

Indra ha jugado un papel crítico para que SWATMB haya cumplido con los plazos para poner en operación el nuevo aeropuerto de Tianfu. Se trata de uno de los mayores proyectos de tráfico aéreo que el país ha puesto en marcha en los últimos años. Este logro se suma al largo historial de éxitos alcanzados por la compañía en su colaboración con la Administración Civil de Aviación China. En 2011 se hizo con el contrato para modernizar los centros de control en ruta de Xian y Chengdú, que gestionan el espacio aéreo superior de ocho regiones, una extensión comparable a la de toda Europa Occidental. Ha equipado además más de 15 torres de control y desplegado unos 50 radares que velan por la seguridad aérea en el 60% del cielo chino. En los últimos años ha implantado más de 1.000 sistemas de ayuda a la navegación.

El futuro de la digitalización

Indra es la compañía líder que está desarrollando las soluciones de vanguardia que transformarán la navegación aérea en los próximos años. En este momento, lidera uno de los mayores proyectos de digitalización del tráfico aéreo en marcha en Europa. El principal organismo de navegación aérea en el continente, Eurocontrol, le ha confiado la transformación digital del sistema operativo del Network Manager. La compañía lo dotará de tecnologías de siguiente generación para asegurar que pueda seguir cumpliendo en el futuro con la misión crítica decoordinar una red formada por 68 grandes centros de control aéreos y más de 500 aeropuertos. Indra trabaja en las tecnologías de virtualización, inteligencia artificial, computación en la nube y realidad virtual que serán clave en las próximas décadas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios