www.economiadehoy.es
Dr. Jan-Dirk Fauteck, director general y el presidente de la European Academy of Preventive and Anti-Aging Medicine.
Dr. Jan-Dirk Fauteck, director general y el presidente de la European Academy of Preventive and Anti-Aging Medicine.

Melatonina: efecto inesperado también con COVID-19

lunes 31 de agosto de 2020, 18:30h
Hasta la fecha, más de 400 pacientes de COVID-19 han sido tratados con éxito con melatonina en San Antonio, Texas (EE. UU). El Dr. Jan-Dirk Fauteck, autor y médico preventivista, explica en la entrevista por qué la melatonina es un arma tan eficaz contra los coronavirus. id:62538

La melatonina, durante mucho tiempo considerada «solo» como una hormona eficaz del sueño, ha causado sensación en los círculos científicos en las últimas décadas gracias a su versatilidad. Y vuelve a hacerlo, especialmente ahora, en un momento en que los investigadores de todo el mundo buscan un arma médica que combata el COVID-19.

«Desde hace algún tiempo es sabido que la melatonina refuerza el sistema inmunológico, lo cual ya es un parámetro importante para cualquier tratamiento de éxito, especialmente en pandemias virales», afirma el autor, médico preventivista y cronobiólogo Jan-Dirk Fauteck. «Más aún: gracias a sus propiedades antioxidantes, la melatonina protege todo el organismo, cada célula y, por lo tanto, también cada órgano, como los pulmones, el corazón, el cerebro o los riñones. Según el estado actual de la ciencia, son precisamente estos órganos los que se ven particularmente afectados por la enfermedad de COVID-19.» La melatonina no tiene prácticamente efectos secundarios y, además, es la sustancia natural que presenta más ventajas médicas para el cuerpo humano.

¿Qué efectos tiene la melatonina contra las enfermedades virales y especialmente contra el COVID-19?

Dr. Fauteck: La melatonina es la estrella entre los antioxidantes propios del cuerpo. Combate y neutraliza precisamente los radicales libres hasta en cada célula, y protege así, por ejemplo, el ADN contra daños. La melatonina también es capaz de estimular las células para que produzcan más captadores de radicales, lo que aumenta aún más su efecto antioxidante. Estas propiedades son de particular interés para el combate y el tratamiento de órganos dañados por enfermedades virales como la de COVID-19.

El Dr. Alex Shneider, un colega de Massachusetts (EE. UU.), establece una comparación muy clara: imagine que el virus es como un toro bravo que intenta de forma persistente atacar las células de sus pulmones y hacer que sus vías respiratorias se autodestruyan. Así es exactamente cómo funcionan los coronavirus. Al intervenir la melatonina aquí, se bloquean estos intentos de consecuencias fatales.

¿Cómo afecta esto a los coronavirus?

Dr. Fauteck: Los virus siempre necesitan células huésped para replicarse en el organismo humano. Por consiguiente, una forma de tratar las enfermedades víricas es evitar que los virus entren en las células huésped. Hay algo que ya han confirmado muchos estudios en los últimos meses, y es que los coronavirus atacan las células humanas a través del receptor ACE2, el receptor de la enzima convertidora de angiotensina 2. La melatonina regula indirectamente la expresión del receptor ACE2 o bloquea el lugar en donde se acopla el virus, lo cual le permite prevenir la infección de estas células. Además, frena la propagación de la infección y, por lo tanto, da más tiempo al sistema inmunológico para adaptarse a la infección.

¿Estamos hablando de resultados principalmente teóricos hasta ahora o ya hay aplicaciones en la práctica?

Dr. Fauteck: Ambas cosas. El Dr. Richard Neel, un colega de Texas, ha utilizado la melatonina en más de 400 pacientes de COVID-19 aplicando dosis altas de hasta 70 mg diarios (repartidos en 4 o 5 tomas a lo largo del día) con un éxito asombroso. Incluso los pacientes con graves enfermedades preexistentes, como diabetes o cardiopatías, pudieron recuperarse relativamente rápido gracias a la melatonina. También los enfermos graves de COVID-19, en serio peligro de muerte, se beneficiaron de ello y no tuvieron que ser intubados.

La mayoría de las personas jóvenes suelen mostrar síntomas menos graves o desarrollar menos la enfermedad que las personas mayores. ¿Cómo explica usted este hecho?

Dr. Fauteck: Por supuesto que hay excepciones a esta regla, pero es cierto: las experiencias de los últimos meses muestran claramente que las personas mayores suelen enfermar gravemente de COVID-19 con consecuencias que, lamentablemente, son a menudo mortales. Una de las razones es que su sistema inmunológico suele ser más débil. Como ya he mencionado, la melatonina desempeña un papel importantísimo. Dado que la producción de melatonina disminuye a lo largo de la vida, también se podría relacionar con el hecho de que haya tantas personas mayores en todo el mundo gravemente enfermas de COVID-19.

En los últimos tiempos se ha hablado mucho de los posibles efectos tardíos de la enfermedad de COVID-19: desde trastornos neurológicas, pasando por síndromes de fatiga crónica, hasta insuficiencias cardíacas, afecciones pulmonares y un proceso de envejecimiento más rápido de los órganos.

Dr. Fauteck: Todavía sabemos muy poco sobre los efectos que tendrá la enfermedad de COVID-19 a largo plazo, ya sea prácticamente asintomática como severa. Sin embargo, muchos estudios sugieren que, incluso si la enfermedad es leve, puede dar lugar a complicaciones posteriormente. Por lo tanto, el objetivo debe ser también minimizar este riesgo. La melatonina está predestinada para esto, porque hemos aprendido de otras enfermedades con efectos tardíos que la melatonina puede reducirlos, cuando no incluso prevenirlos.

Dr. Jan-Dirk Fauteck

El Dr. Jan-Dirk Fauteck es el director general y el presidente de la European Academy of Preventive and Anti-Aging Medicine (Academia Europea de Medicina Preventiva y Antienvejecimiento), ea3m, en Kalletal, Alemania, y miembro fundador y secretario de INTERCHRON, el Foro Internacional de Cronobiología.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios