www.economiadehoy.es

Nantek desarrolla un sistema de reciclaje de mascarillas que las transforma en combustibles sintéticos

Nantek desarrolla un sistema de reciclaje de mascarillas que las transforma en combustibles sintéticos
Ampliar
miércoles 03 de marzo de 2021, 10:13h
Su innovador sistema convierte estos residuos sanitarios en combustibles y otros productos químicos dirigidos a usos industriales. id:68950
Mikel Azkona y Carlos Uraga, socios fundadores de Nantek.
Ampliar
Mikel Azkona y Carlos Uraga, socios fundadores de Nantek.
Nantek es una joven empresa nacida en Getxo (Bizkaia) en 2019 que se ha especializado en el reciclaje y reconversión de todo tipo de plásticos en productos petroquímicos de valor añadido, generando un uso circular del residuo plástico y evitando que éste acabe llenando los vertederos.

A partir del verano pasado y ante el uso cotidiano de mascarillas por la crisis sanitaria del COVID-19, desde Nantek constataron que las mascarillas sanitarias usadas a día de hoy, ni se recogen, ni se procesan y que, por supuesto hay un envío masivo de estos residuos tanto a vertederos como a otros espacios descontrolados, llegando incluso al mar.

Además, comprobaron que estos residuos sanitarios constituían un potencial riesgo biológico en el caso de que no fueran tratados antes de llegar a los vertederos, dada la posibilidad de propagación de virus a través los roedores o aves que viven en estos vertederos, o bien por posibles mutaciones que se pudieran producir por la transmisión a través de estas especies.

Ante este grave problema medioambiental y sanitario, Nantek ha desarrollado un innovador sistema termoquímico para inertizar (inactivar) todo tipo de mascarillas sanitarias, además de reciclarlas (están fabricadas a partir de plásticos) y convertirlas en productos petroquímicos de alto valor industrial, proporcionando sostenibilidad y economía circular para un producto que todos los ciudadanos del mundo han comenzado a utilizar de manera diaria.

En el proyecto, la firma va acompañada de la consultora medioambiental guipuzcoana Orka, especializada en la recogida y valorización de residuos domésticos y que desde hace unos meses está recogiendo mascarillas de todas aquellas entidades o corporaciones que cuentan con gran cantidad de éstas.

Ambas firmas han activado un portal web con el fin de que particulares, empresas o entidades que manejen este tipo de residuos sanitarios tengan la oportunidad de que les sea recogido en su mismo establecimiento. Es un servicio que tendrá un mínimo de coste en función del lugar de recogida, el tipo de mascarillas, la cantidad de residuos recogidos, o bien el estado de conservación de las mismas. Para iniciar el proceso de recogida, se deberá de cumplimentar un formulario en dicho dominio web.

Desarrollo del sistema de reciclaje

El sistema de reciclaje se inicia con la recogida de las mascarillas y su introducción en bolsas plásticas para evitar una posible contaminación hacia el exterior. Estas bolsas con mascarillas se tratan a altas temperaturas en hornos pirolíticos construidos ex-profeso. Con ello se logra inertizar los residuos, eliminando cualquier resto biológico que pudiera quedar.

Posteriormente, ese residuo inactivo es convertido mediante un segundo proceso químico de condensación de gases en productos líquidos (hidrógeno) y/o hidrocarburos sintéticos (parafinas o combustibles libres de azufre que podrían ser utilizados en el transporte por carretera o marino).

Nantek –cuya innovadora tecnología ha sido reconocida en diferentes eventos de emprendedores- lleva más de un año investigando y desarrollando el reciclaje y tratamiento de diferentes tipos de residuos plásticos, por lo que ya ha validado el proceso de reciclaje de todo tipo de mascarillas sanitarias.

De hecho, Nantek estaría en disposición de poder tratar hasta 500 toneladas de estos productos en una nueva planta que está construyendo en la actualidad en Zamudio (Bizkaia) que entrará en servicio en diciembre y en la queademás se podría reciclar todo tipo de plásticos. Con ello se lograría limitar la llegada de deshechos plásticos y ahora también mascarillas, a vertederos o incineradoras, y encima obtener productos de alto valor añadido para uso industrial o para obtener energía.

La idea es que la nueva planta, sirva de buque insignia para futuras plantas o instalaciones de transformación de residuos hasta conseguir el objetivo de Cero Plástico a Vertederos’ durante esta misma década y al mismo tiempo reconvertir el problema del plástico en una fuente de productos de valor para usos industriales o de combustibles sintéticos de baja contaminación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios