www.economiadehoy.es

Driving Performance a cielo abierto y por partida doble

El nuevo Mercedes-AMG GT Roadster y Mercedes-AMG GT C Roadster

Por Mariano García Viana
jueves 03 de noviembre de 2016, 07:00h
El nuevo Mercedes-AMG GT Roadster y Mercedes-AMG GT C Roadster
Ampliar

Mercedes-AMG aporta una nueva bocanada de aire fresco a la familia AMG GT. Poco después del estreno mundial del AMG GT R, la marca de automóviles deportivos de altas prestaciones de Affalterbach presenta dos versiones roadster fascinantes del deportivo biplaza: el Mercedes-AMG GT Roadster y el Mercedes-AMG GT C Roadster, una versión completamente nueva en la cartera de productos de esta gama. Con 410 kW (557 CV) de potencia y 680 Nm de par máximo, el AMG GT C representa la variante más potente del nuevo par de roadsters que cuenta, entre otros, con algunas características técnicas heredadas del AMG GT R.

El nuevo Mercedes-AMG GT Roadster y Mercedes-AMG GT C Roadster
Ampliar

Entre ellas, la dirección activa del eje trasero, así como el diferencial autoblocante en el eje trasero con regulación electrónica. Gracias a ello, y en combinación con el tren de rodaje deportivo AMG RIDE CONTROL, el AMG GT C Roadster garantiza un dinamismo de conducción al más alto nivel. En cuanto a sus proporciones atléticas, el top roadster también se ha inspirado en el deportivo estrella AMG GT R: los abultados guardabarros traseros dejan espacio suficiente para configurar un eje trasero con mayor ancho de vía y ruedas más anchas, permitiendo trazar curvas a elevada velocidad y una excelente tracción. El AMG roadster hace gala también del sonido auténtico y rotundo del motor V8 gracias al equipo de escape Performance conmutable.

Los nuevos roadster hacen aún más intensa la experiencia de la Driving Performance típica de AMG. «Con nuestros roadster añadimos dos modelos fascinantes a la familia AMG GT, que seguimos ampliando estratégicamente. Además, el AMG GT C supone la introducción de una nueva variante en la que hemos reunido numerosos componentes que redundan en altas prestaciones, y que hemos tomado de nuestro deportivo estrella, el AMG GT R. El resultado es una experiencia de conducción sumamente dinámica, envuelta en un entorno exclusivo y unida a la más pura sensación roadster», afirma Tobias Moers, Presidente del Consejo de Dirección de Mercedes-AMG GmbH.

Con los dos modelos roadster, la familia del Mercedes-AMG GT suma ya cinco miembros. Los nuevos deportivos con capota textil heredan los genes tecnológicos de AMG. Ejemplo de ello es la carrocería de aluminio, ligera pero resistente a la torsión, y los motores V8 biturbo, potentes y al mismo tiempo eficientes. El modelo de acceso a la gama de roadsters es el AMG GT, con una potencia de 350 kW (476 CV). El AMG GT C Roadster posee un nivel de potencia totalmente nuevo, 410 kW (558 CV), que lo convierte en el miembro más potente de la nueva pareja de deportivos descapotables.

Resumen de datos técnicos:

Mercedes-AMG GT Roadster

Mercedes-AMG GT C Roadster

Motor

V8 de 4,0 litros con inyección directa y sobrealimentación biturbo

V8 de 4,0 litros con inyección directa y sobrealimentación biturbo

Cilindrada

3.982 cm3

3.982 cm3

Potencia

350 kW (476 CV) a
6.000 rpm

410 kW (557 CV) a
5.750-6.750 rpm

Par motor máximo

630 Nm a
1.700-5.000 rpm

680 Nm a 1.900-5.750 rpm

Propulsión

tracción trasera

tracción trasera

Cambio

cambio de doble embrague AMG SPEEDSHIFT DCT con 7 velocidades

cambio de doble embrague AMG SPEEDSHIFT DCT con 7 velocidades

Consumo mixto de combustible

9,4 l/100 km

11,4 l/100 km

Emisiones de CO2 en ciclo mixto

219 g/km

259 g/km

Masa (DIN/CE)

1.595 kg* / 1.670 kg**

1.660 kg* / 1.735 kg**

Relación peso/potencia

3,35 kg/CV

2,98 kg/CV

Aceleración 0-100 km/h

4,0 s

3,7 s

Velocidad máxima

302 km/h

316 km/h

Diferencial autoblocante del eje trasero

mecánico

con regulación electrónica

Tren de rodaje

tren de rodaje deportivo AMG

tren de rodaje deportivo AMG RIDE CONTROL con amortiguación adaptativa regulable

Llantas delante/detrás

9,0J x 19/11J x 19

9,0J x 19/12,0J x 20

Neumáticos delante/detrás

255/35 R 19/
295/35 R 19

265/35 R 19/
305/30 R 20

Discos de freno delante/detrás

360 mm/360 mm

390 mm/360 mm

Programas de conducción

cuatro: C, S, S+, I

cinco: C, S, S+, I, RACE

*Masa en vacío en orden de marcha según DIN, sin conductor;
**Masa en vacío en orden de marcha según CE incluyendo conductor (75 kg)

El AMG GT C Roadster no sólo ofrece más potencia y un par motor más elevado, sino que además convence con un mayor nivel de dinamismo gracias a los numerosos atributos técnicos asumidos del Mercedes-AMG GT R. Al igual que el AMG GT R, el AMG GT C Roadster llama la atención con su zaga ancha y musculosa y las ruedas de gran tamaño. Otros atributos destacables son el mayor ancho de vía en el eje trasero y la dirección activa en el eje trasero.

Además, el AMG GT C Roadster cuenta con una batería de iones de litio y un equipamiento especialmente exclusivo que incluye, entre otros, el tapizado de napa, el volante AMG Performance en napa/microfibra DINAMICA y el programa de conducción adicional RACE de serie.

Capota textil de peso optimizado totalmente automática

Un atributo común a los dos roadster es su rápida transformación entre coupé y vehículo abierto. La capota de tela se abre y se cierra en unos 11 segundos y el proceso puede realizarse en marcha, hasta una velocidad de 50 km/h. Se ofrecen tres colores para la capota, negro, rojo y beige, que pueden elegirse a juego con alguna de las once pinturas de exterior y diez tonalidades de interior disponibles. La capota textil se compone de tres capas que se extienden sobre una estructura de magnesio, acero y aluminio. El reducido peso de la capota contribuye al bajo centro de gravedad del vehículo. Un travesaño de aluminio integrado con arcos protectores actúa como protección adicional en caso de vuelco.

Nuevo nivel de potencia: el motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros

Con el AMG GT C Roadster, Mercedes-AMG introduce un nuevo nivel de potencia del motor V8 biturbo de 4,0 litros y subraya así el carácter exclusivo del nuevo modelo. La potencia máxima es 410 kW (557 CV), es decir 35 kW (47 CV) por encima del AMG GT S y 20 kW (28 CV) por debajo del Mercedes-AMG GT R. El par motor máximo asciende a 680 Nm y está disponible entre las 1.900 y las 5.750 rpm. Completa el sprint de 0 a 100 km/n en 3,7 segundos y la aceleración no termina hasta alcanzar la velocidad punta de 316 km/h.

El AMG GT Roadster desarrolla una potencia de 350 kW (476 CV) y un par motor de 630 Nm. Esta versión acelera en 4,0 segundos hasta los 100 km/h y alcanza una velocidad máxima de 302 km/h.

El motor de ocho cilindros entusiasma con su respuesta espontánea, una capacidad precisa de dosificación y un desarrollo lineal de la potencia en el margen completo de revoluciones. En el motor AMG V8 de 4,0 litros se utiliza el acreditado principio de sobrealimentación biturbo. Los turbocompresores no se montan en el exterior de las bancadas de cilindros, sino en la «V» interior de éstas. Las ventajas son un diseño compacto del motor, una respuesta espontánea del turbocompresor y bajas emisiones gracias al eficaz flujo de aire en torno a los catalizadores, dispuestos cerca del motor.

También adaptado: el cambio de doble embrague

Los ingenieros de AMG han optimizado asimismo el cambio de doble embrague con siete velocidades, en disposición transaxle junto al eje trasero, y lo han adaptado al nuevo nivel de potencia del Mercedes-AMG GT C Roadster actualizando el hardware y el software del sistema. La primera marcha del cambio deportivo de 7 velocidades AMG SPEEDSHIFT DCT AMG presenta una desmultiplicación más larga; en cambio, la séptima marcha y el tren de salida tienen una relación más corta, lo que permite acelerar con mayor agilidad y asegura reacciones espontáneas a movimientos rápidos del acelerador.

El conductor puede adaptar el AMG GT Roadster individualmente a sus preferencias con ayuda del controlador AMG DYNAMIC SELECT. Gracias a los tres programas de conducción, «C» (Confort), «S» (Sport) y «S+» (Sport plus), y al modo «I» (Individual) programable individualmente, el conductor dispone de una amplia gama de estilos de conducción, desde confortable hasta extremadamente deportivo.

Para el Mercedes-AMG GT C Roadster está disponible adicionalmente el programa de conducción «RACE», que adapta de forma ideal la estrategia del cambio de doble embrague a la conducción en régimen de competición, con acoplamientos ultrarrápidos y una sonoridad altamente sugestiva. Accionando el pulsador separado «M» en la consola central se activa el modo manual del cambio, con independencia del programa de conducción elegido en cada momento.

Sonoridad en estado puro: el equipo de escape AMG Performance

El AMG GT C Roadster incorpora de serie el equipo de escape AMG Performance para producir una experiencia sonora aún más emocional. Cuenta con dos mariposas de escape con regulación progresiva que modulan directa y genuinamente la sonoridad del Mercedes-AMG GT C Roadster. Las mariposas se abren o se cierran en función del programa de conducción seleccionado con AMG DRIVE SELECT, pero el conductor puede modificar también directamente su posición mediante una tecla separada en la AMG DRIVE UNIT. En los ajustes «Confort» y «Sport», la sonoridad de baja frecuencia típica de los motores V8 presenta un ajuste confortable. En el modo «Sport Plus» y en el modo «RACE», la sonoridad es mucho más sugestiva. El sistema de escape AMG Performance variable está disponible como equipo opcional para el Mercedes-AMG GT Roadster.

También para las versiones roadster: el sistema activo de regulación del aire del AMG GT R

Una especialidad técnica que asumen ambas variantes roadster del AMG GT R es el sistema activo de regulación del aire. El equipo consta de lamas verticales, ocultas en la sección inferior del frontal, que se abren o se cierran en un segundo aproximadamente con ayuda de un motor eléctrico. Con ello se garantiza una refrigeración adecuada según las necesidades. Para conseguir la posición óptima en todo momento se requiere una regulación rápida y sumamente inteligente.

En condiciones normales, cuando no existe una mayor demanda de refrigeración, las lamas están cerradas, para reducir la resistencia aerodinámica y dirigir el aire de forma precisa hacia los bajos del vehículo. Una vez que determinados componentes han alcanzado una temperatura predefinida, y si la demanda de aire es especialmente elevada, se abren las lamas y dejan pasar el caudal máximo de aire de refrigeración hacia los intercambiadores de calor.

Expresivo: el poderoso diseño exterior

Desde la expresiva parrilla AMG Panamericana hasta la ancha zaga, pasando por el capó alargado y musculoso, todo en el biplaza promete desde parado las sensaciones genuinas que transmiten los automóviles deportivos. La llamativa parrilla AMG Panamericana deja clara su relación directa con el automovilismo deportivo: sus 15 perfiles verticales cromados recuerdan el diseño frontal del actual bólido de competición Mercedes-AMG GT3. El faldón delantero acentúa ópticamente la anchura del vehículo y la impresión de estabilidad. Las grandes entradas de aire exterior aseguran la necesaria refrigeración del grupo propulsor. Los hombros resaltados del vehículo producen la sensación de músculos en tensión y transmiten fuerza y dinamismo en estado puro en combinación con las nuevas llantas de aleación AMG de 5 radios dobles, de 19 o 20 pulgadas.

Un diseño de la zaga que acentúa la anchura y la potencia

En la vista trasera llaman la atención numerosas novedades. Las nuevas paredes laterales de aluminio ensanchan la sección trasera del AMG GT C Roadster en 57 milímetros en comparación con el AMG GT Roadster. Esto equivale a las medidas exactas del AMG GT R. La forma poderosa de esta sección crea el espacio necesario para las llantas de mayor tamaño y para el eje trasero con mayor ancho de vía en comparación con el AMG GT Roadster. Ambas medidas aumentan la tracción y permiten alcanzar mayores velocidades en curvas. El faldón trasero más ancho del AMG GT C Roadster, con mayores aberturas de ventilación en el exterior, mejora además la circulación de aire en la zaga. Un elemento común a las dos versiones roadster es el spoiler trasero integrado en la tapa del maletero, que se extiende y se repliega con accionamiento eléctrico a velocidades definidas en función del programa de conducción seleccionado.

Más rigidez y menos peso: combinación inteligente de materiales

Para la estructura de la carrocería de los roadster AMG GT y AMG GT C, Mercedes‑AMG apuesta también por una combinación inteligente de materiales. En la fabricación del chasis y la carrocería se utilizan diversas aleaciones de aluminio, mientras que el capó es de magnesio. Este elemento extremadamente ligero en la sección delantera reduce la inercia de masas por delante del eje delantero y mejora así la agilidad.

Debido a la concepción como roadster, se han tenido que implementar medidas específicas para reforzar la estructura de la carrocería en bruto: por ejemplo, los faldones laterales tienen paredes de mayor grosor y más cámaras para dar más rigidez a la estructura. El soporte del tablero de instrumentos se apoya en el marco de parabrisas a través de un refuerzo adicional y una barra de torretas entre la capota y el depósito aumenta la rigidez del eje trasero. El sistema fijo de protección en caso de vuelco se aloja en un travesaño dispuesto detrás de los asientos.

La tapa del maletero es especialmente ligera gracias al uso de una nueva combinación de materiales. La estructura portante es de lámina compuesta moldeada o SMC (Sheet Molding Compound) con fibra de carbono. Estos materiales de alta tecnología se caracterizan por su peso reducido, elevada estabilidad y excelente calidad de la superficie. Los innovadores materiales han sido desarrollados en la fábrica Mercedes-Benz TEC de Sindelfingen y perfeccionados para su fabricación en serie en colaboración con los expertos de AMG en Affalterbach. En los nuevos roadsters de AMG se utiliza por primera vez esta combinación de materiales.

Los especialistas en construcción ligera de AMG han elegido también una combinación inteligente de materiales para los tirantes de retención de las ruedas, fabricados en material compuesto. Los tirantes de material compuesto pesan un 50% menos que los componentes equiparables de acero y cumplen la función, dentro de los procesos cinemáticos que tienen lugar en caso de accidente, de guiar las ruedas delanteras hacia los largueros laterales y bloquearlas en dicha posición.

Inspirado en el automovilismo: el tren de rodaje deportivo AMG

También el tren de rodaje revela los genes deportistas de los nuevos AMG Roadster. Con el fin de reducir las masas no suspendidas se recurre al aluminio forjado para la fabricación de los brazos triangulares, las manguetas y los portarruedas en ambos ejes. Además, para el guiado de las ruedas se utilizan brazos triangulares dobles. Con ello se consigue una elevada estabilidad de la caída y convergencia de las ruedas, lo que permite tomar las curvas a alta velocidad y transmite al conductor un contacto óptimo y muy preciso con la calzada en el margen crítico de conducción, que comienza en una gama muy alta de aceleración transversal.

El tren de rodaje deportivo del Mercedes-AMG GT C Roadster se combina con la amortiguación adaptativa de regulación progresiva AMG RIDE CONTROL. Este sistema se regula por vía electrónica y adapta automáticamente la fuerza elástica del amortiguador de cada rueda a la situación de conducción, a la velocidad y al estado de la calzada.

Agilidad aumentada: dirección activa en el eje trasero procedente del AMG GT R

El nuevo Mercedes-AMG GT C Roadster ofrece una respuesta aún más precisa gracias a la dirección activa en el eje trasero, un equipo que celebró su debut en el Mercedes-AMG GT R. El sistema ofrece una combinación ideal de agilidad y estabilidad, dos propiedades que normalmente se excluyen en un mismo vehículo.

Hasta una velocidad de 100 km/h, las ruedas traseras giran en sentido contrario al sentido de orientación de las ruedas delanteras. La ventaja es un giro mucho más ágil del Mercedes-AMG GT C Roadster en curvas, a la vez que aumenta el placer de conducción y se precisan menos movimientos del volante. Otra ventaja para el conductor es la disminución del diámetro de giro en situaciones cotidianas de conducción, como por ejemplo al cambiar de sentido o al aparcar.

Si el AMG GT C se desplaza a más de 100 km/h, el sistema gira las ruedas traseras en paralelo a las ruedas delanteras. Esto mejora sensiblemente la estabilidad de marcha. Al mismo tiempo, al cambiar de dirección aumenta más rápidamente la fuerza de guiado lateral en las ruedas traseras, lo que acelera la reacción al accionamiento del volante. Además, el conductor percibe el elevado nivel de adherencia del AMG GT R y la enorme estabilidad en cambios rápidos de dirección, sin sentir que las ruedas traseras se «pegan».

De serie a bordo: el diferencial autoblocante del eje trasero

El AMG GT C Roadster está equipado de serie con un diferencial autoblocante de regulación electrónica en el eje trasero (el Mercedes-AMG GT Roadster equipa un diferencial autoblocante mecánico), integrado en la compacta carcasa del cambio. Su regulación rápida y precisa desplaza el margen límite de conducción hacia cotas mayores de aceleración. No sólo mejora una vez más la tracción en las ruedas motrices, sino que también aumenta la velocidad en curvas en el margen crítico de conducción.

Exclusivo y de alta calidad: el interior

El diseño interior da continuidad al singular lenguaje formal del exterior. La configuración horizontal del tablero de instrumentos en forma de ala acentúa la anchura del habitáculo. La línea de cintura alta, las formas cóncavas de los revestimientos interiores de las puertas, la dinámica línea ascendente de la consola central y la baja posición del asiento integran perfectamente al conductor en su puesto de pilotaje. Por primera vez se ofrece el equipamiento interior de color claro con el nuevo cuero exclusivo napa STYLE beige macchiato, que confiere al deportivo descapotable una mayor individualidad y exclusividad.

Más confort y mejor sujeción lateral: los asientos AMG Performance

Los asientos AMG Performance disponibles como opción tienen un contorno más acusado en los laterales del respaldo y la banqueta, por lo que ofrecen una mejor sujeción lateral. Además, por primera vez se ofrece el asiento AMG Performance opcionalmente con la calefacción integrada en los reposacabezas AIRSCARF, que permite disfrutar incluso en días fríos del placer de la conducción a cielo abierto. El ventilador está integrado directamente en la zona de los reposacabezas. La temperatura del aire caliente expulsado por el ventilador puede regularse en tres niveles a fin de satisfacer los deseos particulares de cada cliente.

Para disfrutar de una temperatura agradable incluso en días de verano muy calurosos se ofrece además la climatización de asiento opcional, disponible también por primera vez y exclusiva para el asiento AMG Performance. La intensidad de la climatización puede regularse en tres niveles.

Sonido impresionante en el habitáculo: Externed Coupled Subwoofer

El sistema de sonido surround Burmester® y el sistema de sonido surround High-End Burmester® garantizan una vivencia musical fuera de serie en el AMG GT Roadster. Ambos sistemas se benefician de una innovación que ha sido desarrollada conjuntamente por AMG y Burmester: el altavoz de graves Externed Coupled Subwoofer (ECS). Este nuevo sistema de reproducción de graves de calidad, con un fundamento de bajas frecuencias que llega a niveles extremadamente bajos, convierte al biplaza descapotable en una sala de conciertos rodante.

El sistema ECS utiliza todo el interior del vehículo como caja de bajos en lugar de una caja subwoofer de dimensiones limitadas. Esto es posible gracias a una abertura especial en el pasarruedas derecho trasero. El subwoofer está conectado a un puerto a través de esta abertura en la carrocería en bruto y por este modo transmite el impresionante sonido.
El nuevo Mercedes-AMG GT Roadster y Mercedes-AMG GT C Roadster
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios