www.economiadehoy.es

Económico, confortable y práctico

Toyota Auris Hybrid

Toyota Auris Hybrid
Ampliar
Por Mariano García Viana
miércoles 23 de diciembre de 2015, 09:49h

Para nadie es un secreto que Toyota es una de las marcas generalistas que más se ha “movido” para popularizar los vehículos híbridos y prueba de ello es que su modelo Prius es uno de los más vendidos en el mundo que utiliza esa tecnología. Aunque de forma más discreta, porque tiene otras versiones solo de combustión, el Auris, quiere seguir la estela y desde luego tiene muchas virtudes para hacerlo, sobre todo en esta nueva generación.

El Auris es un modelo de tamaño medio que tiene un diseño que, aunque lateralmente tenga el mismo concepto que la mayoría de sus competidores, es decir, tres ventanillas con la tercera de pequeño tamaño, lo cierto es que el resto es sumamente personal, con la original personalidad propia de Toyota. En el frontal hay unos nuevos y modernos faros full LED con luz diurna LED light-guide y cambia el diseño de los paragolpes, la parrilla, el capó y los faros antiniebla. Además, ahora hay unas molduras cromadas que se extienden desde el anagrama de Toyota hacia los grupos ópticos delanteros. Bajo el mencionado paragolpes se abre una gran toma de aire de color negro formada con lamas en cuyos extremos se instalan los faros antiniebla de igualmente nuevo diseño. En la zona posterior, Auris presenta unas nuevas ópticas también con LED con unas formas irregulares y llenas de aristas abstractas. El paragolpes es de diferente diseño, con nuevos catadióptricos y una moldura cromada en su parte inferior. También ha cambiado el diseño del generoso portón del maletero. A ello se une la nueva antena de equipo de sonido, de tipo ‘aleta de tiburón’. Las llantas también son sumamente originales, mezclando los tonos negros con el gris aluminio.

Con respecto a generaciones anteriores, el habitáculo ha sido mejorado, incrementado la calidad percibida e incluyendo un nuevo cuadro de instrumentos, con los dos relojes separados por una pantalla de 4,2”, que ofrece información complementaria y útil. Además, el diseño del salpicadero, las salidas del sistema de climatización, la zona de la palanca de cambio y los tiradores de apertura de las puertas es diferente. También es novedad la pantalla multimedia de 7’’ que hay en la consola central, bajo la cual se agrupan los mandos del climatizador, a base de teclas, y ya más abajo el conjunto de la consola que contiene la corta palanca selectora, en situación inclinada para facilitar su suave utilización. Los asientos son realmente cómodos y sujetan bien el cuerpo, pero quizás lo que más destaque en el interior del nuevo Auris, es la excelente percepción de calidad que transmite. Todo está muy bien terminado y todo encaja perfectamente. Los detalles han sido cuidados al máximo, como por ejemplo la costura que recorre la parte derecha del salpicadero, hasta la parte baja de la consola central o los agarradores interiores de la puertas, de gran tamaño y de brillante realización.

Como decimos los asientos son cómodos en la parte delantera, mientras que en las plazas traseras se pueden ubicar relativamente con un alto nivel de comodidad, tres personas, aunque por el espacio disponible es más adecuado para dos si el viaje el largo. El maletero tiene una buena capacidad y lógicamente se puede ampliar abatiendo el asiento trasero. El equipamiento es muy completo sobre todo en la versión probada, que es la superior, encontrando un buen número de elementos tanto de seguridad como de sistemas de ayuda a la conducción. Así entre los primeros está el control de tracción, la ayuda extra a la frenada…. Y entre los segundos, el reconocimiento de señales de tráfico, el control automático de la luz de carretera, avisador de cambio de carril, avisador de riesgo de colisión, que no solo avisa de un obstáculo delante del vehículo, sino que además, si el conductor no reacciona, el sistema frena de forma automática y el coche aminora su velocidad hasta los 30 km/h, para así reducir las posibles consecuencias de un accidente.

Pero además de las interesantes novedades que el nuevo Auris ofrece, algunas de las cuales hemos descrito, la singularidad más exclusiva es su planta motriz. Al ser un híbrido se dispone de dos motores, uno de combustión interna de gasolina de 1.8 litros de cilindrada de 99 CV a 5.200 r.p.m. y un par de 142 Nm a 4.000 r.p.m. Una mecánica silenciosa, siempre que no suba de revoluciones momento en el cual se deja oir como un sonido ronco, hecho éste que no es inhabitual si se quiere conducir con decisión, pues aunque se dispone de la ayuda del motor eléctrico, sus reacciones no son muy rápidas y al tener un cambio variación continua si se pisa con decisión siempre va a altas revoluciones. Y ya que hablamos del motor eléctrico digamos que éste tiene una potencia de 82 CV y un par de 207 Nm, pero esta potencia no suma directamente a la del motor de gasolina, ya que no funcionan simultáneamente a pleno rendimiento y así la potencia disponible en su totalidad es de 136 CV. Caballos más bien tranquilos, pero claro hay que comprender la concepción del coche, que es sobre todo enfocado a la economía y al bajo consumo, con el motor de combustión disponiendo del sistema Star&stop, cuyo funcionamiento por cierto es apenas perceptible y el eléctrico para circular a baja velocidad en ciudad o en bajadas donde recupera la energía que se acumula en una batería de níquel.

Conducir el Auris Hybrid transmite desde luego serenidad, gracias a ese silencio que nos rodea y aunque de forma más “material” a esos 3,8 litros de consumo medio que arrojan las mediciones. En la consola, tras la palanca selectora, cerca del conductor se encuentras tres interruptores que marcan la forma en la que se quiere conducir. “EV mode”, que prioriza circular solo con el motor eléctrico, siempre que tengamos la carga suficiente, el “ECO mode”, que prioriza fundamentalmente el consumo y el “PRW mode”, en el que se utiliza toda la potencia disponible para ofrecer una respuesta más rápida, aunque nunca que se pueda calificar de deportiva, porque, insistimos, esa no es la concepción del coche.

Como decimos, manejar este híbrido es sumamente placentero y lo que es importante con una sensación de seguridad muy alto. La dirección eléctrica, es rápida y precisa, la pequeña palanca selectora no requiere apenas aprendizaje y sus tres posiciones R, N y D se insertan fácilmente, mientras que la P de aparcamiento se actúa mediante una tecla. La estabilidad está más que asegurada con un sistema McPherson más barra estabilizadora delante y paralelogramo deformable detrás, con su correspondiente barra. Con estos dos eficaces trenes de rodaje, las curvas se pueden trazar fácilmente a buena velocidad, sin que el coche muestre la más mínima reacción intempestiva a pesar de que su peso es más bien alto, 1.385 kilos, para un coche de este tamaño, pero claro, tenemos dos motores y un acumulador de energía.

En definitiva, un excelente híbrido, para aquellos conductores que quieran gastar poco, conducir relajadamente y en silencio, oyendo el no menos excelente equipo de sonido y rodeado de un confort y una seguridad de muy alto nivel.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios