www.economiadehoy.es

La japonesa Madama Butterfly se hace más española que nunca

La japonesa Madama Butterfly se hace más española que nunca
Ampliar
domingo 25 de junio de 2017, 20:49h
La ópera de Puccini se retrasmite a 250 municipios y una decena de museos e instituciones.
La japonesa Madama Butterfly se hace más española que nunca
Ampliar
La historia de amores y tragedias entre el marino americano Pinkerton y la geisha japonesa Cio-Cio-San que dio lugar a una de las óperas más famosas de todos los tiempos, podrá ser presenciada el próximo 30 de junio a partir de las 21:30 por casi un millón de personas “en directo” a través de pantallas gigantes, en televisión o incluso en Facebook en toda España. Unos 250 municipios instalarán pantallas y lugares céntricos y una decena de museos e instituciones cederán sus instalaciones para que Madama Butterfly pueda llegar hasta el último rincón de España.

Esta espectacular retrasmisión es el acto central de la Semana de la Ópera que va ya por su tercera edición y que se desarrolla entre los días 30 de junio y 9 de julio, con una serie de actividades destinadas a todos los públicos, gratuitas y participativas, con las que quiere que todos se sumen a la conmemoración del Bicentenario del Teatro Real y el 20 aniversario de su reapertura. Butterfly levantará el telón en las tres grandes pantallas ubicadas en la Plaza de Oriente de Madrid y en otras similares distribuidas por toda la geografía española. Cientos de ayuntamientos de toda España abrirán sus locales, centros culturales y jardines para conectarse a la emisión y vivir juntos una noche de ópera. Como curiosidad, la ópera podrá disfrutarse desde las playas del Mar Menor en Murcia, la Plaza Mayor de Valladolid o Santander, el faro de Castro Urdiales o la plaza de toros de Castro Urdiales. En la web del Teatro Real puede verse el listado de lugares que la retrasmiten.

También participan de la iniciativa los museos y centros de arte más importantes del país, que abrirán sus auditorios y habilitarán salas para la proyección. Entre ellos se encuentran: el Museo del Prado, el Museo Arqueológico Nacional, el Círculo de Bellas Artes, la Filmoteca Nacional, la Fundación Giner de los Ríos, la Residencia de Estudiantes, y la Fundación del Canal de Isabel II en Madrid; el Museo Guggenheim Bilbao; el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón, en Huesca, entre otros. Fuera de nuestras fronteras Madama Butterfly podrá ser vista en el Instituto Cervantes de Pekín, y en distintos puntos de Colombia y México, entre otros países.

Los que no puedan desplazarse a ninguno de los puntos de emisión tendrán la oportunidad de seguir la retransmisión a través del canal de Facebook del Teatro Real, pionero en España de este proyecto, conectándose de forma gratuita a Palco Digital, plataforma online del Teatro y por el canal Opera Platform. Televisión Española emitirá la representación esa misma noche, a partir de las 22.00 horas, a través de La 2.

Cuando se cumplen 110 años de la representación, y coincidiendo con esta nueva programación en el Teatro Real, el Museo Thyssen-Bornemisza organiza la exposición Madama Butterfly y la atracción por Japón. Madrid, 1868-1915. que se propone acercar la ópera de Puccini al público, a través de medio centenar de pinturas, carteles, estampas, porcelanas, fotografías, complementos de moda y libretos teatrales procedentes del Museo Nacional de Artes Decorativas, el Museo ABC, el Museo de las Artes Escénicas del Institut del Teatre y el Centro de Documentación y Archivo de la SGAE, entre otros museos y colecciones.

La ópera a través del cine

Mario Gas es responsable de la original concepción escénica para esta Madama Butterfly, que se estrena el día 27 de junio, que cuenta con escenografía de Ezio Frigerio y vestuario de Franca Squarciapino, protagonizada por la pasional soprano Ermonela Jaho y el tenor español Jorge de León, a quien se pudo escuchar. Junto al resto del reparto y el Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, la dirección musical estará a cargo de Marco Armiliato.

La trágica historia de la geisha Cio Cio San, mejor conocida como Madama Butterfly emociona a cualquier público por el talento innato de Puccini. Una historia que narra la dura lucha entre dos civilizaciones irreconocibles. La historia está situada, esta vez, de una manera diferente a través de la dirección de escena de Mario Gas que sitúa la narración en un plató de cine de los años 30, con el que propone tres perspectivas simultáneas para poder disfrutar aún más de este clásico conmovedor firmado por Giacomo Puccini.

Hombre de finísimo instinto teatral, Puccini retrata de manera magistral la fragilidad de una geisha enamorada que ingenuamente se cree correspondida por un apuesto oficial de la marina norteamericana, en una partitura en la que se evocan melodías japonesas tradicionales convenientemente armonizadas. El fiasco que supuso el estreno de Madama Butterfly en Milán no hizo cejar al compositor en su empeño de sacar adelante la que él mismo consideró su obra más sincera y expresiva. El tiempo acabaría dándole la razón.
La japonesa Madama Butterfly se hace más española que nunca
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios