www.economiadehoy.es

Plan antifraude de la AEAT, bonus de productividad

martes 02 de febrero de 2016, 18:10h
Plan antifraude de la AEAT, bonus de productividad
“La Agencia Tributaria está negociando con los sindicatos los pagos por productividad para sus funcionarios a los efectos de luchar contra el fraude fiscal.”

La Asociación Española de Asesores Fiscales defiende la creación de una conciencia fiscal ciudadana. Por ello, desde la AEDAF se apoya cualquier plan cuyo objetivo sea el de luchar contra el fraude fiscal. Sin embargo entendemos que un sistema que podría denominarse “bonus por cuotas tributarias descubiertas” no parece el mejor en un ámbito como el tributario donde, no puede olvidarse, imperan los principios de justicia, generalidad, progresividad, equitativa distribución de la carga tributaria y no confiscatoriedad.

Incentivar a los funcionarios de la Agencia Tributaria a que trabajen sin duda es positivo pero ha de hacerse bien, todo ello en beneficio de la seguridad jurídica que debe inspirar todo procedimiento, especialmente cuando una de las partes es la todopoderosa Administración Tributaria. La lucha contra el fraude no puede servir de manto para establecer cualquier regla y de cualquier modo, empezando porque no todo lo que se descubre por parte de la AEAT constituye como tal un fraude fiscal. Para que exista fraude se exige que haya un verdadero ánimo de obtener una ganancia a través de lo artificioso o lo engañoso. No es lo mismo la ocultación o la utilización de facturas falsas que la deducción de las cuotas soportadas por la compra de un vehículo utilizado para trabajar. En este segundo caso puede haber una discusión interpretativa entre Hacienda y el contribuyente sobre la procedencia de la deducción o su valor pero no puede decirse directamente que hay fraude: simplemente hay una diferencia de criterios en donde, por cierto, no siempre tiene la razón la AEAT. Mucho del llamado “fraude descubierto” por la AEAT es posteriormente corregido por los tribunales, pero nos tememos que esa corrección no genera una devolución de su sueldo por parte del inspector liquidador.

Desde la AEDAF se considera que es fundamental que los funcionarios de la AEAT estén correctamente retribuidos y, si hace falta, motivados económicamente, pero pensamos que dichos incentivos no deben estar necesariamente alineados con las cuotas tributarias descubiertas. Un sistema de “bonus por alta recaudación” es no sólo perjudicial para los contribuyentes sino también para los propios inspectores que preferirán llevar muchas inspecciones de poca cantidad dejada de ingresar pero con fácil resolución/detección, que una inspección larga y costosa en una mediana o gran empresa en donde quizá la cuota descubierta, si la hubiese, sería muy alta, pero de mayor dificultad en su detección.

Las horas incurridas, el número de comprobaciones o inspecciones realizadas, la dificultad de las mismas, el interés en el desempeño de su labor, la formación recibida, el número de gestiones resueltas en temas de gestión y no tanto el número de contribuyentes atendidos (que sin duda no es lo mismo), etc. deberían ser los parámetros a valorar y calibrar para fijar una remuneración variable, insistimos, no sólo en beneficio de los contribuyentes sino también de los distintos colectivos de la Administración tributaria.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.