www.economiadehoy.es

La tecnología y los préstamos personales rápidos


La tecnología y los préstamos personales rápidos
Ampliar
lunes 29 de enero de 2018, 11:14h
La transformación digital, el big data y la revolución tecnológica en la que estamos inmersos han permitido el nacimiento de nuevos modelos de negocio en el sector de la financiación a particulares.

La tecnología y los préstamos personales rápidos

A pesar de los esfuerzos que está realizando la banca tradicional para ganar eficacia y agilidad, todavía el proceso de concentración y modernización no ha acabado. Y, muchas veces, los bancos no pueden llegar a satisfacer correctamente a un segmento de sus posibles clientes: aquellos particulares que, por algún motivo, necesitan dinero rápido.

Para cantidades de hasta 5.000 euros, hoy es posible conseguir financiación fuera del circuito bancario tradicional de forma rápida, sin necesidad de avales, o estando registrado en algún fichero de morosos -hay mucha gente inscrita el algún fichero de morosos que no lo sabe, y por importes muy bajos- o sin tener que presentar una nomina, y sin acercarse varias veces a una oficina a llevar papeles.

Todo esto es posible gracias a las nuevas tecnologías. El proceso de petición y concesión del préstamo se realiza por Internet, a traves de pc, tablet o smarphone. No se necesitan ni avales ni nóminas porque el algoritmo en el que se basa el sistema tiene en cuenta otros factores y datos sobre el peticionario, y sobre su capacidad real de devolver el préstamo.

Así, después de que el peticionario haya introducido todos sus datos, recibirá una oferta no vinculante en la que se detallan el capital prestado, el numero de plazos de devolución y su importe. Si el cliente acepta los términos de la operación, le enviarán el dinero a su cuenta de inmediato.

Pero lo que más le importa a alguien que concede un préstamo es que el cliente cumpla en tiempo y forma con sus compromisos para devolverlo. Básicamente, los requisitos para la concesión son: ser residente en España, tener el DNI en vigor, disponer de una cuenta de banca electrónica, de una dirección de correo electrónico y de un número de telefono móvil, y poder acreditar la solvencia para asegurar el reembolso del préstamo.

Este último tema de la solvencia es muy importante, al fin y al cabo, un contrato fijo y una nómina no garantizan la solvencia del cliente. El sistema evaluará nuestra capacidad real de reembolso, por éso es posible que recibamos la oferta no vinculante, antes comentada, y que sea distinta a nuestra solicitud inicial. Tambíen es posible que si no tenemos nómina, por ser autónomo por ejemplo, podamos acreditar ingresos recurrentes. Y si aún no tenemos ingresos recurrentes, si es el caso del inicio de la actividad, podríamos estar esperando el cobro de una indemnización por despido o la concesión del paro. Lo importante es demostar que podemos cumplir con los compromisos de pago adquiridos.

Por terminar, estar dado de alta en alguno de los registro de morosos tampoco es el fin del mundo. Como indica la OCU, “hay demasiadas inclusiones por error. Hasta el más honorable de los pagadores puede un día ver su nombre en un fichero”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.