www.economiadehoy.es
Fujitsu SHOLARK facilita a cualquier persona, sin ser especialista en el tratamiento de datos, el uso de IA y capacidades semánticas complejas

Fujitsu SHOLARK facilita a cualquier persona, sin ser especialista en el tratamiento de datos, el uso de IA y capacidades semánticas complejas

viernes 14 de septiembre de 2018, 10:18h
El concepto de big data y la inteligencia artificial suele estar unido al de científico de datos.
Pero esto ya no es así, ya que las soluciones evolucionan para acercarse cada vez más al usuario final. Esto es posible gracias a Fujitsu SHOLARK que nace de la relación de la multinacional nipona con la Administración Pública, en aquellos proyectos que era necesario acercar los resultados de las tecnologías de big data e inteligencia artificial directamente al usuario final, sin tener que ser un experto técnico.

Basado en numerosas tecnologías open-source, Fujitsu SHOLARK permite realizar análisis semánticos complejos, en tiempo real de fuentes y datos heterogéneos para obtener informaciones concretas y unificadas, a partir de las relaciones entre los datos. Su principal particularidad es que puede ser utilizado por personas que no sean especialistas en el tratamiento de datos, pero que necesitan la información resultante.

Fujitsu SHOLARK permite la ingesta de datos procedentes de cualquier origen (redes sociales, servicios web, documentos, logs, imágenes, videos, etc…) y poder escalarlo para adaptarse a las necesidades de cada momento. Su interfaz de usuario, basada en una aplicación web, propone una capa de abstracción que permite acceder a todos los servicios de la plataforma de forma transparente a la tecnología que hay por detrás, simplificando la curva de aprendizaje. De esta forma, usuarios sin experiencia en big data hacen uso de capacidades semánticas avanzadas, así como técnicas de analítica de datos y consiguen recibir respuestas en tiempo real aumentando la eficiencia y exactitud de sus tareas.

Una aplicación modular
Una de las particularidades de Fujitsu SHOLARK es su modularidad, y gracias a ello se puede adaptar el sistema a las necesidades del negocio y los usuarios, al volumen de datos o a las fuentes de las que proceden estos.

La solución se compone de una arquitectura por capas que ofrecen distintas funcionalidades al usuario a través de una aplicación web. Especialmente importante es la capa de inteligencia semántica que ofrece la posibilidad de clasificar documentos en varias categorías de forma automática, abstraer los conceptos relevantes de los que se habla, realizar análisis de sentimiento y resúmenos automáticos del contenido, reconocer entidades relevantes, analizar de forma visual las relaciones que se establecen entre los documentos y términos o lanzar consultas avanzadas de una forma gráfica. Todo ello gracias a la inteligencia aportada por el uso de técnicas de entendimiento del lenguaje natural y de machine learning.

Aplicaciones de Sholark

Fundamentalmente la solución se está utilizando para mejorar la eficiencia y automatizar procesos que requieran la interpretación de documentos o información no estructurada en forma de texto. Permite la industrialización del uso de la analítica avanzada y big data en escenarios como la gestión de la jurisprudencia y documentos legales, el uso de grafos de conocimientos para establecer riesgos asociados a la salud o mejorar el análisis de amenazas en el ámbito de la seguridad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.