www.economiadehoy.es

Alternativas de financiamiento para pymes

Alternativas de financiamiento para pymes
Ampliar
jueves 29 de noviembre de 2018, 07:24h
A pesar de que la banca tradicional insiste en decir que el flujo de crédito a las pequeñas y medianas empresas vuelve a crecer, esto no siempre es una realidad.

La profunda trasformación que está sacudiendo al sector bancario español, con recortes de plantillas y cierre de oficinas, no viene a acompañada por un mejor servicio al cliente. Cambiar el modo de pensar y de funcionar de entidades tradicionalmente dedicadas a prestar dinero a quien ya lo tenía, aunque fuese en inmuebles, o podía aportar avales de terceras personas no se logra de la noche a la mañana. Por eso están surgiendo empresas más ágiles que los bancos que ofrecen financiamiento para pymes en unas condiciones muy competitivas, con rapidez y sin tener que esperar un largo tiempo hasta que la pyme sabe si se puede o no realizar la operación.

El financiamiento es algo vital para cualquier empresa, ya sea en tiempos de bonanza o de crisis. Parece que ya estamos todos convencidos de que la última crisis pasó -a pesar de que ya los hay que anuncian la próxima- y nos hemos olvidado de las consecuencias que tuvo. Miles de pequeñas y medianas empresas de este país se vieron obligadas al cierre, simplemente, porque el banco con el que trabajaban de toda la vida les cerró el flujo de crédito de un día para otro.

Lo único bueno que puede tener una crisis económica es echar fuera del mercado a las empresas ineficientes. Pero en la última crisis desaparecieron las ineficientes y muchísimas otras empresas solventes, rentables y bien gestionadas a las que su banco dejó de financiar.

No es extraño, por tanto, que hayan surgido empresas como DGF que están especializadas en ofrecer financiamiento para pymes con la rapidez que éstas necesitan. Una pyme tiene que financiar constantemente su circulante para poder seguir trabajando. Una pyme tiene que disponer de un canal de financiación que le permita, por ejemplo, convertir los pagarés de sus clientes en dinero de forma rápida para poder, así, a su vez cumplir con sus compromisos económicos en tiempo y forma. Y sin que la operación de descuento de pagarés figure en la base de datos de la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE).

Los bancos tradicionales llegan a ser lentos hasta para financiar operaciones absolutamente seguras. Tardan hasta para anticipar las facturas de las administraciones públicas.

Por seguir con el ejemplo de los servicios que presta DGF, veamos cómo funciona el anticipo de facturas a las administraciones públicas.

En este caso, la empresa proveedora presenta la factura o certificación que tiene pendiente de cobro de la administración para que DGF le adelante el importe de la misma. Una vez formalizada la documentación con el organismo, DGF anticipa entre el 70% u 80% de las facturas pendientes de cobro. Posteriormente, abona al proveedor el total de la factura restando una cantidad en concepto de intereses y gastos de gestión y la retención antes mencionada. DGF se encargará de gestionar el cobro de la factura con el organismo público pertinente. Una vez cobrada la factura por parte de DGF procederá en un plazo de 5 días a abonar la retención al cliente. Así el cliente obtiene la liquidez que necesita sin preocuparse de cuando pagará finalmente el organismo público.

No es tan complicado, ¿verdad?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.