www.economiadehoy.es

Cerca de 140.000 empresas crearán 390.000 puestos de trabajo en España si logran la financiación que necesitan

Cerca de 140.000 empresas crearán 390.000 puestos de trabajo en España si logran la financiación que necesitan
Ampliar
miércoles 19 de diciembre de 2018, 09:03h
Así lo indica el VII Informe sobre «Financiación de la Pyme en España», elaborado por SGR-CESGAR, que señala que ya son 417.641 las empresas que facturan entre 600.000 euros y 1,5 millones de euros. id:39881

Cerca de 140.000 pequeñas y medianas empresas crearán 390.000 puestos de trabajo en los próximos tres años si logran acceder al crédito. Se trata del 14,9% de aquellas empresas que buscan financiación para inversión, circulante o procesos de expansión. Así se desprende del VII Informe sobre Financiación de la Pyme en España, que impulsa la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-CESGAR) y que también indica que un 40,8% de las pymes cree que obtener financiación será clave para mantener el empleo. Estos datos indican una relativa moderación en la previsión de creación de empleo de las pymes, debido en gran medida a la falta de acceso al crédito. Asimismo, demuestran que la financiación sigue condicionando, de manera importante, el mantenimiento de empleo en estas empresas.

El Informe, único de este tipo que incorpora a todos los sectores de actividad e incluye al colectivo autónomo y al sector primario, también señala que la facturación media de las pequeñas y medianas empresas aumenta con respecto a hace un año. De esta forma, ya son 417.641 empresas las que facturan entre 600.000 euros y 1,5 millones de euros, que avanzan un 4,4 por ciento. Por su parte, el porcentaje de pymes cuya facturación se sitúa por debajo de los 300.000 euros disminuye en un 1,7% (63,3%).

Perspectivas de las pymes

El VII Informe sobre Financiación de la Pyme en España indica un ligero retroceso en las perspectivas de crecimiento a corto plazo de las pymes españolas, aunque siguen siendo más positivas que las de hace dos años. Un 42,3% de las pymes espera que su facturación aumente en el próximo año (5 puntos menos que en 2017). De aquellas, un 7,6% considera que ese avance será importante. Sin embargo, aumenta el porcentaje de empresas que cree que su facturación permanecerá estable, hasta el 48,1%, y disminuye en dos puntos el porcentaje de las que prevén decrecer, hasta el 9,6%.

El Informe también destaca la concentración de la actividad en las ramas de comercio y servicios personales y a las empresas, que ya suponen la mitad del total de pymes. Sin embargo, por primera vez en los últimos años cae el número de pymes en comercio y servicios personales, que pierde 4.434 empresas con respecto a 2017. También cabe destacar el aumento del número de pymes en la rama de Servicios a las empresas, con un avance de 19.266 unidades empresariales en el último año, y en el sector de Educación, sanidad, cultura y deporte, con 12.365 pymes más de este tipo. Asimismo, en términos relativos, el mayor incremento se ha producido en el sector de telecomunicaciones y sociedad de la información, donde las pymes han aumentado un 5,9% respecto al año anterior.

Con respecto a la posición de la pyme española en algunos factores clave de competitividad, cabe señalar que éstas continúan avanzando en sus procesos internacionalización. Y es que el porcentaje de empresas que exportan ha aumentado en 1,8 puntos respecto al año pasado y se sitúa ya en el 11,8%, consolidando la tendencia creciente de los últimos años.

La utilización de productos financieros bancarios por parte de las pymes ha aumentado también en el último año, aunque sigue liderando este apartado, de manera relevante, el crédito de proveedores, cuya utilización ha aumentado considerablemente entre los encuestados con respecto al pasado año: del 32,8% al 56,1%. Le siguen las líneas de crédito, que avanzan hasta el 24,6% (+3,8%), los préstamos bancarios, con el 21,6%; el leasing o arrendamiento financiero (7,9%), el confirming y renting, cuyo nivel de utilización se incrementa de manera notable, situándose en un 7,4%, y el factoring (1%).

Respecto a las valoraciones que las pymes otorgan a cada instrumento financiero, éstas son muy similares a las de hace un año, siendo los mejor valorados el leasing, el crédito de proveedores, seguidos de la línea de crédito bancario y factoring con igual puntuación.

Hay que destacar que el aumento en el uso de los instrumentos financieros se produce por la mayor facturación y la mayor estabilidad de las empresas en relación con sus perspectivas de crecimiento a corto plazo.

Necesidades de financiación

Con las premisas ya apuntadas, expectativas de crecimiento e inversión, parece lógico que haya un repunte en las necesidades de financiación de las pymes en los últimos meses, que se sitúan en valores superiores a los de hace un año.

En el semestre pasado, el 25,7% de las pymes (+5%) ha tenido necesidades de financiación, la hayan buscado de forma activa o no. Si se excluye a las microempresas (menos de 10 empleados), ese porcentaje se eleva hasta el 35,4%.

La mayoría de las necesidades de financiación registradas se han referido a circulante (64,1%), aunque ese porcentaje ha decaído en el último año –entonces era del 70,5%-, seguidas por las de inversión en equipo productivo (21,5%). Asimismo, la inversión en inmuebles ha generado necesidades de financiación en el 10,4% de las pymes, aumentando su peso con respecto al pasado año (3,6 puntos porcentuales).

Las diferencias entre las necesidades de financiación de las pymes exportadoras (28,9%) frente a las que no lo son (25,3%) han disminuido considerablemente en los últimos seis meses. Por su parte, se eleva el porcentaje de las pymes innovadoras que dicen necesitar financiación, hasta un 26,2%, frente al 25,6% de las que no innovan.

Tamaño y sectores

Por sectores de actividad, las mayores necesidades de financiación se concentran en la Agricultura, Construcción, Comercio y servicios e Industria. Con respecto al anterior semestre, cabe destacar el retroceso en las necesidades de financiación por parte del sector de Hostelería y Restauración (9,2 puntos porcentuales) y de las TIC (13 puntos porcentuales).

Esa exigencia de financiación tiene relación positiva con el tamaño empresarial, dado que frente al 34,1% de las pequeñas empresas y al 33,3% de las medianas que la demandan, hay un 21,8% de las microempresas y un 27,8% de los trabajadores autónomos o empresas sin asalariados con esas necesidades. No obstante, cabe resaltar el notable incremento de autónomos y empresas sin asalariados con necesidades de financiación, que aumenta en 14,1 puntos porcentuales con respecto a hace un año, situándose, por primera vez, por encima de las microempresas (gráfico 3).

Dificultades en el acceso al crédito

El VII Informe sobre Financiación de la Pyme en España, presentado por el presidente de CESGAR, Antonio Couceiro, advierte menores dificultades para las empresas a la hora de dar respuesta a sus necesidades de financiación. Así, el número de empresas que afirma no haber encontrado dificultades asciende al 50,9%, frente al 44,1% en 2017 y el 25,6% en 2016.

Los dos principales obstáculos que encuentran las empresas son el precio de la financiación y la falta de garantías solicitadas (18%). Aumenta también ligeramente el porcentaje de empresas que considera que las entidades financieras no comprenden adecuadamente sus negocios (del 5,5% en septiembre de 2017 al 7,3% en septiembre de 2018). Sin embargo, disminuye el número de éstas que consideran un obstáculo los trámites administrativos o riesgos del sector (del 10,4% en 2017 al 3,2%).

El VII Informe sobre Financiación de la Pyme en España apunta también que el 84,1% de las pymes con necesidades de crédito en los últimos seis meses la han resuelto con financiación ajena y el recurso a la financiación bancaria ha crecido en el último año, situándose en el 82,6%.

Por su parte, los fondos propios siguen creciendo como opción de financiación para las pymes, ya que un 25,6% afirma haber recurrido a ellos, frente al 16,4% de hace un año. Asimismo, el ratio de pymes con necesidades de financiación aún no resueltas se ha seguido reduciendo, situándose en el 4,3%, frente al 12,8% en 2017.

En definitiva, los datos recogidos por el informe muestran que sigue habiendo una fuerte orientación de las pymes hacia la financiación bancaria, aunque con un mayor peso de los fondos propios para resolver esas necesidades de financiación.

Acceso a financiación bancaria

La percepción sobre el acceso a la financiación bancaria ha empeorado ligeramente con respecto al año pasado. En los seis últimos meses, casi una de cada cinco pymes españolas (19,7%) señala haber requerido financiación bancaria, dos puntos más que hace un año (17,5%).

Sin embargo, el porcentaje de pymes con necesidades de financiación que señala haber acudido a un banco (76,7%) ha disminuido considerablemente con respecto al pasado año (91,1%). Esto puede deberse al mayor protagonismo de los fondos propios en la financiación de las pymes.

Por su parte, son muchas las empresas que han obtenido una respuesta positiva de las entidades bancarias, ya que el 87,5% de las pymes con necesidades de financiación bancaria la ha obtenido y aceptado. Este resultado es el mejor de todo el período analizado. Por el contrario, tan sólo un 3,6% de las pymes han visto denegada su solicitud, cuando hace un año era el 5,3%.

Cabe destacar también la reducción considerable en el número de pymes que no ha solicitado la financiación a pesar de necesitarla, del 8,7% al 2,1%.

El informe también señala un incremento en el porcentaje de pymes que obtuvo el 100% de la financiación solicitada, que alcanza el 91,4% (frente al 84,8% en el mismo periodo de 2017). Sin embargo, ha crecido el número de empresas que señalan un empeoramiento en los plazos de devolución: para el 34,7% esos plazos han sido inferiores a los deseados. Por último, la exigencia de garantías a las empresas ha avanzado en los últimos doce meses, hasta el 46,7%.

Necesidades de garantías entre las pymes

Dadas las mayores necesidades de financiación de las pymes, el incremento en las exigencias de garantías en la financiación bancaria y el aumento de ésta, el porcentaje de empresas con necesidades de garantías o avales ha aumentado en el último año hasta el 11,5%, que es el mayor porcentaje de la serie histórica. (Gráfico 5)

Esos mayores requerimientos se dan en Agricultura, Transporte y correos, y Servicios a las empresas, además de en empresas innovadoras, exportadoras y empresas de nueva creación o en fase de consolidación.

El Informe apunta a diferencias muy notables por tamaño empresarial en lo referido a esas necesidades de garantías, dado que entre las medianas empresas el porcentaje se sitúa en el 33,3%, mientras que entre los autónomos representa el 9,4%.

Con respecto al destino de las garantías, en el 6,2% del total de pymes con necesidades de financiación fue para la consecución de avales técnicos, en el 3,7% para circulante y en el 2,7% para inversiones. Los avales técnicos han experimentado un aumento significativo, en línea con la mayor actividad de las empresas.

Conocimiento y prestaciones de las sociedades de garantía

El Informe pone de manifiesto que, en los dos últimos años, ha mejorado considerablemente el grado de conocimiento que las pymes españolas tienen de las sociedades de garantía. En este sentido, el porcentaje de pymes que conoce los servicios de las SGR, haya recurrido a ellos o no, ha ascendido del 12,8% en 2016 al 21,3% en 2018.

El informe también señala que, si se considera la evolución de los últimos años, las empresas que conocen los servicios de las SGR cada vez identifican en mayor medida los beneficios que aportan a las pymes:

  • Mejora en el acceso a financiación (74,1% frente al 61,4% en 2015).
  • Asesoramiento adecuado (69,7% frente al 54,9% en 2015).
  • Posibilidad de mayores importes en la financiación bancaria (67,9%, frente al 50,2% en 2015)
  • Ampliación de plazos de devolución (63,6% frente al 34,4% en 2015).
  • Reducción de costes de financiación bancaria (57,4% frente al 36,4% en 2015).

Con Aval Sí

Con Aval Sí, la plataforma en internet de las 18 sociedades de garantía, se lanzó en septiembre de 2017 con el objetivo de hacer convivir la marca territorial (de cada una de las sociedades de garantía) con la marca paraguas. Esa novedosa herramienta online ha permitido dotar de mayor proyección al Sistema Nacional de Garantías. En su primer año de vida, Con Aval Sí ya ha permitido gestionar 4.300 expedientes, por un valor total de 602 millones de euros.

De enero a septiembre de 2018, las 18 sociedades que componen el Sistema Nacional de garantías han formalizado avales por 945 millones de euros, a partir de 14.000 operaciones, lo que representa un crecimiento del 12 por ciento con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El riesgo vivo que acumulan las SGR en la actualidad supera los 4.100 millones de euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.