www.economiadehoy.es
La Cámara de Barcelona exige que se afronten los retos de inversión pendientes en Cercanías para recuperar el nivel de demanda de 2006
Ampliar

La Cámara de Barcelona exige que se afronten los retos de inversión pendientes en Cercanías para recuperar el nivel de demanda de 2006

lunes 28 de enero de 2019, 07:08h
Sin presupuestos en Barcelona, Cataluña y España resulta más difícil atender las necesidades metropolitanas de infraestructuras de movilidad. id:41157

La Cámara de Barcelona exige que se afronten los retos de inversión pendientes en Cercanías para recuperar el nivel de demanda de 2006
Ampliar

La Cámara de Comercio de Barcelona celebra los registros históricos alcanzados por el sistema de transporte público metropolitano, que en 2018 ha superado por primera vez el umbral de los 1.000 millones de viajeros, con un crecimiento global del 4% respecto al 2017.

De hecho, en los términos de demanda anual móvil que publica la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM), entendida como las validaciones de los doce meses anteriores a la fecha de medición, este umbral se logró por primera vez al cierre del pasado mes de julio y se ha ido consolidando a lo largo del segundo semestre hasta cerrar el año con 1.025 millones de viajes.

Todas las modalidades de transporte público han aumentado los usuarios en el último año, hasta alcanzar en conjunto 39,3 millones de validaciones adicionales, pero destacan el metro en valor absoluto (con un incremento de 17,1 millones de pasajeros) y, en términos relativos , los autobuses metropolitanos (+ 6,5%) y los autobuses interurbanos (+ 8,2%).

Con los datos del cierre anual de 2018 publicadas por la ATM, se constata que las Cercanías de Barcelona, gestionadas por Renfe, todavía no han recuperado los niveles de demanda del pasado. Concretamente, en 2018 transportaron un 5% de pasajeros menos que en 2006.

En comparación, el resto de modalidades de transporte han crecido significativamente durante el mismo período: el tranvía un 72,2% de (aunque no mostrarse en el gráfico anterior), el metro un 15,3%, el conjunto de los servicios de autobús el 8,6% y las líneas de Ferrocarriles de la Generalitat el 11,8%.

Una vez más, estos indicadores evidencian que hay que afrontar los retos de inversión pública pendientes a las infraestructuras de movilidad metropolitanas, con especial énfasis en las mejoras estructurales en la red de cercanías.

La realidad es que Barcelona se encuentra ante un panorama de inversiones bloqueadas mientras que el número de usuarios del transporte público en el ámbito metropolitano consolida su tendencia alcista. Además, estas necesidades metropolitanas de infraestructuras de movilidad resultarán más difíciles de atender en la medida en que Barcelona, Cataluña y España sigan sin presupuestos.

Mientras tanto, la relación entre oferta y demanda se continuará tensando, fruto del impacto sobre la movilidad de tendencias demográficas, sociales y económicas de fondo como el incremento de la población, el aumento de la movilidad obligatoria, el envejecimiento de la población o el aumento de la demanda turística en el transporte colectivo, sin que las administraciones públicas se estén comprometiendo a encarar las soluciones estructurales necesarias.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.