www.economiadehoy.es

¿Por qué la limpieza profesional es tan importante en un despacho o en una oficina?

¿Por qué la limpieza profesional es tan importante en un despacho o en una oficina?
Ampliar
miércoles 30 de enero de 2019, 11:01h
Contratar los servicios de una buena empresa de limpieza para nuestras oficinas o despachos no es solo una cuestión de higiene. La productividad de los empleados aumentará hasta un 15%. id:41316

Muchos trabajadores pasan ocho o más horas en la oficina cada día. Hacerlo en un ambiente limpio y saludable promueve el orden, rebaja el stress y mejora el confort de los empleados. Si la dirección de la empresa no se preocupa por mantener las instalaciones limpias y ordenadas, malamente lo van a hacer los trabajadores. Estas empresas que podríamos denominar “descuidadas” están limitando ellas mismas la productividad de su personal y creando mala imagen interna. Por no hablar de la mala impresión que se pueden llevar los clientes o proveedores que acudan a esa oficina “descuidada”.

Pueden encontrar mucha más información sobre las ventajas que conlleva una buena limpieza, viendo la que ofrece Limpiezas LIMAR, empresa de limpieza en Madrid, en este enlace. La limpieza, el mantenimiento adecuado y una correcta organización de la oficina evitan malos olores, pérdidas de tiempo al buscar algo, fricciones entre los compañeros y aumenta la imagen de la empresa, tanto internamente como hacia el exterior.

Para redactar esta información nos hemos dirigido a una empresa de limpieza de oficinas en Madrid, LM2, expertos en limpieza con más de 30 años de experiencia y una de las mejores empresas de limpieza de España, para conocer de primera mano como enfocan su trabajo. LM2 presta servicios de limpieza de oficinas, comunidades, industrial, de hospitales, de cristales y de garajes y tiene clientes como SEUR, BBVA y la Agencia Tributaria, entre otros muchos.

Cuestiones básicas para mantener la oficina limpia

Lo primero es planificar bien la periodicidad de cada la tarea de limpieza. Dependiendo del número de empleados, y de sus turnos y horas de trabajo, o de visitantes, de la superficie y en función de las indecencias que se puedan producir, habrá tareas diarias, semanales, mensuales y anuales. Veamos algunas:

  • Limpieza diaria de residuos, usando bolsas de basura adecuadas que eviten derrames y malos olores.
  • Limpiar diariamente todo aquello que se pueda ver, todo aquello a lo que tengamos acceso directo –mesas, sillas, etc.- con los productos adecuados para cada caso.
  • Y también, diariamente, limpiar los aseos, las cocinas o las zonas reservadas para comer o tomar un café.
  • Ya semanalmente se puede acometer la limpieza del equipamiento de oficina. Teclados, ratones, pantallas, teléfonos y, particularmente los auriculares de éstos, ya que pueden ser una vía de transmisión de enfermedades.
  • Las alfombras, las moquetas o las cortinas son auténticos almacenes de suciedad y pasarles la aspiradora cada varios días no evita que, al final, acaben llenas de polvo y bacterias. Cada cierto tiempo hay que hacer una limpieza en profundidad.
  • Los cristales, en función de las condiciones meteorológicas y de la ubicación de la oficina, necesitarán más o menos tiempo entre limpieza y limpieza. Pero no espere a que la luz ya no pase por ellos.

Como verán la limpieza de nuestra oficina hay que encomendársela a profesionales que nos ahorren tiempo y dinero y se encarguen de qué limpiar, cada cuánto tiempo y con qué productos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.