www.economiadehoy.es

¿Por qué son mejores las calderas a gas?

¿Por qué son mejores las calderas a gas?
Ampliar
martes 26 de febrero de 2019, 12:42h
Ya que las temperaturas descienden en ciertas épocas del año, es fundamental contar con los medios necesarios para conservar el calor del cuerpo, de este modo se evitan consecuencias como los resfriados o incomodidades generadas por el exceso de frío. id:42358

Por tal motivo en las casas es habitual contar con un sistema de calderas que permita mantener un ambiente agradable y tener agua caliente para bañarnos o realizar cualquier actividad que requiera su uso.

En el mercado hay muchas opciones de acuerdo al mecanismo de combustión con el que trabaje, como las de gas y las de gasoil. Pero hoy queremos hablarte sobre las calderas de gas Madrid y por qué son estas las mejores para instalar en tu hogar.

¿Qué es una caldera a gas y cómo funciona?

Las calderas consisten en un recipiente donde se produce la combustión de un gas, normalmente el gas natural que llega directamente hasta los hogares, para calentar agua y generar calor para el uso de agua sanitaria o para calentar los radiadores de las calefacciones. Las mismas funcionan por medio de un quemador, que contiene el equipo y se encarga de empezar la combustión del gas. Una vez que este se calienta, el agua que está en el recipiente se transforma en vapor, el cual se va distribuyendo por una serie de circuitos que permitirán calentar ciertas áreas de la casa.

¿Cuáles son sus tipos?

Hay tres tipos diferentes de calderas de gas, que tienen características particulares capaces de ajustarse a las necesidades que se tengan en cada hogar. De este modo, está la caldera estanca, la cual tiene sellada la cámara donde se realiza la combustión, además de que no utiliza el aire que procede del interior de los hogares. Por tal motivo, se consideran aparatos muy seguros, debido a que los gases que se generan durante la combustión no se unen con el aire que se respira.

Por otro lado, tenemos las calderas de condensación, que tienen el mismo diseño que las anteriores, pero con el plus moderno de ser capaces de reutilizar una y otra vez la energía que se produce con el mismo vapor del agua. Todo ello se logra mediante un circuito que se encarga de redireccionar los vapores que se utilizan para calentar lo que sobra de agua en el recipiente. Y aunque es un modelo más caro, sin duda es uno de los más recomendados, debido al ahorro energético y al cuidado medioambiental que se consigue a través de su uso.

¿Qué se puede decir sobre la instalación?

Lo primero que debes saber es que instalar cualquier tipo de caldera, debe ser una tarea destinada a expertos, ya que no solo se debe instalar la caldera, sino que además debe hacerse la conexión al suministro de energía. Lo más recomendable es contratar los servicios de la misma empresa donde compres el equipo, debido a que por lo general cuentan con un grupo de profesionales especializados en las marcas y modelos que allí venden.

Tal es el caso de ITRSL, que es una empresa con una gran trayectoria que sobrepasa los 25 años de experiencia en el sector de la comercialización, instalación y, por supuesto mantenimiento de las calderas a gas, así como de otros equipos. Asimismo, trabaja en conjunto con la compañía distribuidora del servicio de gas de ciudad, Naturgy, por lo que basan sus instalaciones en los cánones establecidos por la misma.

Hablemos de sus ventajas

Las calderas que funcionan con gas natural, tienen ciertas ventajas en comparación a las otras que trabajan con gasoil o gas propano. Entre las mismas te mencionaremos las siguientes:

  • Suelen tener precios bajos, y aunque los modelos de calderas de condensación si son más caros, el ahorro a largo plazo que se percibe, es realmente significativo.
  • Pueden ser instaladas dentro del hogar, debido a que no emanan gases tóxicos nocivos para la salud.
  • Son pequeñas, por lo que no ocupan mucho espacio en las habitaciones.
  • Calientan el agua rápidamente y por lo general tendrá un termostato que te ayudará a controlar los grados a los que quieres que caliente el agua.
  • Tienen un largo periodo de vida útil.
  • No generan ruidos y su mantenimiento, aunque es necesario, es más sencillo y mínimo en comparación a otros equipos.

¿Por qué son las mejores las de gas?

Cómo dijimos al principio, hay calderas que funcionan con gasoil o gas propano. Las dimensiones de estas suelen ser más grandes, debido a que requieren un depósito adicional para almacenar los combustibles, por lo que definitivamente ocupan más espacio. Además de ello, necesitan tener un tipo de conexión al exterior, donde sea posible expulsar los gases producidos en la combustión, por lo que se requiere más trabajo en la instalación. Mientras que, las calderas de gas natural son más simples y convenientes, al mismo tiempo que eficientes, seguras y económicas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.