www.economiadehoy.es

El consumo seguirá siendo el motor de nuestra economía mientras la tasa de desempleo se mantenga en los niveles actuales

El consumo seguirá siendo el motor de nuestra economía mientras la tasa de desempleo se mantenga en los niveles actuales
viernes 01 de marzo de 2019, 07:55h
El turismo y el sector inmobiliario, afortunadamente, siguen mostrando fortalezas en el medio plazo. id:42490

Observatorio Financiero del Consejo General de Economista:

A pesar del crecimiento del PIB del 0,7 % en el último trimestre de 2018, la realidad es que, descontado el tirón puntual del consumo en Navidades, lo esperado es que volvamos al 0,6% en este trimestre.

Los factores externos que nos eran favorables han desaparecido. Afortunadamente, el endurecimiento previsto de la política monetaria del BCE, así como de la FED, se ha atemperado a la vista del declinar económico mundial. La subida del precio del petróleo tampoco nos es favorable, máxime en un contexto de desaceleración.

2019

2020

PIB

2,1%

1,7%

Inflación

1,9%

2%

Paro

14%

13,25%

Consumo

1,8%

1,6%

Exportaciones

3%

3,5%

Tasa de ahorro

5,5%

5,8%

Bono a 10 años

1,2%-1,8%

1,6%-2,0%

La recesión ya constatada en Italia, los últimos datos de crecimiento negativo en Alemania y, en general, el pobre crecimiento de la Eurozona restan fuerza a nuestras exportaciones, que van a seguir con su aportación negativa al crecimiento. A favor de este sector, nuestra baja inflación y la contención salarial, que redundan en una mayor productividad, así como la caída de la moneda única respecto al dólar que se está produciendo.

La facturación industrial, con datos a diciembre de 2018, sufre un descenso del 5% en tasa interanual y es uno de los sectores que vemos se van a ver más afectados en el año en curso.

El turismo y el sector inmobiliario, afortunadamente, siguen mostrando fortalezas en el medio plazo. En el caso del turismosu comportamiento dependerá del desenlace del Brexit, donde apostamos por un acuerdo no traumático.

El consumo seguirá siendo el motor de nuestra economíamientras la tasa de desempleo se mantenga en los niveles actuales. La subida de pensiones y de los sueldos de los funcionarios, el incremento de personal en las Administraciones Públicas, así como la baja inflación, que no deteriora el poder adquisitivo, juegan a favor de esta continuidad en la aportación del consumo. La paradoja: que estas subidas sean superiores a la inflación, algo poco habitual en la ortodoxia económica.

Podría producirse un aumento del gasto público, que conllevaría un alejamiento de los objetivos de déficit hasta superar el 2,5% de PIB, muy por encima del 1,3% establecido. Asimismo, el incremento de la deuda y la "patada adelante" del problema de las pensiones son temas de absoluta preocupación. Gracias a la política del BCE, nuestra prima de riesgo no se resiente y los mercados se financian a tipos muy bajos. Al respecto, sería necesario conseguir ahora el máximo de financiación al mayor plazo posible, para reducir con intereses bajos el coste medio de nuestra deuda ante un posible cambio de signo de la política de tipos.

Sin presupuestos, y en año electoral (con el consiguiente frenazo político y económico) con guiños electoralistas de alto coste futuro, no nos hallamos en el mejor de los escenarios para el cierre de este primer trimestre del año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.