www.economiadehoy.es
Las criptomonedas pierden valor y fiabilidad en el mercado
Ampliar

Las criptomonedas pierden valor y fiabilidad en el mercado

miércoles 13 de marzo de 2019, 22:16h
El fenómeno de las criptodivisas, con el Bitcoin en cabeza, ha retrocedido a pasos de gigante. id:43058

El dinero es algo que también evoluciona. Desde el lejano trueque hasta el sistema de pago actual han pasado muchos siglos de historia que han visto numerosos cambios en moneda y billetes. Así, con la suma de la tecnología, hace pocos años pudimos ser testigos del boom de la criptomoneda. Con el bitcoin a la cabeza, la popularidad de este tipo de divisa se acrecentó exponencialmente, hasta el punto de postularse como el siguiente paso para el dinero.

Empresas adaptándose a su propuesta, incontables noticias hablando de personas que se habían hecho ricas por invertir a tiempo y una curva ascendente que parecía imparable. Esta nueva forma de dinero tenía todas las papeletas de ser un gran salto evolutivo gracias a su facilidad de uso y a su propuesta rompedora, pero no parece haber seguido adelante con la misma fuerza que había comenzado a moverse a nivel internacional.

El Bitcoin sirve como ejemplo paradigmático de lo bueno y lo malo de las cibermonedas desde su nacimiento allá por el año 2009. Comenzó con un valor de tan solo unos céntimos, pero en años llegó a superar la barrera de los 17.000 euros por unidad de moneda, algo que atrajo las miradas no solo de inversores, sino también de medios y de empresas. Pero que también despertó mucho escepticismo.

El inversor necesita confianza, sobre todo cuando se mueve en un terreno tan novedoso y volátil como el de la criptomoneda, explica Alex Eser, uno de los propietarios de la web MONEDEROsmart. Esta confianza es una que se fraguó a base de promesas por parte de brokers y demás profesionales muy ligados a todo el terreno de las criptomonedas, amén de por una carrera meteórica hacia lo más alto en valores; pero que precedió a una caída sin precedentes.

¿Cómo es posible que una moneda con tanto potencial haya pasado a valer menos de la mitad de lo que alcanzó con su pico? Son muchos los factores que apuntan a ello, pero el más importante en toda esta historia es el psicológico.

Bitcoin y criptomonedas: un viaje de la cima al fango

Lo cierto es que un análisis de todo el panorama internacional deja claro el motivo de este descenso en su valor. El Bitcoin, como todas las criptomonedas importantes, se apoya en un proceso conocido como blockchain, algo carente de control por parte de los gobiernos que daba una total libertad a los usuarios de esta moneda.

No obstante, cada vez más países han comenzado a instaurar protocolos de control y seguimiento de este sistema, véase el caso de China. Al limitarse la que parecía una de las principales bondades de las cibermonedas, los inversores poco a poco comenzaron a perder la confianza en ella, sobre todo por lo restrictivo de los protocolos de control de los blockchains.

Otro factor importante en esta merma a la confianza es la fluctuación de estas monedas. De nuevo, de vuelta a los valores del Bitcoin, la estabilidad se antoja como el último adjetivo para definir su desarrollo. En el tramo de tiempo desde octubre de 2017 hasta diciembre del mismo año, la moneda pasó de valer 4.000 dólares a subir hasta los 20.000 aproximadamente.

Semejante incremento tuvo mucho que ver con la especulación en el mercado, como también con las denominadas “ballenas”. Compradores que adquirían grandes volúmenes para aumentar el valor e incentivar así al resto a comprar para que, como un círculo vicioso, todo siguiera subiendo para dar más motivos a la gente para confiar en la fortaleza de esta moneda.

No obstante, ya en su punto más álgido, el afán por hacer dinero con lo conseguido se tradujo en ventas que poco a poco fueron disminuyendo el precio de la moneda virtual. De hecho, el comienzo fue tan fuerte que la caída fue casi en picado, haciendo a muchos perder dinero al pensar que la senda seguía hacia arriba.

Esta situación de caída, junto con el cada vez mayor coste de conseguir monedas a través de la minería de datos, han sido los dos grandes responsables de hacer que las criptomonedas hayan vuelto incluso más atrás de su punto de partida en cuanto a acogida por parte de la audiencia.

Si bien es cierto que cada vez más empresas apuestan por ellas, con propuestas que difieren ligera o notablemente en lo que respecta al uso del sistema blockchain, también lo es que las cibermonedas han demostrado no ser el nuevo paraíso para los inversores, tal y como se venía anticipando.

Sus números actuales, no obstante, sí se antojan estables. Aún así, necesitan mantenerse con el paso de los años para establecer una base sólida que permita a consumidores, inversores y profesionales confiar en lo que ofrecen para, esta vez, poder hablar de un verdadero paso evolutivo en el campo económico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.