www.economiadehoy.es

IN-Campus: nuevo parque tecnológico de Audi

IN-Campus: nuevo parque tecnológico de Audi
Ampliar

Un lugar que alojará a miles de expertos altamente capacitados

martes 19 de marzo de 2019, 23:24h
Las 75 hectáreas al este de Ingolstadt fueron anteriormente una refinería. El proyecto de regeneración es uno de los mayores de Alemania. Entre los métodos especiales utilizados para su construcción están la aspersión por aire, excavación en panal, lavado del terreno y tratamiento del agua freática. id:43277
Audi está construyendo su futuro y, para ello, regenera una zona industrial baldía. No lejos de la factoría principal en Ingolstadt, la compañía está desarrollando IN-Campus, un parque tecnológico de 75 hectáreas, en la ubicación de una antigua refinería de petróleo. IN-Campus GmbH, una empresa conjunta entre AUDI AG y la ciudad de Ingolstadt, está trabajando con colaboradores para emplear innovadores métodos de descontaminación de la tierra en lugares polucionados. Este proyecto de recuperación es uno de los mayores de Alemania y no tiene precedentes como iniciativa medioambiental en Baviera. La descontaminación, que ya se lleva a cabo desde hace un año, está previsto que concluya a finales de 2022.

El nombre “IN-Campus” se refiere al parque tecnológico que va a construir Audi en Ingolstadt, un centro de desarrollo y diseño preliminar que más adelante será el lugar donde trabajarán miles de expertos. En el IN-Campus, Audi creará espacio para la diversidad y la cultura de la innovación. Será un nuevo universo de trabajo para empleados de Audi altamente capacitados, así como para los proveedores de la tecnología más avanzada. La compañía se ha asociado con la ciudad de Ingolstadt para formar una empresa conjunta llamada IN-Campus GmbH. IN-Campus llevará nueva vida a un terreno industrial baldío y altamente polucionado. Está previsto que el proceso de limpieza y descontaminación dure unos cinco años.

El IN-Campus estará situado en el emplazamiento de una antigua refinería al este de Ingolstadt, que produjo distintos derivados del petróleo durante 43 años. Cesó sus operaciones en 2008 y la demolición de las instalaciones continuó hasta 2013. En otoño de 2015, IN-Campus GmbH, la compañía creada específicamente para el proyecto, adquirió tres cuartas partes del emplazamiento, que se extiende a casi 100 hectáreas, por el precio simbólico de un euro. Solo unos meses más tarde se firmó el contrato público de regeneración.

Las aproximadamente 1.200 operaciones de perforación y los 50.000 análisis de laboratorio llevados a cabo durante varios años han revelado que 22 de las 75 hectáreas están contaminadas y necesitan regeneración. El suelo contiene 900 toneladas métricas de fueloil, 200 toneladas métricas de gasolina ligera y 100 kilogramos de compuestos perfluorados y polifluorados (PFC). ARGE IN-Campus GbR, un consorcio de tres compañías especializadas, inició los trabajos de regeneración en otoño de 2017. El proyecto incorpora cuatro métodos: tratamiento del agua freática, aspersión por aire, excavación con contenedores tipo panal y lavado descendente del suelo.

El tratamiento del agua freática comprende diez pozos equipados con bombas eléctricas que extraen del suelo el agua subterránea contaminada. Un sistema de tratamiento elimina más del 99,9% de los contaminantes. El método de aspersión por aire está concebido para contrarrestar los hidrocarburos volátiles que componen la gasolina. Se inyecta aire dentro del suelo a través de cientos de tuberías y se recogen los compuestos contaminantes disueltos en la tierra y el agua subterránea. Justo debajo de la superficie de ese lugar, se extrae el aire mediante tuberías de drenaje y se limpia.

Para eliminar los residuos de compuestos PFC utilizados para espumas aislantes y los hidrocarburos del petróleo dejados por el fueloil, se excava el terreno contaminado. Esto tiene lugar mediante una innovadora técnica de alta precisión en la que unos dispositivos hidráulicos clavan en la tierra por vibración hexágonos de acero. En total, hay excavadas 600.000 toneladas métricas de material del suelo, principalmente la arena y la grava características de ese lugar. Unas instalaciones para el lavado de la tierra utilizan agua para limpiar los elementos contaminantes. El agua circula a través de un sistema de tratamiento, mientras que otro sistema limpia el aire resultante. Más del 90% del material llevado hasta las instalaciones regresa a los agujeros “en panal”, el resto se desecha. La regeneración de la localización de IN-Campus es uno de los mayores proyectos de su clase en curso en Alemania y la primera recuperación de los terrenos de una refinería que se haya hecho en Baviera. Un equipo de expertos independientes controla el proceso y lo documenta con un sistema de información geoespacial. El proyecto de Audi ya ha captado un gran interés en círculos profesionales, que frecuentemente lo visitan para recoger más información.

Al margen del tratamiento del agua freática, que se espera que continúe hasta 2028, está previsto que el trabajo de regeneración concluya a finales de 2022. En el futuro, IN-Campus GmbH usará 60 hectáreas del terreno con fines de negocios e industriales, mientras que las restantes 15 hectáreas en el norte y el este se reservarán para la compensación ecológica como un bosque casi natural. La construcción de IN-Campus ya ha comenzado en la sección noroeste del emplazamiento, que no está contaminada. El primer edificio es el “Project House” para unos 1.400 Audi empleados de Audi y colaboradores que trabajarán en el campo de las nuevas tecnologías; está previsto que se termine a finales de 2020. Lo seguirán progresivamente estructuras adicionales, incluido un centro de seguridad de vehículos, un centro de sistemas y un centro de gestión de energía.

Una ventaja adicional de su ubicación geográfica es que está situado cerca de la planta principal de Audi y conectado directamente por la autopista A9, con su plan para ser usada como área digital de pruebas para el desarrollo de la conducción autónoma. La entrada a la autopista Ingolstadt Süd será ampliada con ese fin y recibirá comunicación directa con IN-Campus. Acceso libre, estructuras abiertas y espaciosas instalaciones exteriores serán distintivos del carácter del campus. El área de entrada es un gran pasillo verde en el este, que facilitará una transición casi natural al bosque junto al río. El bosque en la rivera y el Danubio marcan el límite norte de la ubicación. El IN-Campus conecta el entorno urbano con la quietud de los humedales del Danubio; crea una unión entre la tecnología avanzada y la naturaleza. De norte a sur, desde el Danubio hasta el Audi Sportpark, una amplia avenida con generosas zonas verdes recorrerá el IN-Campus en el futuro. Esta amplia “arteria del campus” será el elemento central de la zona.

Declaraciones sobre IN-Campus

Dr. Christian Lösel, Alcalde de la ciudad de Ingolstadt: “Lo que estamos creando gradualmente aquí es un centro para tecnologías e innovaciones avanzadas y pioneras. Estoy especialmente satisfecho tras esta profunda regeneración, el emplazamiento de la vieja refinería será un elemento importante del futuro en de Ingolstadt. Es un triunfo para la ciudad y para el medio ambiente”. Thomas Vogel, Director General de IN-Campus GmbH (AUDI AG): “Veo el proyecto como una gran oportunidad. Al desarrollar este área, hacemos una enorme contribución a la viabilidad futura de Ingolstadt como núcleo de tecnología avanzada para la región”. Norbert Forster, Director General de IN-Campus GmbH (IFG Ingolstadt): “Una vez que IFG y AUDI AG tengan terminado y funcionando el centro de gestión de mercancías, que ya es una de las instalaciones logísticas más avanzadas en Europa, haremos del proyecto IN-Campus otro hito en digitalización e innovación”.

Klaus Mittermaier, Presidente del Comité de Empresa de AUDI AG: “La regeneración sostenible del emplazamiento es un paso lógico hacia el futuro. Estamos convirtiendo un terreno industrial baldío en un innovador centro industrial que puede asegurar puestos de trabajo en la región y eliminar parte de la tensión en la infraestructura de Ingolstadt”. Dr. Rüdiger Recknagel, Responsable de Protección Medioambiental de AUDI AG: “Lo que realizamos aquí es un proyecto medioambiental por excelencia. Estamos adquiriendo un compromiso con Ingolstadt como localidad y, al mismo tiempo, escribiendo la historia. Nos enorgullece llevar a cabo la primera regeneración completa de unas instalaciones de refinería en Baviera, con este proyecto ecológico de recuperación. Al hacerlo, devolvemos algo tanto a la sociedad como a la naturaleza”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.