www.economiadehoy.es

Audi Traffic Light Information

Audi Traffic Light Information
Ampliar

El servicio de información de semáforos llega a Europa

domingo 02 de junio de 2019, 23:37h
Esta tecnología de vehículo a infraestructura se estrena este año en Ingolstadt. Andre Hainzlmaier, responsable de desarrollo de Smart City: “Los usuarios de Audi se sentirán más relajados. El tráfico fluirá mejor”. id:45969
Audi está introduciendo en Europa el servicio de información de semáforos de tipo V2I (vehículo a infraestructura), denominado “Traffic Light Information”. A partir de julio, la marca de los cuatro aros conectará los nuevos modelos con la red de semáforos de la ciudad alemana de Ingolstadt; otras ciudades europeas se sumarán a la iniciativa a partir de 2020. Así, los coches tendrán más probabilidades de incorporarse a la ‘ola verde’ en la ciudad: los usuarios de Audi verán en la instrumentación de su vehículo la velocidad a la que deberían circular para llegar al siguiente semáforo en fase verde. Si eso no fuese posible dentro de los límites de velocidad establecidos, se mostrará una cuenta atrás en segundos hasta la siguiente fase verde del semáforo, por lo que la conducción urbana podrá ser más relajada y eficiente. En EE.UU., los clientes de Audi utilizan este servicio desde finales de 2016. La marca de los cuatro aros es la primera del mundo en conectar sus coches de producción con los semáforos de las ciudades.

“El tráfico en ciudad, con continuos arranques y detenciones, es un fastidio. En contraste, nos sentimos encantados cuando enganchamos una ‘ola verde’ de sucesivos semáforos abiertos; pero, desafortunadamente, esto último no es muy frecuente. Con la función Traffic Light Information, los conductores tienen mayor control. Circulan más eficientemente y con más relajación pues saben, 250 metros antes de un semáforo, si llegarán a él en abierto o cerrado”, explica Andre Hainzlmaier, responsable de desarrollo de Apps, Servicios Conectados y Smart City en Audi. “En el futuro, los datos anónimos procedentes de nuestros coches pueden ayudar a que los semáforos de las ciudades adopten fases más eficientes y optimicen el flujo del tráfico”.

En EE.UU., los usuarios de Audi ya llevan dos años utilizando la función ‘Time-to-Green’: si el conductor llega al semáforo en rojo, una cuenta atrás en el Audi virtual cockpit o en el head-up display muestra los segundos restantes para la siguiente fase verde. Este servicio está disponible actualmente en más de 5.000 intersecciones en EE.UU., por ejemplo, en ciudades como Denver, Houston, Las Vegas, Los Angeles, Portland y Washington DC, entre otras. Sólo en la capital federal de los EE.UU., están conectados a la función Traffic Light Information unos 1.000 cruces. Desde el pasado mes de febrero, Audi ofrece otra función, cuyo propósito es, sobre todo, el de permitir la conducción en la denominada ‘ola verde’. El sistema GLOSA (Green Light Optimized Speed Advisory) muestra al conductor la velocidad ideal para llegar en verde al siguiente semáforo.

Ambas funciones Time-to-Green y GLOSA, se activarán en determinados modelos Audi para el inicio de este plan en Ingolstadt. Se incluyen aquí el Audi e-tron y las unidades de los A4, A6, A7, A8, Q3 y Q8 que se produzcan a partir de mediados de julio (con denominación de modelo 2020). El requisito previo es contar con el pack Audi connect Navigation & Infotainment, y también el dispositivo opcional de reconocimiento de señales de tráfico por cámara. ¿Por qué este servicio llega a Europa dos años después que en EE.UU.? “Los retos para la introducción del servicio son mucho mayores en Europa que en EE.UU., donde los sistemas de semáforos urbanos fueron planificados para áreas más extensas y con mayor uniformidad. En Europa, por el contrario, la infraestructura de tráfico se ha desarrollado de modo más local y descentralizado, y con una mayor variedad de tecnología de control”, explica Hainzlmaier. “El ritmo con el que otras ciudades se conecten a esta tecnología dependerá, sobre todo, de si se establecen estándares de datos e interfaces, y de que las ciudades digitalicen sus semáforos”.

En este proyecto, Audi está trabajando con Traffic Technologies Services (TTS). Esta empresa elabora los datos en bruto de los centros de gestión de tráfico urbanos y los transmite a los servidores de Audi. Desde aquí, la información llega a los coches a través de una conexión rápida de Internet. Audi está trabajando para ofrecer la función Traffic Light Information en nuevas ciudades de Alemania, Europa, Canadá y EE.UU. en los próximos años. En Wuxi, la gran ciudad del Este de China, Audi y sus socios están testando redes de conexión entre los coches y la red de semáforos en el contexto de un proyecto de desarrollo. En el futuro, los usuarios de Audi podrán disfrutar de funciones adicionales; por ejemplo, cuando las ‘olas verdes’ sean incorporadas a la planificación de ruta ideal. También es posible que los modelos Audi e-tron, cuando circulen hacia un semáforo en rojo, hagan una aplicación más intensa de la recuperación de energía por frenada para cargar sus baterías. Equipados con control de crucero adaptativo predictivo (pACC), los coches incluso podrán frenar por sí solos en los semáforos en rojo.

A largo plazo, el tráfico urbano se beneficiará de todo esto. Por ejemplo, cuando los vehículos envíen datos anónimos a las ciudades, los semáforos podrán operar de forma más flexible. Cualquier conductor habrá vivido situaciones en las que hay que detenerse en momentos de poco tráfico en un semáforo en rojo, mientras que no viene ningún vehículo en sentido transversal. Eso no ocurrirá con redes de semáforos conectados, que reaccionarían de acuerdo con el flujo real de tráfico. Los conductores de coches de otras marcas también podrán beneficiarse del trabajo de desarrollo que Audi está realizando con el sistema Traffic Light Information. Buenas noticias para las ciudades, que dependen de los datos anónimos de flotas de vehículos (cuanto más amplias, mejor) para lograr la gestión de tráfico más eficiente.

En el futuro, las tecnologías tipo V2I, como Traffic Light Information, facilitarán la conducción autónoma. “Una ciudad es uno de los más complejos entornos posibles para un coche de conducción autónoma. No obstante, el vehículo debe poder gestionar siempre la situación, incluso con lluvia o nieve. El intercambio de datos con la infraestructura de tráfico puede ser altamente relevante para ello”, explica Hainzlmaier.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.