www.economiadehoy.es
John Morrison, Vicepresidente de EMEA Extreme Networks.
Ampliar
John Morrison, Vicepresidente de EMEA Extreme Networks.

La tecnología Wi-Fi encuentra un campo de aplicación solidario

OPINIÓN: Por John Morrison, Vicepresidente de EMEA Extreme Networks

viernes 05 de julio de 2019, 18:31h
Con la puesta en el mercado de Wi-Fi6 y de la tecnología 5G es fácil olvidar lo que realmente ha significado Wi-Fi durante estos últimos 20 años. id:47396
Para la mayoría de nosotros simboliza una revolución inalámbrica que transformó por completo la forma en que vivimos y trabajamos. Desde auriculares inalámbricos y ordenadores portátiles hasta las impresoras y servidores, las redes inalámbricas se han vuelto casi omnipresentes hoy en día y están detrás de todos los aspectos de la vida moderna.

Pero si la tecnología Wi-Fi ha cambiado radicalmente nuestra forma de vida personal y profesional, aún ha tenido mayor impacto en la sociedad en general. En particular, ahora se está utilizando para ayudar a conectar a las personas necesitadas, ya sea en países devastados por la guerra, en campos de refugiados o proporcionando a médicos que se encuentran en lugares remotos el acceso a la información que necesitan para atender a los pacientes.

En el Reino Unido, por ejemplo, hay una organización sin ánimo de lucro que se dedica a proporcionar acceso a Internet a personas necesitadas durante crisis humanitarias. En los últimos años han ofrecido conectividad Wi-Fi a refugiados en campos de Francia, Bélgica, Serbia y otros países del mundo, y les han ayudado comunicar con sus familiares para que supieran dónde se encontraban y en qué condiciones estaban. Solo en Francia y Bélgica, han logrado ayudar a casi 3.000 personas.

Otro ejemplo lo tenemos en Estados Unidos, donde una organización benéfica educativa de San Francisco ha diseñado autobuses especiales equipados con Wi-Fi que se desplazan a barrios desfavorecidos de la ciudad y ofrecen a los estudiantes de la zona acceso a tecnologías que podrían no tener en sus casas y las utilizan para hacer trabajos escolares. Iniciativas como éstas contribuyen a eliminar la “brecha tecnológica” que a menudo afecta a personas en entornos desfavorecidos.

Incluso en catástrofes naturales, Wi-Fi juega ahora un papel crucial. Un caso muy llamativo es el proyecto Owl, que consiste en crear una red Wi-fi con puntos de acceso instalados en patitos de goma, y que se ha probado en casos de huracanes, inundaciones o terremotos en Puerto Rico. Los patitos, insumergibles, están equipados con tecnología Wi-Fi y crean una red de malla de comunicación mediante la cual las personas pueden conectarse en situaciones de emergencia para buscar refugio o encontrar seguridad.

Aunque el futuro de Wi-Fi estará sobre todo en nuestros hogares conectados, en las empresas y en las ciudades inteligentes, es importante recordar el impacto tan positivo que esta tecnología ya ha tenido en el mundo de hoy. Sea lo que sea lo que depare el futuro, será emocionante ver cómo estas tecnologías continuarán ayudando a las personas que más lo necesitan en los próximos años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.