www.economiadehoy.es
Usando un televisor para publicidad en escaparate, ¿buena idea?
Ampliar

Usando un televisor para publicidad en escaparate, ¿buena idea?

sábado 20 de julio de 2019, 09:06h
Instalar una pantalla LED en un escaparate es una magnífica idea. Ahora explicaremos los motivos. Pero desde el principio hay que tener muy claro que no se debe confundir una pantalla LED con un televisor. id: 47986

Un escaparate ha de ser lo más vistoso posible y debe ofrecer la mayor información sobre los productos o servicios que prestamos en nuestra tienda o local. Así el escaparatismo es considerado todo un arte cuando consigue llamar la atención de cientos o miles de personas.

Añadiendo una pantalla LED publicitaria al escaparate podremos hacerlo aún más impactante, al ofrecer imágenes, presentaciones o vídeos que capten la atención de los consumidores que pasen por delante de él.

Pantalla led sí, televisor no

Al estar expuestos a la luz solar directa los televisores ofrecen una calidad de imagen muy mala. Sucede lo mismo que con los móviles: a plena luz del día son muy difíciles de mirar. Tanto en los televisores como los móviles, aún con el brillo al máximo nivel, la visualización es deficiente, se dificulta y lo que intentamos ver sencillamente se ve mal.

En cambio, las pantallas LED están diseñadas para contrarrestar la luz ambiental. Si los chips LED son de buena calidad, la pantalla LED mostrará siempre imágenes brillantes que pueden soportar perfectamente la incidencia directa de los rayos del Sol, ya sea a medio día o a la puesta. Ese mayor brillo de una pantalla LED es lo que permite que siempre se vea bien. Sin embargo, los televisores nunca pueden alcanzar ese brillo y por eso no es aconsejable su instalación en un escaparate. Ya que invertimos dinero en mejorar el escaparate, por lo menos que se vea bien.

Además de la luz, el calor dentro del escaparate es otro factor que juega en contra de los televisores. Con la temperatura subiendo y un limitado o directamente inexistente sistema de refrigeración, el televisor LED está expuesto a ver su vida útil comprometida. Por eso hacer publicidad con pantallas es la opción más segura y rentable, aunque la inversión inicial pueda ser algo mayor.

Si ya estamos decididos a comprar pantalla LED, debemos tener en cuenta un aspecto muy importante, ya que lo barato suele salir caro:

Elegir una pantalla LED fabricada con chips de calidad. Las que están fabricadas con chips de cobre producen mucho más calor que las que están fabricadas con chips de oro. El oro disipa mucho más el calor. Una pantalla publicitaria de calidad debe funcionar sin calentarse demasiado, sin generar ruido y sin generar costos colaterales, como pueden ser la necesidad de instalar aire acondicionado o ventiladores.

Los chips LED de alta calidad utilizan hilos de oro, a sabiendas de que este material posee prestaciones superiores, ofreciendo mejores resultados finales. Como todos sabemos, el oro es un metal costoso y aún en su aplicación industrial sigue considerándose como precioso.

Desde luego, siempre que nos lanzamos a hacer una inversión existen limitaciones presupuestarias, pero en el caso concreto de una pantalla LED, tenemos que tener en cuenta que lo que queremos es mejorar nuestra imagen ante el público. Por eso siempre será mejor invertir en un equipo de calidad y con garantía que en el algo más barato para salir del paso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

1 comentarios