www.economiadehoy.es

"Uno de los mejores cortadores de jamón del mundo"

Diego Hernández avala la franquicia Olibher

miércoles 25 de mayo de 2016, 08:00h
Diego Hernández avala la franquicia Olibher
El Maestro cortador de jamón, uno de los mejores del mundo, forma parte de esta empresa familiar.
Diego Hernández, considerado uno de los mejores cortadores de jamón del mundo, con numerosos premios y galardones, lleva 18 años formando parte de la empresa familiar Olibher, que recientemente ha iniciado una nueva etapa de crecimiento nacional a través del modelo de franquicia.

Diego Hernández es una figura de referencia dentro de los cortadores profesionales del mundo. Se trata del primer cortador en conseguir un Record Guinness a nivel mundial de cortador de jamón en 2007 y por segunda vez en 2011. A nivel nacional es el Campeón de España en 2008 y ha sido reconocido, entre otros galardones, como el primer cortador oficial de jamón ibérico en mercados como EEUU o Canadá.

Tras dedicar cerca de 20 años en el cortado profesional del jamón y recorrer cerca de 27 países con esta profesión, actualmente Diego centra su carrera en la promoción de su marca propia de embutidos, sin olvidar el corte en los mejores lugares y emblemáticos del mundo. Esta línea de negocio es la que se comercializa actualmente en las tiendas Olibher, de la cual es propietario junto con otros miembros de su familia.

Para Diego, lo más importante es “el trabajo constante y no perder nunca la ilusión, no hay otra manera de conseguir los objetivos y como digo siempre; lo que hagas, hazlo con el corazón. Como decía mi abuelo, fundador de Olibher, "antes de dar un paso hacia adelante, asegúrate de que este el otro bien asentado".

Olibher es una empresa especializada en la venta y distribución de aceitunas y encurtidos. Fue fundada por Vicente Hernández en 1965 en la ciudad de Valladolid. Tras consolidarse como referente en Castilla León la segunda generación de la familia, de la que forma parte Diego, ha decidido comenzar con la expansión nacional de la empresa a través del modelo de franquicias.

Olibher ofrece un modelo de negocio con alto potencial de crecimiento con una oferta comercial de productos tradicionales de gran calidad. Las tiendas cuentan con una gran variedad que engloba desde las aceitunas y encurtidos hasta embutidos ibéricos y derivados, legumbres, bacalao y salazones y conservas. En cuanto a los embutidos, Diego Hernández se encarga de seleccionar a mano cada una de las piezas para asegurar la mejor calidad del producto.

Actualmente la empresa cuenta con siete puntos de venta y una planta de envasado desde la que se distribuyen sus productos a toda la geografía. Para poner en funcionamiento una tienda de la marca es necesaria una inversión a partir de 95.000 euros para locales con un mínimo de 60 metros cuadrados ubicados en poblaciones con más de 50.000 habitantes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.