www.economiadehoy.es

¿Cómo ahorrar en electricidad con los ventiladores de techo con motores DC?

¿Cómo ahorrar en electricidad con los ventiladores de techo con motores DC?
Ampliar
sábado 21 de diciembre de 2019, 08:10h
Temperaturas bajas, lluvia y en según qué ciudades españolas, nieve. Estos son los elementos típicos del otoño y del invierno que ya hemos entrado en él. id:53477
Lo cierto es que debemos protegernos de todo ello para evitar constipados que puedan ocasionarnos cierto malestar. Por ello, hay que optar por ropa de abrigo para salir a la calle y además, por calefacción cuando estamos en casa. En este último aspecto, observamos cómo el empleo de ello aumenta significativamente el gasto en los recibos y no solo en invierno, sino también en verano. Por esa razón, lo mejor es optar por un ventilador de techo DC que pueda redistribuir el ciare caliente. ¿Hasta qué punto puede ayudarnos a ahorrar un ventilador de este tipo? En este artículo desvelamos la respuesta.

Tener un ventilador de techo significará ahorrar dinero

Frigoríficos, hornos, lavadores, aires acondicionados… En una vivienda existen multitud de electrodomésticos que nos hacen la vida más cómoda. Gracias a ellos, nos permiten vivir mejor y con mayor comodidad, pero lo cierto es que implican un gasto de electricidad añadido. Si bien actualmente, se están creando aparatos que consumen cada vez menos, es importante fijarse en cómo poder ahorrar cierta cantidad de dinero en el uso que hacemos de ello.

Una solución eficaz es adquirir un ventilador de techo con motor DC. Independientemente de cuál sea el modelo y qué precio tenga, si hay un aspecto común en todos ellos es que el dinero que nos gastemos en él, implicará que sea rentable a medio o largo plazo. Los motores DC consumen hasta un 50% menos que los motores convencionales AC y además, en verano consumen mucho menos que los aires acondicionados. Asimismo, ayudan a mover el frío de los aires acondicionados rápidamente, por lo que el consumo de estos aparatos se reduce considerablemente. Lo mismo ocurre en el caso de la calefacción, ya que los ventiladores también redistribuyen el aire caliente, a la vez que ayudan a crear espacios más limpios y menos agobiantes de calor.

Como muchos sabrán, el aire caliente sube, mientras que el aire frío al ser más denso, baja. Consiste en un movimiento natural del aire que se conoce como convección, ocasionando que en un espacio cerrado la temperatura que hay próxima al techo sea hasta 8ºC más alta que la del suelo. Todo ello origina lo que se conoce como estratificación del aire, que es un problema tanto en inverno como en verano. En inverno, necesitamos que el aire caliente atrapado en el techo baje y en verano que el frío atrapado en el suelo, suba. Para todo ello, el ventilador de techo es realmente útil, ya que fuerza la circulación del aire en la habitación.

De esta manera, conseguimos una temperatura más homogénea, por lo que obtenemos un mayor confort y ahorramos dinero. Lo cierto es que los ventiladores de techo ayudan a consumir un 90% menos de electricidad que un aire acondicionado antiguo. Por ese motivo, cada vez hay más personas que optan por ellos no solo por el reducido gasto energético, sino también porque el aire que mueven no es tan nocivo como el de los aires acondicionados. Un aparato como el aire acondicionado puede gastar hasta 1.000 W, mientras que los ventiladores de techo gastan una media de entre 3W (velocidad baja) y 30 W(velocidad alta).

Tips para escoger y colocar el ventilador de techo perfecto

A la hora de escoger un ventilador de techo, es importante seguir algunos consejos. En primer lugar, debemos pensar en su diseño y color, para que no rompa en exceso con la estética de la estancia de la casa donde vayamos a colocarlo. Lo siguiente, será escoger cuál será el tamaño que tendrá y dónde lo colocaremos exactamente. Hay que tener en cuenta, que si el techo es alto y el ventilador es demasiado pequeño, no refrescará lo suficiente ni moverá tampoco el aire de la calefacción.

Lo mejor es colocarlo en el centro de la habitación donde lo vayamos a poner. Así, podremos distribuir mucho mejor el aire que ventila y vigilar que tanto la base del ventilador como las aspas no estén ni mal colocadas ni flojas, para que no causen ruidos y vibraciones molestas.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que un aparato de aire acondicionado o uno de calefacción implican un mayor consumo por el número de horas en que los hacemos funcionar. En verano e invierno, el promedio de horas en que están funcionando es de 6 horas de lunes a viernes y de 8 horas los sábados y domingos, además de días festivos. Todo ello provoca que lo utilicemos más de 170 horas mensuales, con un gasto que alcanzaría hasta los 35-40 euros mensuales de más. Sin embargo, gracias al ventilador de techo conseguiremos reducir este número de horas y además, consume mucho menos, puesto que se sitúa entre 15 y 17 euros mensuales.

Ahora que conocemos todo lo necesario para apostar por los ventiladores de techo, es el momento de incluirlos en nuestras viviendas para disfrutar de un aire más sano, limpio y económico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.