www.economiadehoy.es
¿Qué debe ofrecer un buen hotel? Las claves del éxito de los 5 estrellas
Ampliar

¿Qué debe ofrecer un buen hotel? Las claves del éxito de los 5 estrellas

martes 07 de enero de 2020, 19:18h
Todos los hoteles se clasifican siguiendo un sistema de estrellas que se basa, especialmente, en las calidades de sus instalaciones y los servicios ofrecidos. id:53883
No obstante, hay algo que está incluso por encima de eso: la satisfacción del consumidor. El cliente manda en la hostelería y conseguir que esté contento es la clave de cualquier negocio en este campo. Pero, ¿cómo conseguirlo?

Responder a esa cuestión es la principal meta de todos los hoteles que abren sus puertas, y algo que obliga a mirar a aquellos que ya han conseguido despuntar en este campo. Las claves sobre lo que debe ofrecer un buen hotel se extraen de los grandes 5 estrellas. Sus propuestas, adaptadas a las limitaciones de cada negocio, son la mejor forma de conseguir que quien acuda repita, y eso es algo que, especialmente, pasa por centrarse en los pequeños detalles.

Esos mismos que vamos a repasar a continuación y que van desde la conexión a internet de calidad hasta el uso de buenas sábanas, como las sábanas de hostelería de Itexa. Todo eso es fundamental para que un hotel normal pase a ser uno de calidad y pueda, incluso, plantearse subir en el escalafón para llegar a lo más alto del sector. Todo eso es lo que vas a poder aprender aquí.

¿Qué debe ofrecer un hotel para satisfacer a sus huéspedes?

Hay muchos aspectos que se deben cubrir en un hotel para conseguir un alto grado de satisfacción entre quienes lo visitan. Los que vas a ver a continuación son, probablemente, los más importantes de todos. Desde la limpieza hasta el descanso o la conexión a internet, todo eso suma en el resultado final.

Un buen descanso

Quien hace noche en un hotel necesita que su sueño sea reparador. Los viajeros buscan siempre la mayor calidad en el descanso para poder seguir disfrutando de sus vacaciones a pleno rendimiento. Eso implica una cama que sea totalmente cómoda y, también, que tenga materiales de primera calidad. El tamaño aquí importa mucho, de hecho más de un huésped está dispuesto a pagar un extra para contar con camas de mayores dimensiones.

Aunque esta es una faceta que se ha mejorado mucho en los últimos años, sigue teniendo flecos sueltos en muchos hoteles. Desde estudiar la posición perfecta para la cama hasta el uso de las sábanas adecuadas, como las que se ofrecen en Itexa.es, son esos pequeños detalles a tener en cuenta. Evitar que el sol dé de frente desde las ventanas, evitar un tacto extraño en las sábanas. Todo eso, y más, influye muchísimo en el buen descanso de los huéspedes.

Limpieza, ante todo

Nadie quiere dormir en una habitación sucia, y esa es la primera asignatura pendiente de muchos establecimientos. La limpieza es fundamental para que la clientela esté satisfecha con su estancia. Desde las alfombras hasta los muebles, pasando por el cambio de sábanas fundamental en las camas a diario. Todo suma en la satisfacción y la alegría de quienes se quedan en la habitación.

Huelga decir que la limpieza de los baños también es muy importante. Hay que renovar toallas cada día, hacer limpiezas a fondo en todo lo relacionado con el higiene personal. No se puede descuidar nada y hay que hacer especial hincapié en este aspecto. Tanto la limpieza como la garantía de un buen descanso son los pilares fundamentales de un buen servicio. Y más en la hostelería. No lo olvides.

Atención de diez

Junto a todo esto está, por supuesto, la atención que se brinde al público. Es cierto que procesos como el check-in y el check-out se están automatizando, pero, cuando hay una necesidad, siempre se acude al mostrador de recepción. Ahí es donde la cordialidad debe primar en todo momento, incluso cuando se llama por teléfono para recurrir al servicio de habitaciones.

Sonrisa siempre y buena actitud al resolver cualquier petición o responder a cualquier cuestión sobre los servicios. No hay que olvidar que la comodidad del cliente es lo primordial, y el trato también influye mucho en esta faceta.

Internet, cuanto más rápido, mejor

A día de hoy, es imposible pasar una jornada sin conectarse a internet. En los viajes por placer puede no ser tan necesario, pero, cuando se hace un viaje por negocio y se debe trabajar a distancia, una buena conexión es primordial. Los hoteles deben asegurarse de ofrecer conexiones a internet acordes a los tiempos que corren. Es decir, deben ofrecer un servicio de internet con una buena velocidad.

Algo en lo que muchos flaquean y que rompe con lo que podría ser la guinda del pastel. Apostar por esta tecnología y reforzarla, ofreciendo servicios gratuitos y de pago para los huéspedes, es la combinación perfecta. Así, se consigue un servicio básico y de calidad, pero también uno avanzado y exquisito para los más exigentes.

Sin esto, es imposible garantizar la satisfacción de todo aquel que pase por el hotel. Este tipo de propuestas son las que se encontrarían en los mejores hoteles, y es lo que se debe adoptar en cualquiera para acercarse al éxito. A través de pequeños cambios, cuidando los detalles de las habitaciones y también de los demás servicios que se ofrezcan. Así, poco a poco, se puede conseguir un aumento en la tasa de satisfacción de quienes se hospeden y llegar más lejos con un hotel.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.